BIENALSUR, el evento artístico que irrumpió en el espacio público

La I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur ya se desarrolla en Buenos Aires, a la par que en otras 32 ciudades del mundo. Se caracteriza por repensar el concepto de Bienal y sacar el arte a la calle.

Foto: prensa BIENALSUR

Foto: prensa BIENALSUR

“Desde el comienzo, cuando con entusiasmo casi de niño recorríamos distintos lugares contando esto, no nos creían que podía ser posible”. Las palabras pertenecen a Aníbal Jozami, rector de la Universidad Tres de Febrero y director general de la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur (BIENALSUR), una propuesta artística masiva, irruptora, ambiciosa, transnacional que comenzó la semana pasada en Montevideo, continuará su lanzamiento el sábado en Rosario y la próxima semana se inaugurará oficialmente en Buenos Aires.

Si históricamente las bienales – exhibiciones de arte contemporáneo realizadas cada dos años- se desarrollaron en una ciudad particular, en Europa la más conocida es la Bienal de Venecia y en Latinoamerica la de San Pablo, la BIENALSUR llegó para hacer estallar el paradigma. Así, 350 artistas y curadores exhibirán en simultáneo sus obras y experiencias artísticas en 84 sedes, ubicadas en 32 ciudades de 16 países hasta fines de diciembre.

En Argentina habrá propuestas en la Ciudad de Buenos Aires, las localidades bonaerenses de Tigre y Caseros, en Rosario, Córdoba, San Juan, Tucumán, Salta y Bahía Bustamente (Chubut). Entre las novedades, la participación por primera vez de la Confitería del Águila, el espacio dentro del ex zoológico porteño que recientemente se convirtió en nueva sede de MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo, como uno de los lugares que acogerá proyectos.

Además de obras dentro de los espacios de exhibición participantes, habrá una fuerte presencia de intervención de los espacios públicos así como obras site-specific. Según explicó la directora artístico-académica de la Bienal Diana Wechsler, “buscamos impactar en otros ámbitos del funcionamiento de nuestra sociedad contribuyendo a la inclusión de otros sectores,  al desarrollo de otras vías de circulación e integración cultural”.

Buenos Aires, kilómetro 0

“Los límites y las fronteras se están abriendo”, evaluó el ministro de Cultura Pablo Avelluto durante la presentación a la prensa de la Bienal. Bajo la idea de horizontalidad de los pueblos BIENALSUR se extiende más allá de Argentina, donde se ubica el kilómetro 0 en el antiguo Hotel de Inmigrantes. La traza artística se extiende por la región –Uruguay, Paraguay, Chile, Brasil, Perú, Ecuador y Colombia-, cruza el océano hasta Europa –España y Francia- pasa por África – Benín- y tiene su desenlace en Japón y Australia. Una herramienta de dimensión virtual llamada Ventanas permitirá al público conectarse a través de pantallas con otras sedes.

Sacar el arte de las cajas de cemento para irrumpir en la contidaneidad urbana es uno de las principales novedades que aporta BIENALSUR. En Buenos Aires ya se pueden ver algunas intervenciones en las fachadas de museos y centros culturales como en el Palais de Glace, el Museo Nacional de Arte Decorativo, la fachada de la Facultad de Derecho y el Parque de la Memoria. La lista completa de los lugares participantes se puede consultar acá.

Dos años de elección

Elegir los proyectos demandó dos convocatorias internacionales a lo largo de dos años. Entre los 350 artistas y curadores que será parte de la primera edición de BIENALSUR están los argentinos Marie Orensanz, León Ferrari, Daniel Santoro, Jorge Macchi, Graciela Sacco, Guillermo Kuitca y Cristina Piffer. De Venezuela, que aunque ese país no es parte del proyecto sí lo son sus artistas, Alexander Apóstol; de Uruguay, Marco Maggi, de Brasil serán de la partida Eduardo Srur, Regina Silveira, Vik Muniz, Dias & Riedweg, Cildo Meireles y Gisela Motta, mientras que de Chile Voluspa Jarpa.

Europa dirá presenta con la presencia del portugués Pedro Cabrita Reis, los franceses Christian Boltanski, Arnaud Cohen, Tatiana Trouvéy Bertrand Ivanoff y la española María Ruido. Irán estará representado por Reza mientras que por Japón lo harán Yoko Ono y Katsuhijo Hibino.