OpiniónExclusivo Members

Asumió el futuro ministro: el plan para el 10-D

La balacera por la herencia entre el actual equipo económico y el de la oposición no hizo más que aumentar las preocupaciones sobre lo que se viene en la Argentina. Hay mucho en juego en un momento crucial para el país con una inflación que ya cómoda en los tres dígitos, una incipiente recesión y una situación social delicada.

Por ello el comunicado del miércoles de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), nacida en 2002, año en el que la Argentina afrontaba una crisis sin precedentes. Nadie imaginaba que 21 años después, el país iba a estar otra vez a las andadas. La agrupación de empresarios no sólo se refirió a la necesidad de mantener la independencia del Poder Judicial, algo ya repetido, sino a las medidas que deberían adoptarse: "requerirá de un trabajo político y técnico muy arduo que no admitirá improvisaciones" consignó AEA, en un mensaje directo a los candidatos a asumir el 10 de diciembre.

Las balas por la herencia muestran a un bando que ya se da por perdedor y otro como ganador, cuando aún no comenzó formalmente la campaña electoral. Inédito. Debería primar la cautela entre los economistas de la oposición: ya son vistos por el mercado financiero como la futura gestión económica, con una altísima probabilidad de ocurrencia. Cualquier declaración que hagan sobre las medidas a adoptar, impacta hoy. Pero cualquier error que cometan hoy afecta su credibilidad a futuro.

Kicillof entregó 199 ambulancias de alta complejidad: "Los impuestos están acá, en inversión sin precedentes en la Salud"

Pésima noticia para Cristina desde el Conurbano y una alarma para Manes y la renovación radical

Cuando Juntos por el Cambio advierte sobre las dificultades para pagar la deuda en pesos, generan ruido hoy, pero ese ruido se mantendrá también desde el 10 de diciembre en adelante. La redacción de los comunicados que se difunden y los tweets son leídos ya como provenientes de un futuro ministro. Y los errores minan ya credibilidades.

Cuando un candidato dice que va a mantener el cepo al dólar, impacta en los mercados hoy, especialmente en los precios de los bonos en pesos. Pero también quien realiza esa afirmación pierde credibilidad dado que el mercado espera un plan de shock y no más gradualismos. No hay tiempo disponible para quien asuma el 10 de diciembre.

Robert McNamara, ejecutivo de Ford y luego secretario de Defensa de EE.UU. entre 1961 y 1968, plena guerra de Vietnam, siempre acuñaba una frase: "cuando me hacen interrogantes, no respondo sobre lo que me preguntan sino sobre lo que yo hubiera deseado que me pregunten". Para hablar, se debe estar seguro de que se va a mejorar el silencio.

Los movimientos en Juntos por el Cambio se aceleran. Patricia Bullrich tuvo su paso auspicioso por Mendoza, el y ahora se apresta a embarcar a los Estados Unidos para reunirse con refugiados de la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua. Mantendrá encuentros cerrados con un par de empresarios. A su regreso viajará a Córdoba. Recibe ahora llamados de ejecutivos, antes ausentes, queriendo aportar a su campaña. Está en pleno operativo seducción de dirigentes. La semana próximo podría darle su apoyo explícito Ricardo López Murphy.

Mauricio Macri regresa al país el próximo 19 y viajará a Rosario al día siguiente para participar del encuentro de la Fundación Libertad, a 35 años de su creación. ¿Se presenta o no? es el interrogante, aunque la mayor probabilidad va por la negativa. Luego en el árbol de decisiones sigue otro interrogante: ¿Apoyará explícitamente a algún candidato? Horacio Rodríguez Larreta le pidió que se mantenga prescindente. En su encuentro con el ex presidente hace 10 días, Facundo Manes percibió que sus simpatías iban hacia Patricia Bullrich. Horacio Rodríguez Larreta reduce en el interín el impuesto a los Sellos para los consumos de tarjetas de crédito y acelera la guerra judicial contra el gobierno nacional para recuperar los fondos de la coparticipación que le birló Alberto Fernández. La interna entonces de Juntos por el Cambo se ha transformado en un anticipo de la presidencial. Pero en la Argentina siempre aparecen cisnes negros.

Lo que se viene no es nada alentador. En diciembre se hará una nueva devaluación del peso en la Argentina. La única duda es el valor de equilibrio que tendrá tras la unificación cambiaria. Es la devaluación más cantada de la historia pero ello no la hace menos dolorosa. Los anuncios del futuro ministro se deberán centrar en un plan creíble para equilibrar las cuentas públicas en dos años. Para las legislativas de 2025 se debe llegar con déficit primario cero. El ajuste de las cuentas públicas entonces será de 2,5 puntos del PBI en menos de dos años. Poda profunda.

Pero no es sólo ello. El nuevo ministro deberá reformar la ley de movilidad previsional. La actual es "pro inflación": si se reduce el aumento de precios, aumenta el rojo fiscal. Hoy el gobierno se beneficia de que, con la inflación en constante aumento, licúa jubilaciones y mejora las cuentas públicas. Es otro anuncio en carpeta. Por último, se debe limpiar el balance del BCRA de las Leliq y los papeles pintados, es decir, Letras del Tesoro Nacional Intransferibles.

Hay mucho para el primer día. Todo doloroso, con actualización de tarifas adicional. El partido ya empezó.

Temas relacionados
Más noticias de Economía
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.