Inversiones en pesos

Los tres motivos por los que el mercado vuelve a mirar a la deuda dólar linked con buenos ojos

El mercado comienza a mostrar signos de preocupación respecto a la dinámica cambiaria. Baja acumulación de reservas, atraso cambiario y elevada carga de deuda CER empujan a los inversores a los bonos dólar linked.

Los bonos dólar linked vuelven a levantar vuelo. La falta de acumulación de reservas por parte del Banco Central (BCRA), el atraso cambiario, las elecciones y la elevada carga de deuda CER empujan a los inversores a diversificar riesgos y buscar cobertura cambiaria. Y allí es donde los bonos que ajustan por la evolución del tipo de cambio recobran protagonismo.

Devaluación anunciada: la competitividad peso-dólar cae al piso de cuatro años

Radiografía de la deuda porteña: no habrá nuevas emisiones hasta 2024

El mercado vuelve a mirar a los Dólar Linked

Si bien la deuda CER fue la gran protagonista este año, hay varios frentes de riesgo que el mercado percibe para estos bonos y por lo tanto comienza a verse un proceso de diversificación hacia los bonos dólar linked.

Esta mayor demanda por los bonos dólar linked se reflejó en la suba de sus precios. Desde que empezó el año, el T2V2 sube 17% y el TV23 gana 14%. En consecuencia, las tasas cayeron a niveles de -7% en el tramo corto y de 1% en el tramo largo.

"Las preferencias de los inversores por los activos dólar linked surgen cuando aumenta la probabilidad de salto discreto del tipo de cambio o cuando la expectativa es que el ritmo de depreciación sea mayor a la tasa de interés o al rendimiento de los activos CER", explicó Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM.

Lenta acumulación de reservas

Pese a que las materias primas están en máximos y que la liquidación del agro se mantiene en niveles récord por segundo año consecutivo, el BCRA lleva comprados solo u$s 836 millones en el año

Se trata de una fuerte contracción respecto del año pasado: a esta altura, la autoridad monetaria había comprado u$s 5379 millones. Esto genera tensiones en el mercado.

Así, los riesgos cambiarios se aceleran y el mercado comienza a tener una postura más cautelosa, incorporando mayor cantidad de bonos dólar linked a sus carteras.

"Dado que se busca evitar un salto discreto del tipo de cambio, la probabilidad aumenta solamente si el BCRA no logra acumular reservas. Por eso el mercado está monitoreando de cerca las compras diarias de dólares", remarcó Benítez.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) también destacan que la deuda dólar linked vuelve a tomar relevancia dado el contexto actual. En especial, en este escenario de baja acumulación de divisas.

"Los inversores vieron con preocupación, la ´pobre´ acumulación de reservas del BCRA en un marco en donde no hay mucho incentivo para la liquidación. Toda señal (o dato) que haga evidente las dificultades que enfrenta la autoridad monetaria en acumular reservas y/o se interprete como un nuevo atraso en la cotización del dólar oficial, podrá ´alimentar´ el flujo hacia opciones dólar linked", dijeron desde PPI.

Aun así, desde Cohen advierten que hay una mejora en la acumulación de reservas en mayo y consideran que no habrá un salto cambiario discreto, por lo que recomiendan un posicionamiento de hasta el 25% en dólar linked.

"En relación al tipo de cambio mayorista, estamos transitando los meses en los que históricamente la liquidación del agro es mayor, por lo que es el momento propicio para que el BCRA aproveche para comprar y acumular reservas internacionales. El BCRA acumula compras netas por u$s 530 millones en mayo (NdR: las compras netas del mes ascendieron ahora a u$s 725 millones), la mejor performance desde agosto del año pasado, aunque lejos del resultado de hace un año atrás", dijeron.

A su vez, advirtieron que si bien esto representa una luz de alarma, dado el contexto de fragilidad política y con la inflación tan elevada, no estarían dadas las condiciones para un salto discreto del dólar mayorista.

"Por tal motivo, no consideramos necesario que la exposición a instrumentos dólar linked supere el 25% de la cartera. Sin embargo, debido a la inestabilidad política actual, sí recomendamos a los importadores mantener cobertura en futuros, siempre priorizando el tramo corto por sobre el largo", dijeron.

Atraso cambiario

Otro de los datos que pesan sobre los inversores a la hora de definir la mayor incorporación de deuda dólar linked a sus carteras es que, tras la aceleración inflacionaria, el peso nuevamente queda con riesgos de atraso cambiario.

Es decir, el BCRA devalúa detrás del ritmo inflacionario y genera que el peso se retrase, lo que complica la competitividad y afecta en última instancia también a la acumulación de reservas.

El BCRA siguió acelerando el crawling peg. Una medida más estilizada como la media móvil de cinco días marcó 50,61% (TEA de 65,85%), convirtiéndose en el máximo ritmo de devaluación desde el 25 de enero de 2021, cuando llegó a viajar al 50,89% (TEA de 66,34%).

Por lo tanto, y dado que el Gobierno debe lograr metas con el FMI, es esperable también que el Central busque acelerar la devaluación y ello provoca mayor demanda de bonos dólar linked.

José María Aristi, head portfolio manager de ICBC Investment Argentina, remarca que existe un rezago en la tasa de devaluación versus la de inflación.

"Hoy, la tasa de inflación viene sistemáticamente acelerando y superando a los pronósticos publicados en el REM. Si comparamos la inflación de los últimos 12 meses (58,03%) versus depreciación del tipo de cambio (23,3%) observamos claramente su rezago. El BCRA posee herramientas para controlar las variables y lo observado es que el tipo de cambio se mantiene ´pisado´ o acelerando levemente la depreciación los últimos meses", detalló Aristi.

Por lo expuesto, el head portfolio manager de ICBC Investment Argentina recomienda estar invertidos en activos ajustables por inflación y esperar una señal clara de desaceleración del índice de precios.

"Por el momento esa señal no se vislumbra. Por el lado del tipo de cambio, culminando los meses de liquidación de exportaciones debemos estar atentos al comportamiento del BCRA y su política de mantener el tipo de cambio nominal variando por debajo de la variación del nivel de precios", comentó.

Rodrigo Benítez resaltó que la decisión oficial es evitar un salto discreto del tipo de cambio, por eso se ha acelerado el ritmo de depreciación hasta llevarlo a ritmos del 4% mensual e incluso algunas jornadas a ritmos mayores.

Sin embargo, el economista de MegaQM plantea que el interrogante que surge ahora es si el BCRA va a intentar recuperar vía tipo de cambio lo que perdió de competitividad cambiaria.

"El tipo de cambio real retrocedió 18% en 2021 y lleva más de 6,5 puntos de retroceso en lo que va del año. Para lograr ese objetivo necesita acelerar aún más el ritmo de depreciación o generar un salto discreto", comentó.

La apreciación del real, la aceleración de la inflación y la falta de una devaluación que acompañe más a la par a la inflación hicieron que el peso se aprecie en términos de competitividad.

A este tema se refirió el presidente del BCRA, Miguel Pesce, el martes en una entrevista radial. Luego de recordar que "no hay una meta devaluatoria en el acuerdo", indicó: "No encontramos un atraso en el tipo de cambio porque, tanto la inflación local como la de nuestros socios comerciales se aceleró y también hubo procesos revaluatorios, especialmente en Brasil. Tampoco hemos recibido comentarios en ese sentido por parte del FMI".

Riesgo electoral

Por último, el riesgo electoral también se mete en la ecuación a la hora de elegir entre bonos dólar linked o deuda CER.

El tamaño de la deuda CER es mayor al 60% dentro del total de la deuda en pesos de Argentina y en lo que va del año, el Gobierno ha emitido cerca del 80% de bonos CER en las licitaciones.

Por lo tanto, el mercado comienza a pricear que hay mucha deuda CER en el mercado y que, ante un cambio electoral, la misma pueda verse afectada.

Así es como el spread de tasas CER con vencimientos anteriores y posteriores a las elecciones se vio afectado, con una ampliación en las tasas de bonos que vencen luego de la contienda electoral del año que viene.

Julio Calcagnino, analista de mercado de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, considera que, con una visión a un año, la deuda CER sigue siendo más atractiva. De todos modos, las elecciones comienzan a plantear un desafío para los bonos CER.

"Aun considerando un escenario más coherente de tipo de cambio oficial, en línea a $ 181 hacia abril del año que viene, de manera de mantener competitividad de finales de 2021, las alternativas CER nos parecen más atractivas. Sin embargo, comenzamos a tener más reparos en posicionamiento en CER en la medida en que se acerquen las elecciones, dado que esperemos que la dolarización de carteras pre-electoral podría traerle dificultades al Tesoro para cubrir sus vencimientos", dijo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios