Suba de tasas

Derrumbe en Wall Street: cae el Nasdaq más de 4% tras la suba de tasas de la Fed

Despues del rally, las acciones en Wall Street vuelven a caer. Los comentarios de Jerome Powell calmaron al mercado pero los temores sobre el endurecimiento monetario de la Fed y la elevada inflación sigue preocupando al mercado, que opera en un subibaja.

El mercado tiene a las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) como el factor más importante que pueden afectar a las acciones en los próximos meses. Los mercados vienen cayendo debido a una Fed más contractiva en su política monetaria (hawkish).

Ayer, la Fed llevó adelante su mayor suba de tasas en 22 años, sin embargo, las acciones volaron. En cambio hoy los mercados bursátiles en EE.UU. vuelven a caer un 4,9% en el caso del Nasdaq, mientras que el S&P 500 retrocede 3,7% y el Dow Jones baja 3,2%.

La Fed subió fuerte la tasa para frenar la escalada de la inflación y anticipó más aumentos

La inflación de Estados Unidos no cede y crecen los temores de un "aterrizaje forzoso"

La montaña rusa de Wall Street

Aunque ayer el mercado festejó ayer que Powell no subirá la tasa más de 50 puntos básicos por reunión, hoy las acciones vuelven a desplomarse.

Con esta caída, el Nasdaq tiene su peor día desde mediados de 2020, al igual que el S&P500. 

Pero hoy el mercado sigue viendo que el ciclo monetario tiende a contraerse, lo cual implica riesgos latentes para las acciones.

En lo que va del año, los tres principales índices bursátiles americanos operan con pérdidas. El Nasdaq cae 17% este año, el S&P500 retrocede 9,7% y el Dow Jones baja 6,3%.

El 2022 está siendo el peor año desde 2008 y los primeros meses de operaciones dejan al 2022 como el peor comienzo de año desde 1939.

La inflación en los EE.UU. alcanzó en marzo su mayor nivel en 40 años.

En este contexto, el mercado percibe que la Fed deberá tomar una postura más contractiva en su política monetaria, con subas más agresivas en las tasas de interés.

El mercado se adelantó y se observó una histórica disparada de tasas de los bonos del Tesoro y provocó en paralelo una fuerte caída en el precio de las acciones.

Asi, el Nasdaq ingresó en mercado bajista por primera vez desde el 2020 al caer más de un 20% desde sus máximos.

La Fed subió la tasa en su reunión de febrero en 25 puntos básicos y ayer la volvió a subir en 50 puntos básicos, siendo la mayor suba para una reunión desde el año 2000.

Además, fue la primera vez en el que la Fed sube la tasa en dos reuniones consecutivas desde 2006.

¿soft landing?

Las acciones venían cayendo en lo que va del año atemorizados por una Fed más contractiva. 

Sin embargo, ayer tras el ajuste agresivo de tasas por la Fed, las acciones volaron el miercoles.

Esto se debió a que Jerome Powell, el presidente de la Fed, desterró la idea de que la Fed vaya a subir la tasa en 75 puntos básicos en sus próximas reuniones.

El mercado temía que él endurecimiento de la política monetaria de la Fed conduzca hacia una recesión y un eventual "hard landing". 

El ex presidente de la Fed de Nueva York Bill Dudley advirtió que una recesión es "inevitable" después de los pasos en falso de la política de la Fed. 

"Será difícil frenar la inflación sin crear una recesión, y un aterrizaje forzoso es prácticamente inevitable", escribió Dudley.

Tina Fong, estratega de Schroders, advirtió que casi el 40% de los indicadores que monitorean para anticipar una recesión en los EE.UU. reflejan que los riesgos aumentaron con importantes implicaciones potenciales para la economía mundial.

"El número de variables que emiten una advertencia de recesión ha aumentado en comparación con fines del año pasado. Algo menos del 40 % (7 de 20) de estas medidas, que abarcan tanto indicadores macroeconómicos como financieros, indican riesgo de recesión", dijo Fong.

Por lo tanto, los comentarios de Powell trajeron cierta tranquilidad al mercado ya que se temía que el cambio de postura de la Fed, hacia un sesgo más contractivo para luchar contra la inflación, provoque una recesión severa en EEUU ("hard landing").

Así, las chances de que la Fed va a ser más "hawkish" pero de manera "limitada" trajo tranquilidad a Wall Street al aumentar las chances de que la Fed logre un "soft landing" de la economía en medio de la lucha contra la inflación.

Más subas de tasas hacia adelante

El mercado espera que la Fed suba la tasa 10 veces más este año (25 puntos básicos por movimiento), lo cual implica que podría seguir subiendo la tasa de referencia en 50 puntos básicos por reunión.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS aclaró que el mercado descuenta hikes de 50pbs tanto en la reunión de junio como en la de julio a la vez que las tasas implícitas marcan incertidumbre sobre si el hike de septiembre será de 25pbs o de 50pbs.

"La tasa que se descuenta en el mercado para diciembre 2022 se ubica en 2,8%, esto es más de 100pbs desde el 1,9% al que apuntaba la Fed en el Dot Plot de marzo", dijo.

Esto sigue siendo un riesgo para las acciones ya que es esperable que las tasas del mercado sigan desplazándose al alza.

Ante la mayor inflación y la expectativa alcista en las tasas de interés de la Fed, los rendimientos del mercado tienden a subir. Esto implica que el mercado de bonos está cayendo. 

Por lo tanto, tanto por cuestiones de contagio como de valuación, las acciones tienden a verse afectadas.

Si suben las tasas de interés del mercado, el valor actual de las acciones tiende a ser menor ya que se descuenta el flujo de fondos de las compañías a un valor actual a una tasa mayor, dejando un valor menor, y provoca una caída en el precio de las acciones en el mercado.

Esto mismo es lo que está viendo hoy a la mañana el mercado. 

Es decir, la Fed está más contractiva en su política monetaria ya que planea seguir subiendo la tasa hacia adelante.

Sin embargo, en el margen es positivo que la Fed no sea excesivamente agresiva ya que ello podría afectar a la economía más allá de lo que la Reserva Federal estaría dispuesta a enfriar.

De esta manera, los mercados operan en modo montaña rusa.

Por un lado festejan el tono "dovish" del discurso de Powell al remarcar que no subiera la tasa más de 50 puntos básicos, pero siguen preocupados por el sesgo contractivo "hawkish" de la Fed y el impacto que esto puede provocar en las acciones y en la economía a mediano plazo.

Wall Street festejó a Powell

Si bien la Fed subió la tasa y mostró su movimiento más "hawkish" desde los años 2000, Powell se las ingenió para seguir siendo "dovish" al remarcar que no va a subir la tasa en más de 50 puntos básicos.

Así, disminuyen los temores de una recesión fuerte provocada por una Fed más contractiva en su política monetaria.

De esta manera, las acciones subieron con fuerza, con el Dow Jones, el S&P500 y el Nasdaq subiendo más del 3% y mostrando su mayor suba para un día de reunión de la Fed en 44 años y el mejor día para Wall Street desde el 2020.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores aclaró que Powell dejó claro que la Fed no ve tensión en su mandato dual, ya que hay una inflación "demasiado alta" y un mercado laboral "excesivamente ajustado".

"Por eso se mostró a gusto con el endurecimiento de las condiciones financieras desde que la entidad inició su giro en el cuarto trimestre de 2021 y reiteró que el FOMC no dudará en llevar las tasas por encima de su nivel neutral en caso de ser necesario, aunque la impresión es que la Fed aún cree que puede lograr un ´aterrizaje suave´", dijo.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios