Contado con liquidación

¿Recién empieza? El gráfico que anticipa mayores subas para el dólar

La relación entre la base monetaria y el contado con liquidación da cuenta de que el peso sigue apreciado y que hay espacio para que el billete siga subiendo.

El dólar se recalentó en los últimos días y puso fin al "veranito" cambiario que atravesaba la Argentina desde fines de enero. Tanto el blue como el dólar MEO y el contado con liquidación (CCL) pegaron un salto en la última semana y media, lo que elevó los niveles de alarma dado que hay señales en el mercado que indican que el avance del tipo de cambio recién estaría comenzando.

El "efecto China" se sumó a la suba de tasas de EE.UU. para sacudir a los emergentes

El BCRA captura 1 de cada 10 dólares de la cosecha y advierten por las metas con el FMI

sube el dólar

Desde el piso reciente de $ 187 hasta los valores actuales, el contado con liquidación ingresó en un rally abrupto que lo hizo subir más del 15%. Algo similar ocurre con el dólar MEP, que avanza 13,3%.

El anuncio del IFE 4 coincidió exactamente con el piso del dólar. 

Además, los flujos globales comenzaron a revertirse en las últimas jornadas a causa de mayores temores sobre una Reserva Federal (Fed) más "hawkish" para combatir la aceleración inflacionaria en Estados Unidos. El dólar en la región volvió a subir y el real dejó de apreciarse, elevando la presión sobre el tipo de cambio local.

Hasta hace tan solo unas semanas, la apreciación del peso junto con una aceleración de la devaluación convalidada por el Banco Central (BCRA) permitieron comprimir la brecha cambiaria del 123% hasta 66%.

Sin embargo, con el fuerte rebote del dólar en las últimas jornadas, la diferencia con el dólar oficial volvió a ampliarse para ubicarse en niveles de 87% .

Desde Cohen advierten que "la ausencia de nuevas reservas por parte del BCRA continúa presionando sobre sus cotizaciones, que ya marcan devaluaciones de 10,4% y 12% - respectivamente - en los últimos 5 días".

¿Esto recién comienza?

Para los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI), la suba abrupta del tipo de cambio no sorprende dado los fundamentos monetarios.

Según su análisis, existía recientemente una divergencia entre la Base Monetaria Amplia (la suma de Base Monetaria y Pasivos Remunerados del BCRA) y la evolución del contado con liquidación (CCL), lo cual hacía suponer que el dólar se encontraba en una situación de undershooting, o de una apreciación exagerada.

La corrección del dólar fue por escalera pero el rebote por ascensor, advierten.

"El CCL y la base monetaria amplia prácticamente se venían moviendo a la par desde que asumió Alberto Fernández. Por ello este factor era un hecho clave a monitorear. Como suele ocurrir en estos casos, la baja fue ´por escalera´ y la suba está siendo ´por ascensor´, reforzando la idea de que el timing lo es todo en el carry trade", dijeron. 

 La clave hacia adelante es que, aun con el rebote actual, el peso sigue estando en una postura de undershooting, o de una apreciación significativa. Es decir, el dólar todavía no se arbitró con la base monetaria amplia, lo cual refuerza la idea de que la suba del contado con liquidación podría continuar.

"A pesar de la reciente disparada del CCL, todavía la Base Monetaria Amplia se encuentra 10,7% ´adelantada´ respecto al tipo de cambio, por lo que el dólar financiero libre podría tener recorrido", afirmaron desde PPI.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, remarcó que el CCL es un mercado dominado principalmente por los flujos de compra o de venta, aunque también es interesante mirar cierta relación con los fundamentals macro.

El economista sostiene que la relación entre el CCL y la base monetaria ajustada por CER también muestra una apreciación del peso y que la clave hacia adelante serán el cumplimiento de las metas con el FMI.

"Mirando las variaciones de la base monetaria amplia ajustada por CER, vemos que se mantiene cierta relación con el CCL, lo que nos llevó a preferir estrategias de dolarización de carteras unas semanas atrás. Hacia adelante, creemos que la dinámica del CCL dependerá en gran medida del cumplimiento de las metas con el FMI, así como de la percepción del mercado con respecto al inicio de un sendero de corrección de desequilibrios macro".

Desde la mesa de un banco local remarcaron que es esperable que el dólar siga su marcha alcista.

"Los fundamentos de Argentina no sustentan una apreciación como la que vimos, sino todo lo contrario. Por lo tanto, creemos que el dólar puede seguir subiendo. Hay muchos pesos en la economía y dólares que si bien entran por la cosecha, el BCRA no logra retenerlos y acumular reservas. Además, la aceleración inflacionaria que estamos viendo generan un situación de atraso cambiario, lo cual refuerza la idea de que no es sostenible un dólar a la baja y que el tipo de cambio podría seguir subiendo", advirtió el trader.

los Factores de apreciación, agotados

Lo cierto es que los factores que habían permitido la apreciación del peso se agotaron rápidamente en las últimas semanas.

El acuerdo con el FMI ya había sido incluido en un 100% en los precios. Además, los flujos hacia la región comenzaron a ver una reversión a medida que las tasas de interés en Estados Unidos se dispararon en las últimas semanas.

En relación a la política monetaria local, el mercado sigue viendo que la inflación no cesa, y si bien se pueden esperar mayores subas de tasas, también corre detrás un potencial atraso cambiario, dejando al dólar en un punto atractivo.

Debido a estos factores, analistas advirtieron la conveniencia de dolarizar, recomendación que aún se sostiene.

Adrían Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, remarcó que la baja reciente del dólar se explicó por el acuerdo con el FMI, las sucesivas subas de tasas del BCRA, una expectativa de endurecimiento de la política monetaria y que a nivel externo impactaron los flujos de capitales de corto plazo hacia monedas locales de la región, en particular el real brasilero.

Sin embargo, cree que esos factores ya se agotaron.

"Son estos mismos cuatro factores los que nos llevan a considerar que estamos ante un momento atractivo para dolarizar carteras, aunque por razones contrarias a las que impulsaron la apreciación", dijo.

Entre las causas por las que ve valor en la dolarización de carteras, Yarde Buller señala en que el acuerdo con el FMI no logró contener la falta de anclas de las expectativas, sumado a que las subas de tasas del BCRA quedaron minimizadas ante una aceleración inflacionaria.

A ello se le suma que los flujos a la región podrían revertirse aún más en un contexto que fuerza a la Fed a acelerar el retiro de los estímulos monetarios con una inflación que en Estados Unidos se ubica en máximos desde los años 80.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios