El creador secreto de Batman: ayudó a definir al personaje, pero tardaron 75 años en reconocerlo

Batman es uno de los personajes más conocidos en el mundo y una de las marcas que más dinero recauda, sin importar el medio en que sea. Sin embargo, por más de 75 uno de sus creadores no tuvo el crédito que se merecía.

Batman debutó en las páginas de Detective Comics #27, publicada en mayo de 1939. A pesar de haber sido creado como una manera de aprovechar el éxito que estaba teniendo Superman, no pasó mucho tiempo para que el personaje tenga su revista propia y fuera tan popular como el "hombre de acero".

Hoy en día, Batman es uno de los personajes que más dinero ha recaudado en cualquiera de los medios en los cuales esté presente. Se estima que todas las películas basadas en él o en algún miembro de su galería de personajes recaudó más de 27 mil millones de dólares. Su logo, al igual que su estética, son reconocidos alrededor del mundo.

El "caballero de la noche" fue evolucionando hasta convertirse en uno de los personajes más reconocidos de la cultura popular, sumando con los años una galería de aliados y enemigos que se volverían tan importantes como él. Sus aventuras se adaptarían a películas, series de televisión y a cualquier medio imaginable. Y por muchos años, cada una de esas historias comenzarían con la frase "Batman creado por Bob Kane".

Sin embargo, el héroe de Ciudad Gótica contó con otro creador que ayudó a definir su estética, creó a algunos de sus enemigos más conocidos y, por más de 75 años, permanecería oculto un gran número de los fanáticos del personaje.

La historia oficial

Por la mayor parte de su historia, la única persona que se asociaba con la creación de Batman era el dibujante Bob Kane. Nacido en 1915, el ilustrador comenzó su carrera como animador y posteriormente comenzó a dibujar en la incipiente industria de la historieta. En 1939, Kane decidió crear un personaje para venderlo a National Comics, la misma empresa que publicaba las aventuras de Superman y posteriormente se convertiría en DC.

The Bat-Man, como Kane lo concibió originalmente, estaba inspirado en El Zorro, ‘El Hombre de Vitruvio' de Leonardo da Vinci y en novelas policiales conocidas como "pulp", sumamente populares en esa época. También tomó como referencia The Shadow, una popular historieta que contaba las historias de un millonario que combatía el crimen por las noches.

A medida que el personaje ganaba popularidad, la figura de Bob Kane se hacía más grande. Su nombre siguió apareciendo en las revistas como único creador de las historias hasta 1966, cuando decidió retirarse para dedicarse al arte y ocasionalmente hacer dibujos del personaje por encargo. Kane estaba tan asociado al personaje que, tanto para la serie de televisión protagonizada por Adam West como en la primera película de Tim Burton, su opinión tenía peso.

Bob Kane falleció en 1998, recordado por el mundo de los cómics como la fuerza creadora detrás de uno de los personajes más icónicos de todos los tiempos. Sin embargo, una década después, se revelaría que no fué la única persona involucrada en la creación del hombre murciélago.

La leyenda de Bill Finger: quién es y cómo llegó a ser quien fue

Nacido en 1914, Bill Finger fue un guionista que trabajó para diferentes empresas de cómics, escribiendo para personajes como Linterna Verde o Superman. También fue guionista de televisión, donde incluso llegó a escribir un guión para la serie de Batman. Finger también era conocido como un escritor lento, algo que hizo que fuera reemplazado de varios de las revistas en las que escribía.

Finger falleció en 1974, producto de una obstrucción coronaria. El número 259 de Batman fue dedicado en su memoria y, años después, su nombre fue introducido en el Salón de la Fama Jack Kirby (1994) y el Will Eisner (1999), los más importantes en el mundo de la historieta.

Si bien su nombre no es muy conocido fuera del mundo de la historieta, sus contribuciones lo son. Una de ellas es la invención de la kriptonita, el mineral que hace que Superman pierda sus poderes y fuera utilizado en diferentes historias protagonizadas por el personaje. La otra, y posiblemente más importante, es la creación de Batman tal como lo conocemos hoy.

La leyenda del Caballero de la Noche

Bob Kane y Bill Finger se conocieron en una fiesta en 1938, donde descubrieron que habían asistido a la misma escuela secundaria. En ese entonces, Finger era un aspirante a escritor que trabajaba reparando zapatos. Kane había armado un estudio donde producía historietas y le ofreció trabajo como guionista para dos proyectos que se publicaban a través de National Comics.

Al año siguiente, el dibujante le enseñó a Finger el concepto original de Batman. Este difería mucho del personaje que hoy conocemos: el disfraz era rojo, contaba con una capa similar a las alas de un murciélago y un antifaz que dejaba ver su pelo rubio. A los ojos del guionista, el diseño parecía una copia de Superman, así que sugirió el traje gris con el murciélago en el pecho y la capucha con orejas. También sugirió el nombre Bruce Wayne y la idea de que sea un detective con conocimiento en ciencia.

Tras el rediseño, Bob Kane logró vender el personaje a National Comics. Sin embargo, el contrato estipulaba que su nombre era el único que podía figurar en los créditos, sin importar si las historias no eran escritas y dibujadas por él. Esto hizo que las contribuciones vitales de Finger queden sin el debido crédito, algo que no impidió que el guionista siguiera trabajando en las historias del personaje.

En los años siguientes, Finger fue responsable de la creación de elementos vitales en el mito del hombre murciélago. En 1940, para el primer número de la revista Batman, creó al Guasón junto al dibujante Jerry Robinson. También fue el responsable del debut de Robin y Gatúbela, además de crear la Baticueva y el Batimóvil.

Finger sugirió el traje gris con el murciélago en el pecho y la capucha con orejas. También sugirió el nombre Bruce Wayne y la idea de que sea un detective con conocimiento en ciencia

Reivindicación  

La primera mención del rol de Bill Finger en la creación de Batman se dió en 1965, cuando un fanzine publicó una nota llamada "If the truth be known, or a Finger in every plot" ("A decir verdad, o un Finger en cada trama"). Por su lado, Bob Kane refutó el artículo, acusando al dibujante de "tomar más crédito del que merece", y siguió insistiendo que el personaje fue ideado enteramente por él. Sin embargo, en sus últimos años de vida, el dibujante llegó a admitir que Finger colaboró en la creación del Guasón.

En 2012, el escritor Marc Tyler Nobleman publicó Bill the Boy Wonder: The Secret Co-Creator of Batman, una biografía donde revela el rol del guionista en la creación del Caballero de la Noche. Nobleman venía investigando la vida de Finger desde 2006 y había iniciado una campaña para que reciba el crédito que se le había negado en vida. Lo que comenzó como entradas en un blog terminó convirtiéndose en una cruzada nacional, que incluyó apariciones en paneles de convenciones de historietas o en el podcast del director Kevin Smith, quien es fanático del personaje. Nobleman incluso llegó a convencer a la nieta de Finger de que inicie los procedimientos legales para reclamarle a DC Comics que incluya el nombre en los créditos de cada historieta, serie o película en donde Batman aparezca.

La negociación entre la heredera y la empresa finalizó en 2015. Ese año, Batman v Superman: Dawn of Justice y el show de televisión Gotham fueron los primeros contenidos audiovisuales en poner que el superhéroe de Ciudad Gótica era una co-creación de Bob Kane y Bill Finger. Después de un anonimato de 76 años, el fallecido guionista obtuvo el reconocimiento que debía, y su nombre finalmente es parte de la historia de los cómics. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios