Los 12 hitos del arte argentino en 2017

Los 12 hitos del arte argentino en 2017

Muestras de nivel internacional, remodelaciones, ferias, obras del MoMA y un Diego Rivera de u$s 15.000.000. El 2017 será recordado como el año en que el arte argentino se proyectó al mundo y el mundo se proyectó en Buenos Aires.

Muestras de nivel internacional, remodelaciones, ferias, obras del MoMA y un Diego Rivera de u$s 15.000.000. El 2017 será recordado como el año en que el arte argentino se proyectó al mundo y el mundo se proyectó en Buenos Aires.

Por su parte, los museos e instituciones porteñas fortalecieron sus vínculos con sus pares en el extranjero posibilitando que la ciudad ofrezca un abanico de artistas históricos que raramente se exhiben en la región. A continuación, un repaso de lo que dejó el 2017 en materia de arte.

1. Perfil internacional de la Usina del Arte

A principio de marzo la Usina del Arte inauguró "Henri Cartier-Bresson: Fotógrafo". La exhibición proveniente de la fundación que lleva su nombre reunió 133 fotografías del artista, desde sus primeros trabajos en París e Italia, hasta las series que realizó en sus viajes como corresponsal de la revista francesa Paris Match entre las décadas del '50 y '70. En el segundo semestre llegó “Björk Digital”, una exposición que resultó en una experiencia de realidad virtual de obras digitales y videos producidos por la cantante islandesa.

 

2. Museo Nacional de Bellas Artes, el decano de los museos

El museo estatal más importante de la Argentina tuvo un 2017 con una abultada grilla de muestras. Pasaron por la sala de exposiciones temporarias Xul Solar, Luis Felipe Noé y el catalán, Joan Miró, en asociación con el Museo Reina Sofía de Madrid. Lucio Fontana y Auguste Rodin, entre otros, ocuparon salas del primer piso.

Además, a partir del aporte de la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes el museo adquirió para su acervo en subasta internacional el dibujo de mediados del siglo XVII de Luca Giordano “Isaac bendiciendo a su hijo Jacob”.

Luis Felipe Noé. Mirada prospectiva en el MNBA - Buenos Aires, 10 de Julio de 2017El Museo Nacional de Bellas Artes inauguró la muestra del Luis Felipe Noé

 

3. ARCOmadrid, la fiesta (con polémica) del arte argentino en España

La tradicional feria de arte española tuvo a la Argentina como país invitado de honor en la 36ta. edición. La curadora Inés Katzenstein fue la encargada de seleccionar las doce galerías argentinas que viajaron a representar al país con el apoyo y financiamiento del ministerio de Cultura. La participación argentina fue un éxito con algunos coletazos polémicos: Katzenstein fue criticada porque solo seleccionó galerías de la ciudad de Buenos Aires alegando que las del interior no tenían artistas de calidad suficiente para ser elegidas; y Avelluto fue denunciado ante la justicia y un fiscal consideró que había elementos para investigarlo por supuestas irregularidades en la contratación de fletes

Inauguración Oficial de ARCOMadrid 2017

 

4. MACBA, abstracción, geometría y cambios en la dirección

El museo del empresario Aldo Rubino tuvo un 2017 marcado por el recambio de dirección: comenzó con Teresa Ricarrdi -hoy al frente del Museo Sívori- y en abril tomó la posta Jimena Ferreiro. Pero la curadora duró apenas seis meses y en octubre dio un paso al costado. En materia de muestras se exhibió la exquisita “Pensar en abstracto. Colección MACBA en diálogo con artistas geométricos contemporáneos” y una ambiciosa retrospectiva del artista geométrico Eduardo Mac Entyre.

Karina Peisajovich, Máquina de hacer color, 2010. Crédito: Colección MACBA-Fundación Aldo Rubino..

 

5. PROA, el año que jugó en el tablero internacional

Adriana Rosenberg demostró con hechos que es una de las gestoras culturales con la mejor red de contactos en el circuito internacional. La fundación que encabeza trajo este año, nada más y nada menos, exhibiciones del más alto nivel artístico e histórico. En nueve meses pasaron por La Boca Yves Klein, Julian Rosefeldt Ai Weiwei. El mismo Weiwei, de agenda abultada y solicitado por los centros artísticos más importantes del mundo, pasó algunos días por Buenos Aires para planificar su exhibición, brindar reportajes y dejarlo todo registrado en su cuenta de Instagram.

 

6.  MUNTREF y el desafío de BIENALSUR

La primera edición de la bienal que rompió los paradigmas al extenderse por varias ciudades se desarrolló gracias al impulso y gestión del Museo de la Universidad de Tres de Febrero. Más de 350 artistas y curadores exhibieron en simultáneo sus obras y experiencias artísticas en 84 sedes y espacios públicos, ubicados en 32 ciudades de 16 países. El museo estrenó además como espacio de exhibición la Confitería del Águila, el espacio dentro del ex zoológico porteño.

Foto: prensa BIENALSUR

 

7.  Fortabat y un año dinámico

Fue un año vertiginoso para el museo de la fallecida empresaria. Su amplia oferta incluyó artistas de los ’90 como Benito Laren y maestros modernos como Juan José Cambre y Eduardo Stupía. La frutilla del postre: “Trilogía: Argentina, Colombia, México. Colección Sura y Fortabat”, una exhibición que trae a Buenos Aires obras de Frida Kahlo, Diego Rivera y Fernando Botero, entre otros, pertenecientes a la colección de la aseguradora y las pone en diálogo con artistas de museo como Antonio Berni y Carlos Alonso.

telam 24/08/2017 Buenos Aires:

 

8. arteBA, una buena oferta con ventas regulares

La 26° edición de la feria de arte más importante del país tuvo récord de adquisiciones de obras por parte de museos locales e internacionales, pero los compradores privados, aunque desembolsaron sus dólares, no marcaron el pulso de las compras. Los galeristas no superaron las ventas de otros años, pero colocaron obras en colecciones extranjeras y se alzaron con interesantes contactos entre los más de 300 extranjeros, entre coleccionistas, curadores y expertos, que viajaron especialmente a Buenos Aires en el marco del programa VIP.

 

9. El año que se recuperaron los museos porteños

Cinco de las once instituciones que dependen de la administración porteña fueron restauradas y se produjeron nuevos guiones curatoriales para exhibir las colecciones permanentes. Se invirtieron $ 14.200.000 para poner en valor el Museo Casa Carlos Gardel, el Museo de Arte Español Enrique Larreta, dos salas del Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, el Museo Sívori y el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken.

Entre los privados, el Malba renovó su hall de ingreso, lo que implicó una transformación de 1000 m2 para mejorar la experiencia de los visitantes y adecuarlo a los estándares internacionales. Un camino similar siguió el Bellas Artes, que gracias a la financiación de la Asociación Amigos del Museo se restauró el ingreso del edificio recuperando la idea original del arquitecto Alejandro Bustillo.

 

10. El sueño cumplido del Malba

Cuando a principios de noviembre Eduardo Costantini inauguró “México moderno. Vanguardia y revolución” aseguró que se trataba de una muestra que su museo, abocado al arte latinoamericano, había “deseado” desde el momento que abrió. La exhibición, además de traer a Buenos Aires obras de Frida Kahlo, Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, sirvió como el marco de presentación de la última gran adquisición del empresario, “Baile en Tehuantepec”. En 2016 Costantini había desembolsado más de u$s 15.000.000 por el cuadro de Rivera de tonalidades verdes y rojos típicos de la región que llegó a Buenos Aires con esta exposición.

A su vez, el museo concretó un intercambio temporario con el Museo de Arte Moderno de Nueva York: “Fulang-Chang y yo” de Frida Kahlo – un pequeño autorretrato al que le agregó un espejo - y el dibujo “Man at the Crossroads” de Rivera –boceto del mural que el artista intentó pintar en el Rockefeller Center de Nueva York, pero que fue rechazado por haberle incluido la figura de Lenin- llegaron al país a cambio de “Abaporu” de Tarsila Do Amaral, obra clave en la producción de la artista brasileña y la historia del arte de su país.

 

11. El Museo de Arte Moderno recuperó el espíritu de los 80

Liliana Maresca y Servio Avello, emblemas de la escena artística de los 80, tuvieron sus retrospectivas este año en el museo de San Telmo. La primera, fundamental en la escena cultural posterior a la dictadura militar, puso su cuerpo al servicio de la escena under, las denuncias político-sociales y la confrontación de la sociedad respecto al VIH. El segundo, con sus fiestas que se transformaban en obras de arte efímeras recuperó los espacios de reunión y comunión artística que habían sido anulados por la última dictadura militar

 

12. Despegue internacional del CCK

"Les visitants”, una selección de obras de la Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo de París curada por el mismo Kuitca, ocupa por estos días una decena de salas del ex Palacio de Correos y Telecomunicaciones. La ambiciosa selección que realizó el artista argentino que merece más de una visita para apreciarla en su totalidad, está compuesta por obras de Patti Smith, David Lynch, Adriana Varejao, Seydou Keïta y Nan Goldin, entre otros. La instalación "Living Room", la joya de la muestra, recrea un espacio intimista a partir de un pequeño dibujo de Lynch.