Turismo

Qatar más allá del fútbol: cuáles son las mejores playas y actividades que propone el país

Rascacielos hipermodernos, costumbres ancestrales, playas exquisitas y un desierto infinito: un recorrido con mirada de viajero al epicentro futbolístico mundial del momento.

En esta noticia

Tema de conversación omnipresente y Meca para los amantes de la pelota, el Mundial transforma todo lo que toca en pasión futbolera. Pero en este 2022 sucede un hecho casi inédito: se juega en un país que nunca antes participó de la copa. Esto solo había ocurrido en Uruguay 1930 (inevitable: era el primer torneo) y en Italia 1934 (segunda competición). Y no solo eso, también es un territorio "exótico" para el mundo occidental y el debut de la competencia en Oriente Medio. Para quienes visiten Qatar el desafío es doble: llenarse los ojos de fútbol y, al mismo tiempo, sumar una experiencia viajera fuera de lo común.

Los aspectos sin precedentes que ofrece este Mundial se acumulan. El julio al que estábamos acostumbrados se corrió a noviembre para evitar temperaturas inhumanas (aun así, el promedio rondará poco más de 30º), los estadios -todos ellos refrigerados- se encuentran dentro de un radio de 50 kilómetros de distancia por lo que el visitante podrá acceder a partidos de diferentes grupos con traslados sutiles y se trata, por lejos, del país anfitrión más pequeño hasta la fecha con 11.571 kilómetros cuadrados (cabe poco más de 240 veces en la Argentina).

Quienes paseen por sus calles deben cuidarse de situaciones que en otros puntos del mundo son consideradas perfectamente normales y que aquí podrían terminar hasta con pena efectiva: están prohibidas las demostraciones públicas de cariño, la homosexualidad es penada por la ley y el consumo de alcohol está muy restringido, aunque ya se anunció que estará permitido en hoteles, bares, fan zones y lugares habilitados.

El Museo de Arte Islámico es un punto ineludible.

Los antecedentes tampoco son regulares: sospechas de corrupción en la asignación de la sede, denuncias por fallecimientos masivos de obreros durante la construcción de los estadios y tanto los movimientos feministas como la comunidad LGBTIQ+ hicieron escuchar sus protestas durante los últimos meses. Pero la pelota rodará a pesar de todo. Ninguna de las selecciones que elevó consignas para denunciar estas situaciones renunció a su plaza.

Tensión entre pasado y presente

Doha es una de las ciudades más multiculturales, cosmopolitas y tolerantes del mundo árabe, donde el inglés es una lengua muy difundida. "Son apenas 400.000 habitantes naturales de Qatar, a los que se suman nada menos que 2,4 millones de extranjeros", destaca Facundo Chidini, titular de la Cámara de Comercio Argentino - Qatarí, que obtuvo su reconocimiento oficial en 2021. "Es un país árabe musulmán de los más abiertos de la región, respetuoso y amigable con el otro que, al mismo tiempo, exige respeto por sus normas culturales".

"Qatar en general tiene un abanico para todos los gustos y edades: su agenda cultural y de actividades refleja el crisol del país", señala Melody Amal Khalil Kabalan, asesora en protocolo árabe e islámico, fundadora de Qatarizate2022 -plataforma en Instagram para concientizar sobre la cultura, gastronomía y el turismo catarí de cara al mundial- y creadora de Afifa.org, entidad que realiza actividades relacionadas con la mujer en Oriente Medio.

La tensión entre pasado y presente es palpable: rascacielos modernos y centros comerciales que parecen salidos de una película de ciencia ficción conviven con mercados de corte antiguo y escenas propias del desierto. En el Souq Waqif, mercado de corte tradicional, es posible degustar una parrillada excelente que incluye carnes de vaca, de pollo y de cordero a precios muy razonables. En Al Wakra, a unos 20 kilómetros del anterior, los locales parecen transportados desde algún puerto de la antigüedad. En ambos casos, abundan las oportunidades para acceder a objetos de la cultura árabe, especias o perfumes.

Abrazar la cultura local

Cerca de allí, la cultura tiene su punto de partida en Embrace Doha: un espacio en el que se puede participar de ceremonias como la del café o la del henna, ver como las mujeres hacen los tradicionales tejidos al sadu (considerado patrimonio inmaterial por la Unesco) o asistir a talleres de etiqueta, costumbres, vestimenta o historia del comercio, todo en contacto con talentos locales.

Doha es una de las ciudades más multiculturales y cosmopolitas del mundo árabe. Foto: Melody Amal Khalil Kabalan.

El Museo de Arte Islámico es un punto ineludible, tanto para hacer una parada y tomar un café en su terraza, con una vista en la que se confunden los arcos característicos de la arquitectura árabe con los edificios de West Bay -una suerte de Puerto Madero del futuro- de fondo. Tampoco se puede eludir el Museo Nacional de Qatar, inaugurado en marzo de 2019.

Entre el desierto y las playas

El bullicio de la Copa del Mundo se puede sosegar con uno de los principales atractivos del país: el desierto. "Se respeta y se conoce su tradición milenaria, sus actividades, sus costumbres gastronómicas, su vestimenta... Al día de hoy se transmiten los secretos de supervivencia de familia en familia", dice Khalil Kabalan. Recorridos en 4x4, sandboard, pasar la noche en carpas beduinas y hasta pescar y nadar en algún oasis... Las posibilidades que brindan esas extensiones infinitas de arena son igual de incontables.

Otro punto clave es el pueblo cultural Katara. "Caminar por sus callejones modernos inspirados en arquitectura tradicional, con sus murales y ese aire acondicionado al exterior de su calle comercial, con las colinas verdes que lo envuelven y esos cafés para detenerse a disfrutar el momento", describe Martín Cura, argentino, hoy responsable comercial global de la aerolínea local Qatar Airways. Por supuesto, el sello argentino llegó hasta Qatar. En la propia Katara hay dos murales pintados por Martín Ron, el mismo que tuvo en sus manos la creación del mural gigante de Diego Maradona inaugurado en Buenos Aires con motivo del aniversario número 62 del futbolista. Las gestiones para que Ron llegara a tierras cataríes fueron realizadas por la Cámara.

Para quienes tienen vehículo, Cura recomienda alejarse unos 80 kilómetros para llegar a las playas del norte. "El color del agua, turquesa, resulta sorprendente", dice. El país está rodeado de agua, por lo que propone una amplia variedad de playas acordes a distintos presupuestos o estilos. ¿Una jornada divertida? Cruzar desde el puerto en una travesía de media hora hasta Banana Island. ¿Lujo en su máxima expresión? Las playas privadas de Ritz Carlton y Sheraton de Doha.

Una ciudad nacida ad hoc

El agua es también el escenario para revivir una antigua tradición local: los recorridos en las embarcaciones que se utilizaban para pescar perlas -la principal actividad de esta región antes de que se descubriera el petróleo-, que aprovechan los atardeceres mágicos sobre el skyline de edificios hipermodernos.

Más allá de la capital, el epicentro de la actividad mundialista se concentrará en Lusail City, una ciudad inteligente ubicada a apenas 15 kilómetros de la capital, proyectada ad hoc para este evento con Internet de alta velocidad en cada uno de sus puntos, recolección neumática de residuos y un sistema de refrigeración subterráneo. En el shopping Place Vendome, de 1 millón de metros cuadrados, se respira un aire ligeramente occidental, para aquellos que extrañen su tierra. Tanto el partido de apertura entre el local y Ecuador -un encuentro sin historia ni atractivo si se hubiera jugado en cualquier otro contexto- como la final se jugarán en esta neociudad.

Un dato más: la Cámara armó en el primer piso del Hotel Intercontinental el Latin Point, espacio para fans que se capitalizará también para difundir a la Argentina. El espacio ideal para continuar con los festejos o para compartir penurias, de acuerdo a lo que haya ocurrido minutos antes en la cancha.

La pelota ya empezó a rodar y agita los sueños de millones de personas alrededor del mundo. Invisible, casi a su lado, una ciudad milenaria lista para ser descubierta. 

Esta nota se publicó originalmente en el número 348 de revista Apertura.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.