Para tener en cuenta

Los hábitos saludables y antiinflamatorios que van a hacer que te sientas menos hinchado cada día de la semana

Adoptar hábitos sanos ayuda a prevenir la retención de líquidos y la hinchazón.

En esta noticia

Aunque muchos piensan que evitar estar hinchado todos los días de la semana depende únicamente de la dieta, los especialistas afirman que el secreto para desinflamarte radica en adoptar diversos hábitos saludables y antiinflamatorios.

Según Sandra Moñino, reconocida nutricionista y autora del libro "Adiós a la inflamación", existen nueve hábitos saludables diarios que pueden ayudarte a no estar hinchado. Estas simples acciones no solo te ayudarán a desinflamarte, sino que también promoverán una mejor salud en general. 

Los estudios científicos que demuestran los beneficios para la salud de una fruta que casi nadie come a diario: es rica en potasio y ayuda a adelgazar

Horóscopo Chino: animal por animal, las predicciones para todos los signos en la semana del 13 al 19 de mayo

Hábitos saludables y antiinflamatorios: no cocines los alimentos en exceso 

La tendencia a cocinar los alimentos en exceso es común, pero es importante tener en cuenta que muchos nutrientes, como las vitaminas y minerales, pueden descomponerse o perderse con el calor. 

"Esto ocurre con el aceite de oliva, las verduras y las hortalizas, así como con el omega-3", señala Sandra Moñino, experta en nutrición de We Life. Además, el uso de altas temperaturas para cocinar puede generar compuestos químicos nocivos, como las acrilamidas, clasificadas como posibles cancerígenos.

Cocinar los alimentos con moderación preserva los nutrientes esenciales, como las vitaminas y minerales, evitando su descomposición por el calor excesivo. (Foto: Freepik)

Controlá tus niveles de glucosa para estar menos hinchado

No es necesario evitar los carbohidratos por completo, pero es crucial saber cómo consumirlos para evitar picos de glucosa en el organismo. 

Siguiendo el consejo de Jessie Inchauspé, Sandra Moñino sugiere combinar los carbohidratos con grasas y proteínas de calidad para estabilizar los niveles de glucosa. Este equilibrio es fundamental para reducir la inflamación y la acumulación de grasa en el cuerpo.

Moderá la ingesta de agua durante las comidas

Aunque el agua es vital para la salud, consumirla en exceso justo antes y durante las comidas puede tener efectos negativos en la digestión. Según lo señalado por Moñino en "Adiós a la inflamación", esto podría diluir el ácido clorhídrico del estómago, dificultando la digestión adecuada de los alimentos. 

La hipoclorhidria resultante puede causar reflujo gastroesofágico y permitir que los alimentos lleguen al intestino sin digerir, acompañados de parásitos que deberían haber sido eliminados por el ácido estomacal. 

 Disfrutá de tus comidas con calma

Comer con tranquilidad es clave para mejorar la digestión, permitiendo que el cuerpo inicie adecuadamente el proceso digestivo. Según la nutricionista, masticar lentamente y saborear los alimentos ayuda a descomponerlos en partículas más pequeñas y fáciles de digerir, facilitando la absorción de nutrientes y previniendo la inflamación. 

Comer despacio y masticar bien los alimentos favorece una mejor digestión y absorción de nutrientes, lo que puede reducir la inflamación en el cuerpo. (Foto: Freepik)

Chau olor a humedad: el método casero con agua oxigenada y jugo de limón para que tus toallas vuelvan a estar como nuevas

La especia que tiene un sabor potente y poderosos efectos bioactivos: mejora la memoria, ayuda a perder peso y combate el insomnio

Hábitos saludables y antiinflamatorios: mantené buenos niveles de vitamina D

Mantener niveles adecuados de vitamina D es fundamental para combatir la inflamación en el organismo. Según la experta, más del 70% de la población sufre de deficiencia de esta vitamina, lo que puede aumentar la inflamación. 

La principal fuente de vitamina D es la exposición al sol, aunque también se puede obtener a través de alimentos como el aceite de hígado de bacalao, lácteos y huevos. Sin embargo, se recomienda obtenerla principalmente mediante la exposición al sol durante al menos veinte minutos diarios, con precaución para evitar problemas de piel como melanomas o arrugas.

Priorizá un buen descanso

El descanso adecuado es crucial para reducir la inflamación en el cuerpo por varias razones. En primer lugar, durante el sueño, el cuerpo lleva a cabo procesos de reparación y regeneración a nivel celular, lo que incluye la reparación de tejidos dañados y la eliminación de toxinas acumuladas.

 Cuando no se permite que el cuerpo descanse lo suficiente, estos procesos pueden verse comprometidos, lo que puede contribuir a un aumento de la inflamación.

Incorporá ejercicio de fuerza y cardio a tu rutina

El ejercicio regular, tanto de fuerza como cardiovascular, ayuda a liberar endorfinas, que actúan como antiinflamatorios naturales y mejoran el estado de ánimo. Empezar con actividades como caminar diariamente y luego progresar hacia rutinas más intensas puede ser beneficioso para reducir la inflamación y mejorar la salud en general.

La práctica de actividades como caminar diariamente y realizar ejercicios de fuerza y cardio ayuda a liberar endorfinas, actuando como un antiinflamatorio natural y mejorando el estado de ánimo. (Foto: Unplash)

Descansos metabólicos para el hígado

El hígado juega un papel importante en la desintoxicación y el metabolismo del cuerpo. Sin embargo, el exceso de ingesta de alimentos puede sobrecargarlo, lo que puede conducir a problemas de salud. 

Realizar descansos metabólicos, como períodos de ayuno intermitente y limitar la ingesta de alimentos, puede ayudar a aliviar esta carga y promover un funcionamiento óptimo del hígado.

Considerá el ayuno intermitente

El ayuno intermitente, especialmente durante la noche, puede activar el sistema natural de limpieza del cuerpo, lo que puede ayudar a reducir la inflamación. 

Este proceso está asociado con una serie de beneficios para la salud, incluida la mejora de la sensibilidad a la insulina, la estimulación de la autofagia (eliminación de componentes celulares dañados), la reducción del estrés oxidativo y la pérdida de grasa. 

Antes de realizar o modificar tu rutina diaria, se recomienda consultar con un especialista.

Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.