Informe especial

La próxima jugada de las fintech: cuáles son los planes de las empresas más importantes para 2023

Las empresas suman prestaciones para convertirse en la primera opción de los usuarios. Anticipan un crecimiento en el sector, de la mano de la digitalización de las operaciones y del acceso al crédito.

En esta noticia

Los cambios de paradigma de intercambio comercial que trajo aparejada la pandemia, sumados a las restricciones de las alternativas tradicionales de bancarización, siguen dando oportunidades de crecimiento a las fintech, las cuales, sin embargo, han tenido que enfrentar en 2022 desafíos nacionales e internacionales, entre los cuales están la incertidumbre reinante en el entorno nacional, la inflación en los Estados Unidos y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Con la inclusión financiera como lema y el impulso de la digitalización de los procesos de compra, el sector viene sorteando de manera dispar la demanda de resultados de los inversores, algo que está generando tensión en todas las actividades con base tecnológica.

La expansión de la actividad en la Argentina es parte de un fenómeno regional, recuerdan los actores del sistema. "Según el informe publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el número de fintech en la región aumentó 112 por ciento entre 2018 y 2021, con un crecimiento anual de 37 por ciento. Esto es muy alentador para la industria", reflexiona Leonardo Salovich, CEO de Getnet, una compañía de PagoNxt, que agrupa los servicios de pagos de Grupo Santander. De todas formas, destaca singularidades del mercado local: "La Argentina es uno de los países con mayor desarrollo del sector. El empleo en la industria se ha convertido en uno de los más dinámicos en el país".

Pablo Scoglio, CPO de MODO.

Respecto de los recursos humanos que nuclea, Salovich también destaca logros en materia de paridad de género. "La participación de las mujeres en el sector mejoró en un 5 por ciento según el informe que lanzó la Cámara Argentina Fintech en 2022", indica. "Otro dato relevante es que la distribución geográfica muestra un alcance totalmente federal en las oportunidades de trabajo generadas, y este informe anunció que el empleo fintech crece en 20 provincias del país. Nosotros ya estamos operando en todas las provincias. En el país, la industria viene creciendo a pasos agigantados y los números lo demuestran año tras año", complementa.

"Desde Naranja X vemos cómo el sector fintech continúa evolucionando y consolidándose como una industria en expansión. Si bien se percibe un boom en los últimos años, también es una realidad que existe una mayor selectividad en los inversores, tanto a nivel local como regional, que demandan resultados más rápidos", opina al respecto Juan Ignacio Talento, Chief Business Development Officer de Naranja X.

La aceleración tecnológica es uno de los drivers más mencionados por los ejecutivos de la industria para explicar el crecimiento de la demanda, integrada tanto por usuarios individuales como corporativos. "El boom fintech en gran parte tiene que ver con que hoy la tecnología es clave en el sostenimiento de las finanzas, tanto personales como a nivel empresa", dice al respecto Sebastian Böttcher, CCO de Interbanking. En el primer semestre de 2022, la cantidad de transacciones monetarias de empresas procesadas por la red de esta plataforma superó los 60 millones, lo que implicó un incremento interanual del 11,2 por ciento. "En 2023, este proceso seguirá profundizándose y las empresas continuarán incrementando su demanda de soluciones integradas a sus propios sistemas de control y gestión, y en esta demanda está nuestro mayor desafío como parte del ecosistema financiero", agrega Böttcher.

Alejandro Melhem, vicepresidente de Mercado Pago.

Circunstancias tanto internas como externas han definido un escenario diferente al que marcó un pico hace dos años. "La situación de crecimiento de 2021 fue muy diferente a la de 2022. Factores complejos como la creciente inflación en los Estados Unidos, las consecuencias financieras de la guerra en Ucrania, y la caída de empresas y proyectos cripto como FTX y Luna/Terra, generaron consecuencias negativas en la industria", asume Juan José Méndez, Chief Brand Officer de Ripio. Sin embargo, considera que estos movimientos forman parte de una línea de evolución. "Con 10 años de experiencia en la industria cripto, entendemos que estos escenarios son parte del ciclo de crecimiento de sectores tan disruptivos -dice Méndez-. A su vez, son oportunidades para poder afianzar una industria más madura y consolidada de cara al próximo ciclo". Asegura, asimismo, que la velocidad y calidad de respuesta a los cambios y desafíos estará asociada al perfil de cada compañía. "Las empresas que tienen modelos de negocio sostenibles, que estaban bien fondeadas y con planes sólidos a largo plazo han salido adelante y seguirán creciendo en el futuro. El robustecimiento de la infraestructura y la transparencia serán necesarias para impulsar el verdadero valor que tiene para ofrecer web3 y que puede beneficiar tanto a personas como empresas e instituciones", asevera.

Respecto de lo que sucederá este año, proyecta: "Se espera un 2023 en el que todo el ecosistema pueda recuperar la confianza perdida y llevar al frente las soluciones blockchain y web3 que tiene para sus millones de usuarios".

El deseo de proteger el poder adquisitivo de los ahorros es uno de los motores para que la industria ofrezca nuevos productos y servicios, que han diversificado las propuestas del sistema financiero. "En particular para Ripio, en línea con el restringido acceso a divisas que tenemos en el país, creemos que productos como Ripio Select y Ripio B2B van a seguir creciendo gracias a la oportunidad que brinda a empresas y personas para acceder fácilmente a ‘criptodólares' y servicios específicos basados en tecnología blockchain", concluye Méndez.

Efecto pandemia

El contexto de emergencia por el Covid-19 ayudó a acelerar la actividad. "Particularmente, 2021 fue de inmenso crecimiento para el ecosistema porque surgieron ideas y avances de proyectos muy importantes", ratifica Pablo Scoglio, CPO de MODO. "La pandemia provocó un cambio importante en todas las industrias y mercados tech. Hubo una aceleración hacia la digitalización y el uso del dinero no fue la excepción", añade. Asegura que para MODO fue determinante: "Aprendimos, mejoramos los productos, y elevamos todos la propuesta de valor a nuestros usuarios", describe. Y anticipa que ese dinamismo no desaparecerá. "En 2023, la industria de medios de pago seguirá transformándose para evolucionar el manejo del dinero y es clave que, frente a las dificultades que presenta el uso masivo del efectivo, sigamos aunando esfuerzos", considera.

Hay quienes también le ponen números a la aceleración que logró la crisis del Covid-19. "La pandemia profundizó el rol de la tecnología en la sociedad y aceleró la digitalización entre tres y cinco años en Latinoamérica. Si bien muchas empresas y comercios ya habían empezado un proceso de transformación hacia los pagos digitales, la pandemia le imprimió velocidad a la adopción, en especial en PyMES a las que la digitalización les permitió no solo seguir trabajando con sus bases de clientes activos y potenciales, sino también sostener la cartera de empleados", precisa Alejandro Melhem, vicepresidente de Mercado Pago.

Juan Ignacio Talento, Chief Business Development Officer de Naranja X.

Tanto vendedores como consumidores adoptaron más herramientas de cobro y pago sin contacto como alternativas más seguras y prácticas. Y los pagos sirvieron como puerta de entrada a otros servicios financieros.

La pospandemia empuja a las fintech a buscar nuevas formas para continuar en la senda de años anteriores. "Si bien la vuelta a la normalidad volvió a generar un aumento del uso de efectivo, gran parte de los usuarios, empresarios y comerciantes prefieren utilizar los cobros digitales ya que les permiten vender más al dar a los clientes distintas opciones en un pago o en cuotas, y son fáciles de usar, optimizan el tiempo, agilizan las transacciones y evitan el efectivo en el bolsillo", cierra el CEO de Getnet.

Los problemas de bancarización de una economía en la que se destaca el empleo informal constituyen una oportunidad. "Nuestros objetivos durante 2023 serán seguir con la consolidación de Naranja X como compañía que favorece la inclusión financiera", dice Talento. "Las expectativas y los proyectos están alineados con nuestro propósito de incluir a todas aquellas personas que no pueden acceder al sistema financiero tradicional", completa.

Según un análisis de Equifax Argentina, una compañía de big data que procesa información del sistema financiero y de diversas bases de datos relacionadas con ingresos y gastos, el 70 por ciento de quienes buscan acceder a algún producto de crédito fintech indicó tener ingresos de hasta $121.000 en diciembre. Según Santiago Pordelanne, presidente y gerente General de Equifax Argentina, "a la hora de otorgar un primer producto crediticio, las fintech son un actor de relevancia en la actualidad. Esto pone de manifiesto el atractivo que implican las alternativas de crédito de ágil acceso, activación e implementación que priorizan la experiencia del usuario aplicando nuevas tecnologías, facilitando así el acceso al crédito".

Cambios

Böttcher revela que 2022 fue un periodo de cambios para Interbanking y espera igual dinamismo para 2023. "Fue un año realmente positivo, que nos permitió crecer hacia afuera pero también de manera interna, fortaleciendo nuestro equipo de colaboradores", describe. La firma habilitó su aplicación móvil, una nueva plataforma para clientes, y el carrito de compras para pago de servicios. Además, firmó una alianza estratégica para adquirir la totalidad de las acciones de Cobranzas.com, una compañía digital especializada en la gestión del pago a proveedores. "Esta adquisición formó parte del plan estratégico de reconversión y modernización que comenzamos hace tres años", prosigue. Para 2023, anticipa "un profundo proceso de modernización y transformación digital". Y adelanta: "Tenemos en puerta una gran inversión, que nos permitirá acceder a nuevos mercados, a una mejor tecnología y a más recursos para poder satisfacer aún más las necesidades de los clientes. Con esta inversión, se siguen generando uniones comerciales con empresas que mejoran su gestión con nuestro servicio. Apuntamos a ir hacia un ecosistema integrado, confiable y amigable para todos los actores que hacemos en conjunto el sistema financiero del país".

Romina Simonelli, Chief Payments Officer de Ualá.

Los actores de la industria son tan diversos como los clientes que buscan atraer. Por caso, Telecom Argentina, una empresa con amplia historia en el mundo de las telecomunicaciones, también ingresó al sector. En 2022, la firma presentó Personal Pay, una solución de billetera virtual. "Es un desafío que nos impulsa dentro del mercado fintech, uno de los de mayor crecimiento del país en los últimos años", revela Martín Heine, director de Digital Growth de Telecom Argentina. Y enumera: "Tenemos beneficios, descuentos y reintegros en los servicios, en las facturas, en recargas y en compras". Su modelo de integración le permite hacer sinergia entre sus distintas líneas de negocio; por caso, para los clientes de la operadora, el uso de la app de Personal Pay no consume los datos del plan contratado.

Para Romina Simonelli, Chief Payments Officer de Ualá, la incorporación de productos en las fintech apunta a ganar espacio en el celular. "Lo que hicimos fue profundizar la relación que teníamos con el cliente, de ser un medio de pago lo llevamos a un ecosistema que tiene ahorro e inversión para poder acompañar a la persona y ser un sostén cada vez más amplio", cuenta sobre el caso particular de Ualá. Las herramientas de crédito incluyen la alternativa de convertir en cuotas un pago ya realizado, un complemento a las ofertas tradicionales de las tarjetas de crédito. Las inversiones contemplan productos como los Cedears y el dólar MEP. "Antes, uno trataba de ser el primer medio digital de pago; ahora, procuramos ser la principal aplicación del cliente para que, a través de nosotros o gracias a alianzas estratégicas, le podamos solucionar sus finanzas diarias. Creo que esa es la tendencia del sector", afirma.

En el mismo sentido se manifiesta Melhem. "Pusimos mucho foco en seguir ofreciendo a nuestros usuarios, tanto personas individuales como vendedores, ofertas que les permitan seguir incluyéndose financieramente y este año tenemos el desafío de seguir trabajando en esa línea, ofreciéndoles no solo una cuenta gratuita, para poder transferir, pagar o cobrar, sino la posibilidad de invertir, obtener créditos o seguros; es decir, una inclusión financiera más plena", revela. "Logramos completar los cuatro frentes de la inclusión financiera: pagos, créditos, inversiones y seguros", describe.

La inestabilidad de la economía argentina no es ajena al rubro, desde el cual, sin embargo, afirman que hay soluciones para las barreras que hoy existen para la actividad. "Es imposible ser ajeno a la situación económica que atraviesa el país o la región donde uno opera como compañía", manifiesta al respecto Scoglio. Y apunta: "Creemos que es clave, por ejemplo, un sistema interoperable e inclusivo que reduzca los costos de la transacción para todas las partes". "Con la interoperabilidad real, los usuarios podrían acceder a pagos digitales de manera más eficiente y simple, mientras que los comercios recibirían el dinero de manera inmediata y con menores comisiones", concluye. 

Esta nota se publicó en el número 350 de revista Apertura.

Más noticias de Fintech

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.