FT

¿Goldman Sachs en crisis? Salida masiva de directivos por los sueldos bajos y una fuerte reorganización

Goldman sostiene que ha pasado por periodos de mayor rotación de personal antes, como en 2011 tras la crisis financiera y en 1998 cuando retrasó una OPI. Pero algunos temen que se tarde años en reemplazar al personal saliente.

Cuando en abril de este año se anunció que Mike Kostner se iba de Goldman Sachs, la noticia causó conmoción en la sede central del banco. La marcha de este veterano de 25 años en Goldman, copresidente del negocio de inversiones alternativas, sorprendió al personal. Un empleado dijo que Koester era una persona "muy querida" en el banco.

Se trata de una de las recientes salidas de alto nivel de Goldman, que se han sumado a las dificultades de su CEO, David Solomon, en los últimos 12 meses, en los que ha estado recortando una costosa incursión en la banca de consumo en un momento en que los resultados de la empresa siguen siendo peores que los de sus rivales.

Algunos empleados actuales y antiguos de Goldman afirman que la rotación se debe en parte a los salarios más bajos del banco en 2022, cuando tuvo que cubrir las pérdidas de su negocio de créditos al consumo. Otros echan la culpan a una reorganización a finales del año pasado, la segunda de Solomon desde que asumió el mando hace menos de cinco años. Y muchos temen que 2023 sea otro año decepcionante para los salarios, dada la ralentización de los principales negocios de banca de inversión y trading de Goldman.

Apple contra los grandes bancos: cuánto mercado les puede robar

"Los directivos de Goldman están más dispuestos que nunca a recibir una llamada mía", señala un cazatalentos de Wall Street.

Además de la de Koester, otras salidas notables han sido las de Julian Salisbury, director de inversiones en gestión de activos y patrimonios, Dina Powell, directora de fondos soberanos, y Joe Montesano, director de trading en renta variable para América.

Además, esta semana otros tres socios han confirmado que dejarán Goldman. Dos de ellos son David Thomas y David Rusoff, que se van a ir al departamento jurídico de Citadel. La otra es Lisa Opoku, socia desde 2012, directora de gestión de patrimonios del banco que presta servicios a socios actuales y jubilados.

"Es duro, de verdad. Goldman era una empresa especializada en formar a las personas y capacitarlas para ser líderes. Ya no es el mismo lugar", señala un exbanquero de Goldman.

Goldman sostiene que ya ha pasado por periodos de mayor rotación de personal, como en 2011 tras la crisis financiera y en 1998 cuando retrasó una oferta pública inicial (OPI). Pero otros temen que la pérdida de directivos pueda tardar años en reemplazarse. Esto está poniendo a prueba un refrán de la empresa que dice que no importa quién se vaya, los huecos se llenan rápidamente y hay suficientes personas inteligentes para garantizar que el banco no pierda el ritmo.

Además de la banca de consumo, Solomon está redoblando sus esfuerzos en la gestión de activos y patrimonios. El banco espera que el crecimiento de estos negocios, que los inversores consideran más estables, pueda complementar su división de banca de inversión y trading, más volátil. Una estrategia similar ha sido bien recibida por los inversores de Morgan Stanley.

Apple deja de lado a Goldman Sachs y lanza su propio servicio de préstamos

Antes del anuncio de la marcha de Salisbury, Goldman llamó a los inversores de sus fondos para restar importancia al impacto de la salida para el negocio de gestión de activos, que ha captado más de u$s 200.000 millones en fondos brutos de terceros desde 2020. Goldman declaró que estas comunicaciones son una práctica habitual cada vez que se marcha un alto ejecutivo y que el porcentaje de salidas de sus profesionales de inversión es la más baja de los últimos años.

Parte del éxito de Goldman suele atribuirse a su amplia e influyente red de antiguos empleados, los cuales suelen convertirse en clientes cuando se marchan a otras compañías. Una de las prioridades de Solomon ha sido cultivar esa red de forma más coordinada, lo que incluye ofrecer a los antiguos socios acceso exclusivo a vehículos de inversión.

Sin embargo, algunos empleados y exempleados de Goldman creen que las salidas de los últimos años -y, en particular, la calidad de las personas que se han ido- son notables en comparación con el promedio histórico. Un alto ejecutivo de Goldman señala que la reciente ola de salidas le ha hecho plantearse por primera vez ser más receptivo a los llamados de otras empresas.

Wall Street bajista con el dólar mientras crece la posibilidad del soft landing

En los primeros años del mandato de Solomon también se produjeron varias salidas de alto nivel, como la del codirector de banca de inversión Gregg Lemkau, el codirector de la división de valores Marty Chavez y el director financiero Stephen Scherr.

"Durante años, la gente no estaba dispuesta a marcharse. Ahora los altos cargos responden a nuestras llamadas e incluso nos llaman ellos mismos", señala el cazatalentos de Wall Street.

Temas relacionados
Más noticias de Goldman Sachs

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.