El rol de la banca

Cómo eliminar definitivamente el exceso de billetes y el gasto en almacenamiento

La digitalización, la adopción de billeteras y la banca inmersiva, entre otros recursos deberían acelerar su implementación para que el cash no ahogue a la economía.

En esta noticia

Mientras se lanza el nuevo billete con denominación de $ 2000 y en las redes sociales crecen las encuestas sobre si deberíamos tener o no un billete de $ 10.000 con Lionel Messi al frente y la Scalonetta al dorso, los bancos están desbordados de efectivo.

¿Y la digitalización? ¿Y las billeteras virtuales? ¿Y la banca inmersiva? Los bancos también están trabajando en ello. Tal como sucede en la industria del retail, existen soluciones digitales para los problemas de almacenamiento y logística, en este caso, de billetes. Toneladas de billetes.

La Argentina cuadruplicó la cantidad de billetes en circulación, en tan sólo tres años, que incluyen la pandemia. Según el Banco Central, desde diciembre de 2019 pasamos de tener $ 895.000 millones a $ 3,8 billones, cerca de unos US$ 20.8000 millones.

Existen soluciones digitales para los problemas de almacenamiento y logística, en este caso, de billetes. Toneladas de billetes.

.Esto provocó que, por ejemplo, una de las entidades financieras más grandes del país pasara de tener dos a diez bóvedas para el almacenamiento de billetes, teniendo que gestionar ese crecimiento en tiempo récord. Estamos hablando de presupuestos, recursos humanos y servicios profesionales de traslado destinados a buscar una bóveda que a los pocos meses ya no va a dar abasto, y así sucesivamente.

Logística e inseguridad

A esto se suma la inseguridad que significa movilizar cantidades de billetes, tanto para las empresas de servicios financieros -a lo que se suma también el impacto ambiental de los vehículos de transporte de caudales-, como para los propios consumidores finales.

Ya nos hicimos virales por nuestros Campeones del Mundo, pero también por los turistas impactados por la cantidad de billetes que se necesitan para pagar una cena en una parrilla porteña.

Si la tecnología existe, ¿cómo hacemos para salir de la rueda analógica que demanda una economía inflacionaria?

La adopción de métodos de pago o billeteras digitales, aunque no elimina el uso de efectivo -que va a seguir existiendo siempre-, sí permite reducir su circulación, lo que debería paliar este panorama actual, al menos en parte.

Se habla de la implementación de "payment rails", distintos "rieles" como las tarjetas, las billeteras digitales y también las criptomonedas -opción aún no disponible para el pago en nuestro país-, como métodos de pago.

En este sentido es que se habla de la implementación de "payment rails", distintos "rieles" como las tarjetas, las billeteras digitales y también las criptomonedas -opción aún no disponible para el pago en nuestro país-, como métodos de pago.

El futuro del dinero digital

Las estadísticas regionales proyectan un crecimiento en este sentido. Según el informe "Payments 2025 & Beyond" de PwC, las operaciones con dinero digital en América latina se triplicarán en volumen hasta superar los u$s 3 billones, alcanzando los u$s 111.000 millones de transferencias. Esto significa un crecimiento del 82% en las operaciones.

En paralelo, en el mundo B2B, un informe de IDC destaca que para 2028 el 50% de los bancos van a adoptar "Payment as a Service" (PaaS) para su procesamiento de pagos. Hablamos de soluciones de pagos de proveedores que se encargan de reducir la complejidad de integrar nuevos mecanismos de pago.

Cualquiera creería que, para que la Argentina forme parte importante de estas estadísticas y pueda reducir la circulación de billetes, se necesita una revolución digital. Una disrupción, un cambio de paradigma, una decisión que de la noche a la mañana cambia nuestra relación con el dinero.

Spoiler: esto no va a suceder. O al menos no de esta manera

Los procesos de adopción y cambio exitosos están lejos de ser un quiebre drástico y revolucionario. En lugar de dicho quiebre, deberíamos ver un cambio progresivo y constante en esta dirección.

Bancos next generation

Esto sucede dentro de la adopción del concepto de Banca Inmersiva, entendida como la siguiente generación de la banca: autónoma, inteligente, disponible en tiempo real, hiper personalizada y altamente segura.

La Banca Inmersiva facilita la integración de los procesos de servicios financieros en la vida cotidiana de las personas de forma transparente y con un mínimo (o ninguna) disrupción. Es invisible. Y, parafraseando al Principito, si es invisible a los ojos, es esencial.

Para ganarle a la inflación con tecnología se necesitan recursos orientados a estos procesos que nos permitan implementar herramientas seguras a medida que estas crecen en experiencia del usuario. Es una tecnología de procesos e iteración que ya venimos incorporando en todos los ámbitos de nuestra vida sin darnos cuenta.

 Lo hacemos a partir de soluciones que garantizan conectividad, inteligencia, agilidad y gobernanza. Todo, gracias a los beneficios que trae la nube.

Esto busca que en el lapso de los próximos tres años no hablemos de crecimiento de bóvedas, sino de sistemas inteligentes, fáciles de operar y que permitan un flujo saludable de dinero.

Es probable que no eliminemos a la inflación del campeonato, pero tal vez juguemos en punta en las estadísticas de digitalización y hasta podamos decir, primero la tecnología y segundo, Francia. Perdón... segundo la inflación.

Temas relacionados
Más noticias de Fintech
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • AD

    ALAN DARLING

    Hace 8 días

    CON UNA ECONOMIA 45% INFORMAL EL USO DE BILLETES NO VA A DESAPARECER. LA SOLUCION ES TENER UN BILLETE DE 100 US$. O SEA 50.000 PESOS, 20.000 PESOS Y 10.000 PESOS. 1000 PESOS SON 2,6 US$. UNA LOCURA

    1
    0
    Responder