CHAU A LA MORATORIA PREVISIONAL

Tercer fracaso para el Gobierno en Diputados: los motivos de una nueva sesión fallida

La bancada que lidera Germán Martínez quiso poner a Juntos por el Cambio entre la espada y la pared en diputados. Pero la jugada le salió mal y el Frente de Todos se quedó ya sin sesiones en 2022. Los motivos.

Las banderas mundialistas que decoraban el recinto de la Cámara de Diputados no disimularon la grieta. El oficialismo quiso poner a Juntos por el Cambio entre la espada y la pared. Pero la jugada le salió mal y no logró poner en marcha la que se esperaba que fuese la última sesión del año

Si la bancada que preside Germán Martínez tenía alguna esperanza de reunir los 129 presentes en el recinto, la incorporación "por la ventana" -como reprocharon desde la oposición- de la reforma de la Ley de Alquileres le dio la excusa perfecta a un puñado de diputados de JxC para no habilitar la sesión. Más bien, los convenció de hacer lo opuesto.

Moratoria previsional en riesgo: de qué depende que la vote el Congreso antes de su vencimiento

Sin la agenda judicial sobre la mesa, las internas de JxC salen a la luz

La Cámara que preside Cecilia Moreau se despide del 2022 con un nuevo fracaso. Es la tercera vez en menos de un mes que no logra sesionar. ¿La consecuencia? No se sancionó el plan de pagos de deuda previsional que le facilita la jubilación a casi 800.000 personas. Tampoco pudo darle media sanción y girar al Senado la creación de ocho universidades nacionales.

Pasado el tiempo de tolerancia para la puesta en marcha de la sesión, el tablero de la Cámara marcaba 124 presentes en el recinto. Moreau debió anunciar que el debate se había caído. Eran dos los ausentes de su propia tropa. Por un lado, el cordobés Eduardo Fernández. En su caso, ausente con aviso: días atrás había sido operado. Por otro, Roberto Mirabella. El santafesino pegó el faltazo para hacer notar su descontento con las autoridades del bloque oficialista. Les achaca limitarse a tratar temas que solo le interesan al AMBA.

Conclusión: el Frente de Todos logró reunir, además de 116 diputados propios, a los cuatro diputados del Frente de Izquierda de los Trabajadores y a los cuatro de Provincias Unidas. El resto de los espacios -Juntos por el Cambio, Interbloque Federal, MPN, SER y los cuatro libertarios- dejaron sus bancas vacías.

Evolución Radical, la clave

El oficialismo contaba con que al menos una parte de Evolución Radical, bancada que lidera el cordobés Rodrigo de Loredo, bajara al recinto. Eran los impulsores de algunas de las 8 universidades nacionales que se habían incluido en el temario. 

La llave para sesionar estaba en manos de Evolución Radical.

El bloque que tiene como referente al senador Martín Lousteau se encontraba en una disyuntiva. Los diputados barajaban dar quórum para habilitar el debate de sus proyectos, con la contracara de generar conflictos dentro de Juntos por el Cambio. O bien, no dar quórum, y que sus proyectos se vuelvan postergar. Sumado al descontento que eso acarrearía en sus propios territorios.

Fue el Frente de Todos el que les facilitó las cosas. Durante la reunión de Labor Parlamentaria que celebraron las autoridades de bloque en la previa a la sesión, Martínez sacó el as que llevaba bajo la manga

Propuso, tal cual había pedido Juntos por el Cambio en las vísperas de la sesión, sumar al temario la Ley de Alquileres, que permanece frenada en la Cámara baja desde mediados de año. El argumento de la bancada opositora para no dar quórum era que el oficialismo solo llevaba al recinto los temas de su interés, dejando de lado las leyes que "le importan a la gente".

Pero Juntos por el Cambio sabía que con las ausencias que tenía, no lograría que al momento de la votación se impusiera su dictamen. Si el texto se llevaba al recinto, el oficialismo sumaría los números para imponer su versión de la reforma de la ley que viene siendo cuestionada por inquilinos y propietarios.

Alarma para trabajadores en edad de jubilarse: qué pasa si el Congreso no sanciona la moratoria

El Gobierno necesita 4 leyes clave y JxC le pone condiciones para sesionar antes de fin de año

Si la bancada de De Loredo daba quórum, no solo corría el riesgo de ser tildado de "funcional al oficialismo". También, se lo culparía de allanarle el camino al Frente de Todos para que se imponga su reforma de la Ley de Alquileres

Lo que parecía ser una jugada para poner entre la espada en la pared a Juntos por el Cambio y forzarlos a sesionar, terminó siendo el factor que alineó a Evolución Radical detrás de Juntos por el Cambio. 

El Frente de Todos dio su versión de los hechos. Acusó a Evolución Radical de ser "mascota de Magneto" que, por temor a ser tildados de "kirchneristas" por la prensa, dio marcha atrás con su "compromiso de dar el quórum". 

Desde la bancada de De Loredo aseguraron que el compromiso jamás existió. "Quedamos de reunirnos esta mañana [antes de la sesión] y definirlo. Teníamos voluntad de que se aprobara lo de las universidades, sí, pero resolvimos junto con todo JxC no dar quórum", le aseguraron a El Cronista

Temas relacionados
Más noticias de Diputados
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.