MIÉRCOLES 11/12/2019

Cate Blanchett proclama los manifiestos del arte en PROA

"Manifesto" del artista alemán Julian Rosefeldt está compuesto por 13 cortos protagonizados por la actriz australiana. Son un pantallazo de la historia del arte del siglo XX y un llamado a la toma de conciencia del presente, de las contradicciones, del poder de la imagen y la palabra. 

Cate Blanchett proclama los manifiestos del arte en PROA

“Manifesto” del artista alemán Julian Rosefeldt (1965) es un pantallazo de la historia del arte del siglo XX. También es una proclama -tal la naturaleza del manifiesto- sobre la toma de conciencia del presente, de las contradicciones, del poder de la imagen, del poder de la palabra, del poder de la imagen cuando se le superpone la palabra, del poder de la palabra cuando se la cruza con la imagen.

A través de cortometrajes protagonizados por la actriz australiana Cate Blanchett Rosefeldt repone en Fundación PROA fragmentos de 50 manifiestos artísticos que convirtió en 13 collages respetando disciplina y teniendo en cuenta la cadencia de las palabras y el ritmo de la retórica de modo tal que enlazasen de manera armónica y casi sin distinción entre uno y otro.

Blanchett interpreta y narra cada episodio de aproximadamente 10 minutos de duración. El tono imperativo de los manifiestos se suaviza cuando una madre conservadora de Estados Unidos repite en forma de rezo alrededor de la mesa familiar los principios del Pop Art y se acentúa cuando una coreógrafa imparte indicaciones a un cuerpo de baile repitiendo las ideas del movimiento Fluxus.

Interpelados

Un manifiesto es una proclamación de principios, ideas y caminos a seguir. El más famoso es el Manifiesto Comunista de Karl Marx y Friedrich Engels. La senda política que abrió fue tomada por los artistas a la hora de escribir los suyos. La referencia más directa de esto es el Manifiesto del futurismo de Filippo Tommaso Marinetti (1909) con su alabanza a las máquinas, la velocidad y la guerra. Rosefeldt pone a Blanchett en la piel de una corredora de bolsa atenta al panel de cotizaciones a repetir “Nosotros afirmamos que la magnificencia del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva: la belleza de la velocidad”.

El collage hecho en base a manifiestos sobre el arte conceptual y el minimalismo encuentra a la actriz en el cuerpo de una presentadora de noticias que dialoga al aire con una cronista apostada en la calle bajo la copiosa lluvia. Afirma la segunda: “Idea: la existencia de una idea es necesaria y suficiente para la existencia del arte. Forma: la existencia de la forma es necesaria, pero no suficiente para realizar la idea. Contexto: la existencia del contexto es necesaria, pero no suficiente para la forma a través de la cual una idea fue realizada”. Acto seguido, se nos revela que la lluvia era creada de manera artificial y lo importante era la idea de lluvia.

Si el manifiesto es una interpelación directa a los sujetos llevar esos textos al formato de pequeñas historias contadas a través de cortometrajes podría tomarse como un atajo más ameno para movilizar a las personas. El artista supera esa contradicción cuando ubica a Blanchett en primer plano, mirando directo al espectador y al mismo tiempo en cada corto a repetir fragmentos. Durante un minuto en las salas de PROA retumba la voz de la actriz que por la edición sonora suena eléctrica, monótona y artificial. Si el espectador hasta entonces creía poder mantenerse ajeno a la situación ya no lo estará. El artista lo interpeló a él también.

"Manifesto” de Julian Rosefeldt puede visitarse hasta el 5 de noviembre en Fundación PROA, Av. Pedro de Mendoza 1929, Ciudad de Buenos Aires.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Shopping