Desmonetización

Demanda de pesos en caída libre: la luz roja en el tablero del Gobierno que condiciona al dólar y la inflación

Los economistas advierten que mes a mes persiste la huida del peso, lo que preocupa al equipo económico, que espera una mejora estacional durante el mes entrante.

La demanda de dinero sigue cayendo sin parar y preocupa al Gobierno. Incluso, en los últimos días el viceministro de Economía, Gabriel Rubinstein, admitió la caída del interés de los argentinos por tener pesos, lo que intensifica los desequilibrios e impacta en variables como la inflación y el tipo de cambio.

Los economistas han estado advirtiendo por esta caída en los últimos meses, aunque dentro de unas semanas cambiará la dinámica de forma transitoria y habrá, como es habitual en cada diciembre, un repunte debido a la necesidad de pesos por parte de las empresas para pagar salarios y aguinaldos y de las familias para las compras para la Navidad.

La City ya rechaza el dólar "cara grande": cuál es el único billete que aceptan sin excepción

De acuerdo con LCG, durante el mes pasado el circulante cayó en promedio 4,3% en términos reales, por lo que en los diez primeros meses del año acumuló una baja real del 20%. En tanto, el M2 (circulante más depósitos a la vista) privado se contrajo en octubre 3,8% mensual y 14% interanual en términos reales.

La consultora destacó que la base monetaria en relación al PBI se encuentra en mínimos históricos y con tendencia a la baja, lo que refleja que hay una importante desmonetización. Es decir, una huida de los pesos por parte de las empresas y las familias, que quieren sacárselos de encima cada vez más rápido.

NO PARA DE CAER


"La demanda de pesos viene cayendo casi de forma ininterrumpida desde la salida de la cuarentena dura. El año pasado hubo algún período en el que no cayó, pero en ese momento todavía había algunas restricciones a la movilidad", afirmó Gabriel Caamaño, director de la consultora Ledesma.

El especialista indicó que este declive constante obedece a que nunca hubo un anclaje de expectativas por parte del Gobierno desde que asumió la gestión, y ni siquiera antes de hacerlo, cuando ganó las elecciones en 2019, entonces "la gente sigue huyéndole a los pesos".

En cuanto al repunte que se prevé para diciembre, Pablo Repetto, de Aurum Valores, advirtió que "el problema es que generalmente las autoridades creen que ese aumento estacional se queda permanentemente y cuando en enero y febrero se produce lo inverso (también por factores estacionales) los excedentes generados agravan la situación previa".

Repetto agregó que, de todas formas, a pesar del incremento previsto para el mes entrante, habrá que esperar para ver cómo será exactamente el desempeño de la demanda, porque "por más que aumente 'teóricamente' por factores estacionales, la situación con la que venimos debería llamar a la cautela".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.