Según consultora

Aseguran que es "extremadamente improbable" que el oficialismo revierta el resultado de las PASO

Además, el trabajo analiza las consecuencias económicas, financieras, además de los efectos de la crisis ministerial que se desató como consecuencia de los resultados inesperados. Además, pone la lupa en el triunfo de la oposición.

A menos de una semana de que se celebraran las PASO, un informe elaborado por la consultora Open Group analiza los resultados de la elección. La primera conclusión que arroja el estudio es que "nadie (ni las propias fuerzas políticas) se esperaban una derrota tan grande (10 puntos de diferencia) para el oficialismo en todo el país y, mucho menos, en Buenos Aires y otras provincias". Ante este panorama, el estudio analiza las consecuencias económicas, financieras, además de los efectos de la crisis ministerial que se desató como consecuencia de los resultados inesperados

De acuerdo al estudio, esa diferencia hace "extremadamente improbable que el Frente de Todos pueda revertir el resultado de cara a noviembre, por lo que la pérdida de su poder en el Congreso parece irreversible".

Siempre de acuerdo al estudio al que tuvo acceso El Cronista, la diferencia se explica, puntualmente, por la caída en el apoyo al Frente de Todos en importantes zonas del Conurbano bonaerense, además de su derrota en regiones que, hasta ahora, eran esquivas a las fuerzas no peronistas: el NEA y la Patagonia.

El oficialismo apenas ganó en 7 de los 24 distritos y, a excepción de Salta, que afirman desde la consultora que la diferencia exigua es "fácilmente remontable" para Juntos por el Cambio, "la victoria se explica más por el control cuasi-feudal por parte de los mandatarios provinciales que por bondades del Gobierno Nacional".

El oficialismo apenas ganó en 7 de los 24 distritos.

De todas maneras, desde Open Group afirman que "en ninguna de esas provincias las victorias se dieron con los abultados números a los que mandatarios como Insfrán o Zamora están acostumbrados".

JxC hizo historia

Además de las simbólicamente resonantes victorias en la Provincia y Santa Cruz, el informe destaca que Juntos por el Cambio también "hizo historia" en sus victorias en varias provincias. Entre ellas, destaca la de Entre Ríos, donde el exministro de Interior Rogelio Frigerio "ganó en todos los departamentos". Y aclaran que fue "algo que no ocurrió ni siquiera en la CABA, aunque sí se repitió en Corrientes, donde la oposición nacional gobierna".

Otras provincias que destaca el informe por ser tradicionalmente esquivas a las fuerzas no peronistas y en donde que JxC triunfó fueron Misiones, Chaco, San Luis, La Pampa y Chubut. "También es destacable su performance en Santa Fe y Tierra del Fuego (donde ganó) y Neuquén y Río Negro (donde se ubicó en segundo lugar por debajo de los partidos distritales)".

Juntos por el Cambio también "hizo historia" en sus victorias en varias provincias.

Otra observación que destaca el informe es el desempeño de las terceras fuerzas que, en esta elección, fueron el Frente de Izquierda, con la mejor elección desde su creación, y las fuerzas llamadas "libertarias", que en muchos casos se "estrenaban", con el caso del economista Javier Milei, tercero en CABA, como mejor ejemplo.

Sobre estos espacios, el estudio señala que a diferencia de lo que marca la traición, en esta elección no fueron partidos "atrapatodo" que buscan posicionarse en el centro de la "grieta" entre las dos principales fuerzas, sino que son expresiones que "'corren' a dichos frentes por los extremos de sus posicionamientos".

Sobre este punto, desde la consultora subrayan: "Esto debe ser leído más como una muestra del hartazgo social respecto de las fuerzas tradicionales que como un ascendente de una fuerte ideologización del electorado (el ejemplo más claro de esto la excelente elección realizada por Milei en la zona sur de la CABA, la más relegada en términos socioeconómicos)".

Crisis ministerial

Si bien era de esperar que la derrota revitalizara las internas dentro del Frente de Todos desde la consultora reconocen que "nadie se imaginó que la crisis podría escalar tanto como para expresarse en una ruptura tan fuerte entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner o, por decirlo de otra manera, entre el ‘peronismo tradicional' (sobre todo, gobernadores y sindicatos) y el kirchnerismo ‘duro' (La Cámpora y algunos referentes sociales -aunque entre éstos también hubo apoyos a Alberto)".

En este sentido, desde Open Group señalan que con esta "impensada" crisis política e institucional se abre un período de "duda" en términos políticos. ¿Los motivos? "Si realmente el quiebre en el seno del oficialismo no tiene vuelta atrás y, como tantas otras veces en la historia argentina, la interna peronista arrastra al resto de la política, sí se podrán dar graves situaciones de falta de gobernabilidad", advierten.

En este contexto, el informe subraya "el ascenso que está tomando Sergio Massa y el Frente Renovador, posicionándose como la llave que podría mantener cierta paz en la coalición gobernante, potencialmente ganando nuevos espacios de poder".

Consecuencias económicas

"Las primeras consecuencias económicas del resultado fueron las claramente esperadas: salto en el valor de bonos y acciones nacionales, caída del Riesgo País y baja del dólar. Como siempre, los mercados respondían favorablemente a la derrota del peronismo en las urnas", describe el informe.

Como siempre, los mercados respondían favorablemente a la derrota del peronismo en las urnas.

Sin embargo, el estudio señala que las consecuencias del cambio en las expectativas económicas "no llegó a tener consecuencias reales, ya que fue frenado en seco por el estallido de la crisis interna del Frente de Todos que llevó a que aquellos valores que tan bien habían reaccionado, volvieran a ubicarse en niveles pre-PASO".

En el corto plazo, la consultora augura que la evolución de estas variables "seguirá evolucionando al ritmo de la escalada o enfriamiento de la situación política pero, en el mediano y largo plazo, el resultado electoral volvió a poner en carpeta una pregunta siempre presente en el debate político: ¿Puede la Argentina avanzar hacia un contexto de mayor racionalidad en su política económica, que marque el punto de partida para una estabilización y crecimiento económicos?".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios