Devaluación oficial

El mensaje del mercado a inversores: "Llegó el momento de dolarizar carteras"

Analistas ven que el ciclo de apreciación del peso podría agotarse y que la baja del contado con liquidación deja a los inversores en un punto de entrada atractivo para dolarizar portafolios

El dólar en la Argentina está subiendo. El mercado ve riesgos de mediano plazo en el tipo de cambio y observa que la apreciación del peso podría estar llegando a su fin. Hay factores globales que juegan en contra y se le suman cuestiones domésticas. 

El llamado de los analistas del mercado a sus clientes es "llegó el momento para dolarizar carteras"

Inflación y dólar: cuáles son los números que se esperan para abril y que va a pasar con la cotización en el mercado

Los bonos argentinos sienten el impacto del derrumbe de los papeles en EE.UU.

fin de la apreciación

En conversaciones con clientes, así como también por medio de informes de  analistas, las compañías del mercado local por lo bajo y por lo alto comienzan a advertir que este es un buen momento para pasarse a dólares.

La apreciación del contado con liquidación en las últimas jornadas ha sido importante. El dólar se ubica en niveles de $ 190 y acumula una baja del 22% desde su pico reciente.

La baja del contado junto con la reciente aceleración del crawling peg dejó la brecha cambiaria por debajo del 70% por primera vez desde mayo 2021.

Según analistas, los factores que explicaron la apreciación del peso en los últimos meses podrían estar agotándose.

En concreto, ven a la era del carry trade como finalizada y de a poco se suman nuevas presiones cambiarias que empujan a los analistas a ser más cautelosos e inclinarse por la dolarización de carteras.

En un informe especial enviado a sus clientes, Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, advirtió que podría estar llegando el final de la apreciación del peso y sugirió la conveniencia de dolarizar carteras.

Yarde Buller remarcó que las causas de la baja del dólar se explican por el acuerdo con el FMI, las sucesivas subas de tasas del BCRA, una expectativa de endurecimiento de la política monetaria y que a nivel externo impactaron los flujos de capitales de corto plazo hacia monedas locales de la región, en particular el real brasilero.

Sin embargo, advierte que es momento de dolarizar carteras. "Son estos mismos cuatro factores los que nos llevan a considerar que estamos ante un momento atractivo para dolarizar carteras, aunque por razones contrarias a las que impulsaron la apreciación", dijo.

Entre las causas por las que ve valor en la dolarización de carteras, Yarde Buller señala en que el acuerdo con el FMI no logró contener la falta de anclas de las expectativas, sumado a que las subas de tasas del BCRA quedaron minimizadas ante una aceleración inflacionaria.

A ello se le suma que los flujos a la región podrían revertirse en un contexto que fuerza a la Fed a acelerar el retiro de los estímulos monetarios con la inflación en máximos desde los años 80.

"Todos estos factores nos llevan a ver atractivo en elevar la dolarización de carteras partiendo de instrumentos en pesos que tienen tasas reales negativas, en un contexto que juega a favor del rebalanceo en términos de timing. El dato reciente de inflación de EE.UU. podría marcar un giro importante para los flujos regionales, mientras la demanda podría crecer con las exportaciones del agro llegando a su pico del año y vencimientos de deuda en pesos con alta exposición a inversores no residentes", dijo Yarde Buller.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS coincide con Yarde Buller al advertir que luce atractivo comenzar a pasarse a dólares dado el actual valor del dólar.

"Creemos que hay valor en dolarizar parte de las carteras a este nivel de CCL considerando que, además, en términos reales se encuentra cerca de los mínimos testeados durante la crisis del Covid allá por julio de 2020. Además, otras de las claves a monitorear van a pasar por el comportamiento del real, que viene experimentando una fuerte apreciación contra el dólar en los últimos meses, y por el cumplimiento de las metas fiscales-monetarias del programa con el FMI", advirtió.

 brecha cambiaria 

Gracias a que el BCRA aceleró la devaluación al 60% (TNA), sumado a la apreciación del contado con liquidación, la brecha cambiaria colapsó al 69%, el cual es su nivel mas bajo en un año.

Sin embargo, el mercado muestra ciertas dudas respecto de la permanencia de dicha baja y ve a la actual caída del dólar más como una oportunidad que como un cambio de tendencia de largo plazo en la dinámica del tipo de cambio.

Desde Portfolio Personal Inversiones advirtieron que la caída del contado con liquidación (CCL) sorprendió al mercado, extendiéndose durante un tiempo mayor al esperado.

Sin embargo, advierten que el ajuste actual no tiene margen para sostenerse en el mediano plazo.

"En los últimos años, el CCL se movió a la par de la base monetaria amplia (base monetaria y los pasivos remunerados del BCRA). A priori, teniendo en cuenta la baja demanda real de dinero, el valor del CCL no es coherente con la cantidad de pesos que sobran hoy en la economía. En tanto, no hay en el corto plazo drivers que sostengan esta divergencia", afirmaron.

Desde la mesa de dinero de un importante banco local también favorecen un posicionamiento hacia la dolarización de portafolios.

"Creo que es un buen punto de entrada. Tal vez el contado con liquidación se mantenga algo más calmo a lo largo del primer semestre. Sin embargo, después de eso, lo vemos un poco más volátil, más aun cuando los riesgos del acuerdo con el FMI se empiecen a materializar", proyecto el jefe de la mesa de dinero del banco.

Riesgo de reversión de flujos

Uno de los factores que también podría mostrar un cambio en la dinámica cambiaria es lo que viene ocurriendo a nivel global.

El dólar Index se ubica por encima de los 100 puntos y se sitúa en su mayor valor en dos años. Desde su piso sube 12,5% y sube 4,1% este año.

El escenario de suba de tasas producto de una Fed más hawkish generado por una aceleración inflacionaria, es lo que provocó el rally en el dólar a nivel global.

Es decir, a partir de la suba de tasas, el mercado espera que los flujos puedan revertirse hacia EE.UU. para aprovechar los rendimientos más altos, generando expectativas alcistas en el dólar.

En concreto, la suba de tasas de EE.UU. eleva los riesgos de reversión de flujos a nivel global, siendo los emergentes los más vulnerables a dicho proceso.

A ello se le suma el último dato de inflación, el cual se ubicó en 8,5% interanual y el cual potencia aún más las expectativas alcistas en la suba de tasas.

De hecho, con el dato de inflación de marzo, la probabilidad de ver un aumento de +50bps en la tasa de referencia en la próxima reunión aumentó hasta 93,5% tras la publicación de la cifra aumentando.

Para la reunión de junio esa probabilidad es de 69,5 por ciento.

Mariano Calviello, head portfolio manager de FIMA, remarca que la apreciación del dólar a nivel mundial es una tendencia de mediano plazo.

"La apreciación del dólar a nivel mundial se sostiene desde junio de 2021, cuando venía de un proceso de depreciación muy fuerte desde el pico alcanzado cuando se desato la pandemia", dijo Calviello.

Para el head portfolio manager de FIMA, esta tendencia suma presión a todas las monedas emergentes, incluida la Argentina.

Sin embargo, en el corto plazo, Calviello agrega que el movimiento del contado con liquidación (CCL) ha tenido factores locales más que internacionales.

"La aceleración del crawling peg y el efecto de tasas más elevadas vía instrumentos CER pueden haber afectado su cotización, pero el contexto internacional muestra un dólar más fuerte. Este movimiento del dólar también dependerá de la evolución de la inflación y de las tasas de la FED", explicó el especialista.

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) agregaron que el dólar index se vio beneficiado por el enfoque más hawkish de la FED.

"Por un lado, el desarme de la hoja de balance en el plazo de tres meses implica un ajuste mucho más significativo que lo observado en el periodo entre 2017 y 2019. Por otro lado, el mercado pricea una suba de tasas de +50bps en la próxima reunión el 4 de mayo y las señales de los distintos funcionarios del organismo reforzaron esta expectativa", comentaron.

En este sentido, desde PPI advierten que "la fortaleza del dólar actúa como resistencia para los flujos de capitales hacia la región y juega en contra de las monedas emergentes".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios