Mercado en alerta: los dos factores que podrían recalentar la brecha del dólar

El mercado está atento a la dinámica de las reservas y del resultado de las licitaciones de deuda, ambos factores clave que puede afectar la brecha cambiaria.

La fuerte volatilidad del tipo de cambio parece estar quedando atrás. Tras los bruscos movimientos que mostró el dólar en las últimas semanas, que sepultaron la paz cambiaria que se registró durante buena parte del primer trimestre del año, los analistas ya empiezan a monitorear los factores que podrían volver a alterar a la cotización de la divisa y ponen la lupa en la la dinámica de las reservas y el rollover de deuda en pesos. 

La atención se centra en la cantidad de pesos en la economía y su respectiva paridad con la cantidad de divisas. Es ante ese panorama que en el mercado alertan que si el rollover vuelve a quedar corto (como el último) y la acumulación de divisas no crece, los riesgos cambiarios podrían acrecentarse.

Expectativa de baja de tasas impulsó a las bolsas y cayó el riesgo argentino

Sentencia final para el dólar blue: así va a cotizar en lo inmediato, según este viejo operador de la City

Se acabó la calma cambiaria

El rally del dólar de hace dos semanas implicó un cambio de tendencia respecto a la que se observaba en los primeros meses del año. El techo del dólar había sido a fines de enero con casi $ 230 y luego recortó $ 40 (-18%).

Este retroceso se debió a un cambio de expectativas derivadas por el acuerdo con el FMI, junto con las alternativas de inversión en pesos ajustados por inflación.

Entre ambos factores se contuvieron la demanda de dólares financieros y gracias a que el Banco Central (BCRA) aceleró el ritmo de devaluación al 48%, la brecha tocó su menor nivel del año. Pero tras un leve repunte, la brecha se encuentra hoy en niveles de 72%.

Licitaciones y reservas, las variables clave

Si bien la brecha comprimió desde 130% a 72%, el mercado tema que la volatilidad cambiaria vuelva a recrudecerse en las próximas semanas.

Uno de los factores que podría hacer regresar la presión sobre el tipo de cambio está vinculado a los desafíos financieros que enfrenta el Tesoro. El mercado coincide en que tanto los resultados de las licitaciones como la acumulación de reservas lucen hoy como las dos variables clave para la dinámica de la brecha.

Juan Martín Yanzon, head trader de Conosur Inversiones, advierte que los niveles actuales de la brecha están en línea con el promedio desde la implementación del actual cepo.

Sin embargo, por el lado en donde ve más riesgos cambiarios y una renovada ampliación de la brecha es por el lado de malos resultados en las licitaciones de deuda en pesos.

"Si bien el BCRA aceleró el ritmo de devaluación, lo que hace que la brecha busque achicarse, vemos riesgo de que la brecha se expanda como consecuencia de una licitación fallida en la deuda CER, más que una cuestión meramente relacionada con el crawling peg. Si el Gobierno no logra darle al mercado lo que quiere, este nivel de brecha podría ser muy barato", dijo Yenzon.

En ese sentido, en la última licitación el Tesoro tuvo el primer traspié del año. El Tesoro colocó deuda por $ 372.000 millones y logró un rollover del 96% en la fecha más desafiante desde mayo de 2021 en materia de vencimientos.

De esta manera, abril cerró con un rollover del 91%, el peor balance mensual desde que se restableció el mercado de pesos en 2020

El mes de abril estuvo lejos de lo planteado en el acuerdo con el FMI, pero el financiamiento acumulado en el año sigue por encima de lo pautado.

Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, advierte que el 65% de brecha ha funcionado como piso y que tendrían que cambiar los fundamentos para que se logre quebrar de manera sostenida hacia abajo.

Para Benítez, las variables a monitorear son tanto la dinámica de reservas y el resultado de las licitaciones. "Las variables a monitorear son las compras de dólares del BCRA (acumulación de reservas) y cómo evoluciona el rollover de la deuda local en pesos. Si el rollover es exitoso, la brecha tendrá menos presión, en cambio si se complica ese proceso, el valor podría acercarse al techo de la banda planteada", dijo.

Mirando las reservas

Además del resultado de las licitaciones, la variable en relación a las reservas y la acumulación de divisas por parte del BCRA resulta clave para proyectar el futuro de la brecha cambiaria.

En ese sentido, el mercado todavía mira de reojo la capacidad del BCRA de acumular divisas. Es que si bien en mayo aceleró el ritmo de compras de divisas, su pobre performance en los meses previos, aun con precios de las materias primas en máximos, hacen dudar a los analistas.

En ambos casos, la relación cantidad de pesos por cada dólar tendería a crecer si el rollover es bajo y/o si la cantidad de reservas no crece.

Tras haber vendido más u$s 300 millones entre enero y febrero, en marzo y abril revirtió la tendencia y acumuló compras netas de divisas por unos u$s 436 millones gracias a la liquidación del agro, que aumentó debido a cuestiones estacionales y le permitió compensar la mayor demanda de divisas (viene en alza por pagos por importaciones de bienes, servicios, deuda y demanda de dólar ahorro). En mayo, en tanto, aceleró la compra de reservas y ya acumula un saldo positivo de unos u$s 630 millones en el mes. 

Pese a la mejora de los últimos dos meses, esta performance luce todavía modesta en comparación con la de años anteriores.

"Pese al alza en los precios agrícolas, una cosecha que vino mejor a la esperado y una estacionalidad favorable en cuanto a la liquidación del agro, el mercado cambiario se muestra muy justo, dado que la oferta de divisas se estanca, mientras que la demanda sigue subiendo", habían indicado desde Cohen.

Por su parte, los analistas de Portfolio Personal Inversiones marcan que debido a la pobre performance que viene exhibiendo la autoridad monetaria en el mercado cambiario, el cumplimiento de la meta de acumulación de reservas de u$s 4100 millones al fin del segundo trimestre (en el marco del acuerdo con el FMI) comienza a ponerse en duda.

"Para alcanzar dicho monto, el BCRA debería comprar u$s 2890 millones entre mayo y junio o el equivalente a un promedio diario de u$s 72 millones. En otras palabras, debería multiplicar por ocho su saldo comprador diario respecto a abril", comentaron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios