Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Tras una restauración de $ 14 millones, reabrió el Museo de Arte Español Enrique Larreta

El edificio fue casa del escritor que recreó allí el Siglo de Oro español. En su colección se cuentan retratos de Corte, retablos medievales, mobiliario, esculturas y 10 mil libros. La joya del lugar, el jardín andaluz que se erige como oasis en pleno barrio de Belgrano.

Tras una restauración de $ 14 millones, reabrió el Museo de Arte Español Enrique Larreta

La casa donde el escritor Enrique Larreta recreó el Siglo de Oro español recobró el esplendor: desde el viernes se puede visitar el renovado Museo de Arte Español Enrique Larreta tras la puesta en valor, cuyo foco estuvo en mejorar las condiciones ambientales del edificio para preservar mejor la colección de pinturas, esculturas, objetos y mobiliario, y elaborar un nuevo guión museológico.

Larreta, referente del modernismo literario en Hispanoamérica, fue también diplomático y coleccionista. Su suegra, Mercedes Castellanos de Anchorena, le regaló a él y a su esposa Josefina la casa construida en 1886, que originalmente tenía un estilo italianizante. Al regresar a Buenos Aires en 1916 tras cuatro años como embajador argentino en Francia la familia se instaló allí y el edificio mutó al estilo neocolonial que aún conserva.

El recorrido se inicia en el Patio Central, un espacio donde más puede observarse la diversidad que caracterizó el Siglo de Oro español con detalles que mezclan los estilos musulmán, flamenco e italiano. Allí los zócalos de azulejos se mezclan con sillones revestidos en cerámica, alfombras orientales, mesas con dibujos de inspiración andaluz y obras pictóricas netamente españolas.

El patio se abre los diferentes ambientes de la casa, como el comedor, donde se puede apreciar los retratos de Corte. Las paredes tapizadas en damasco de seda y el piso de mármol remiten al renacimiento español que Larreta tanto apreciaba, al punto de situar sus obras en este tiempo. Del otro lado de la casa se encuentra el oratorio donde se realizaron los bautismos y casamientos familiares y hasta el velatorio del escritor. Allí se encuentra una de las piezas fundamentales de la colección, el Retablo en Honor a Santa Ana (1503).

El jardín andaluz, una joya del paisajismo español emplazado en el corazón del barrio de Belgrano, fue pensado por Larreta para recrear “un trozo de la Alhambra”. Escondidos entre los senderos delimitados con setos que emulan a un laberinto aparecen esculturas y fuentes revestidas de zócalos donde figuras de sapos arrojan los chorros de agua.

 

La restauración implicó la recuperación de los dormitorios familiares que se transformaron en salas para exposiciones temporarias. Allí también se pueden rastrear los orígenes de la obra insignia de Larreta, “La gloria de Don Ramiro”. A su vez, se buscó subrayar la importancia de la biblioteca especializada en cultura, literatura y arte español que posee unos 10 mil ejemplares.

“No queríamos que la casa pierda la esencia de que es la casa de un escritor”, sostuvo Guillermo Alonso, Director General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires. En total, se invirtieron $ 14 millones de pesos entre la administración porteña y fondos provenientes del programa Mecenazgo Cultural.