Cobertura cambiaria

Vuelan las acciones en pesos a la par del dólar CCL

Las acciones en pesos acompañaron el rally del contado con liquidación. La renta variable subió en pesos pero no en dólares. Es percibido como una cobertura cambiaria imperfecta en un contexto de cepo y restricciones cambiarias.

En las últimas jornadas se observó una fuerte disparada del contado con liquidaciónEl mercado ve riesgos crediticios y un deterioro mayor en las variables macroeconómicas.

Las acciones en pesos acompañaron el rally de los dólares financieros, lo cual hace suponer que la renta variables en pesos podría funcionar como cobertura cambiaria ante mayores presiones en el dólar.

Rebotan los bonos CER: el temblor empieza a quedar atrás a fuerza de intervenciones del BCRA

Sin reacción: los bonos siguen operando en rojo tras los anuncios de Silvina Batakis

Sube el dólar y el Merval en pesos

Tomando distintos plazos podemos observar que las acciones en pesos, medidas por el S&P Merval, tienden a acompañar bastante de cerca a la dinámica cambiaria. En lo que va del mes de julio, el dólar contado con liquidación evidencia una suba del 17%. 

En el mismo período, las acciones en pesos avanzaron 14%, lo cual ofreció una buena cobertura ante la mayor volatilidad cambiaria.

Si se toma desde el inicio de la crisis del mercado de deuda en pesos, y en donde el contado con liquidación comenzó a tomar mayor volatilidad, el dólar subió 40% y las acciones apenas subieron 12%.

Sin embargo, tomando un plazo más amplio, en el último año, el dólar CCL subió 68% contra un 60% que subieron las acciones en pesos.

Esto quiere decir que, de alguna manera, estar expuesto a acciones en pesos puede funcionar como cobertura cambiaria ante volatilidad en el tipo de cambio.

Si bien no es una cobertura perfecta, por momentos estar expuesto a acciones puede servir para tener un hedge cambiario, logrando por momentos, retornos inferiores pero cercanos al rally que expuso el tipo de cambio financiero.

Juan José Vázquez, head de research de Cohen, entiende que las acciones argentinas funcionan como refugio en un contexto inflacionario como el actual y en donde los pesos no tienen muchos lugares para escapar, dado el riesgo soberano y el cepo.

"Hoy para los pesos, la alternativa es hacer caución, pero a costa de obtener tasas reales muy negativas. Por ello, en ese escenario, las acciones terminan siendo un cobertura", dijo.

Además, agregó que llega un nivel de la caída de las acciones en donde el riesgo país difícilmente descuente mayores caídas respecto de lo que ya lo hicieron con los precios actuales. 

"Hay valuaciones ridículas y responde a una alta incertidumbre y en donde los temerosos ya salieron y no hay mucho flujo vendedor", dijo Vázquez.

Suba en pesos pero no en dólares

Lo que se observó en el reciente rally del S&P Merval en pesos es que las acciones en dólares no reaccionaron. Es decir, el rally en pesos fue fundamentalmente por cuestiones cambiarias.

El S&P Merval sube 14% en el mes, versus una baja del 2,6% del S&P Merval en dólares ajustado por contado con liquidación.

En pesos, acciones como Aluar, Comercial del Plata, Grupo Financiero Valores, Ternium y Central Puerto suben entre 20% y 29%.

Las acciones de Pampa, Transener, Edenor, TGS, Loma Negra o Mirgor avanzan entre 8,5% y 17%. El sector financiero, en tanto, sube 5% en promedio.  

Sin embargo, medido en dólares, los ADR exhiben mayoría de pérdidas. El ADR de Cresud, Ternium, Telecom, Grupo Financiero Galicia, YPF, BBVA Argentina, entre otros, caen entre 10% y 15%. 

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, agregó que las acciones están haciendo máximos en pesos por la disparada del tipo de cambio implícito en los activos financieros.

Sin embargo, aclaró que si uno las mira en dólares en realidad estamos en mínimos.

"Esto se nota claramente en los ADR de los bancos, que están en niveles similares a los mínimos que tuvimos cuando arrancó la pandemia o cuando se dio la crisis de expectativas allá por octubre de 2020. La mayoría de las acciones muestran una dinámica similar reflejando principalmente el contexto macroeconómico, aunque hay algunos casos puntuales como pueden ser Pampa o Central Puerto donde se vio un desempeño mejor al del resto de las acciones", puntualizó.

Cobertura imperfecta

Lo que se observa también es que es tan fuerte la suba del dólar, que la cobertura que puede ofrecer las acciones termina siendo limitada.

Desde comienzo de 2020 a la fecha, el dólar contado con liquidación subió 281%, versus 150% que subieron las acciones en pesos.

Diego Ilan Méndez, analista de PPI, advierte que las acciones en pesos no cesan de mostrar rendimientos diarios positivos desde el rally devaluatorio del peso que se desató con la salida del ex ministro de Economía, Martín Guzmán.

Aun así, el especialista de PPI no cree que sean una buena cobertura cambiaria.

"Es verdad que la mayoría de las compañías poseen activos que cotizan en dólares, como pueden ser sus instalaciones, pero la valuación de las empresas suele estar más ligada a su generación de ingresos. Estos no se hallan dolarizados, es decir, su flujo se mantendrá inalterado y cada vez valdrán menos en términos reales, con lo cual menor será el valor actual de la empresa", comentó.

En ese sentido, el especialista de PPI remarca que si bien las acciones en pesos pueden funcionar como hedge, su cobertura es imperfecta.

"Hay que considerar que un salto en el tipo de cambio suele traer aparejado un aumento de la incertidumbre y la percepción del riesgo de los activos locales. Para quienes buscan un hedge devaluatorio, vemos con mucho más sentido volcarse a los Cedear. Allí los negocios son genuinamente en moneda dura y se encuentran exentos del riesgo argentino", comentó.

Por otro lado, Diego Ilan Méndez agrega que a pesar de la suba en pesos de acciones locales, los ADR operaron a la baja, con una pérdida de la capitalización bursátil medida en dólares.

"Evidentemente, mientras algunos ven las acciones subir en pesos cubriendo en parte el saltó del dólar, desde afuera lo que se ve es una incertidumbre política y económica muy grande que impacta directamente sobre la valuación de los activos, hasta para nuestras compañías líderes", dijo.

Maximiliano Bagilet, asesor financiero de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, también se inclina por los Cedear como una mejor cobertura cambiaria.

"El riesgo argentino hoy no me permite ver a las acciones argentinas como hedge devaluatorio en absoluto. Las subas que estuvimos viendo son efecto de la suba del contado con liquidación, más allá de algunos rebotes de ADR aunque con bajo volumen. Si quisiera un hedge cambiario en renta variable, lo más conveniente actualmente son Cedear. Allí hay muy buenas oportunidades con la baja que vimos en EE.UU. en las ultimas semanas", afirmó.

Por otro lado, Bagilet entiende que aun el trade electoral no comenzó. "Lo vamos a ver cuando aparezcan las primeras encuestas. Hoy manda la macro y la situación política en argentina, la cual para mí todavía nos indica que para el piso de acciones locales todavía no lo vimos", dijo el especialista de TSA Bursátil.

Bajas valuaciones 

Las acciones argentinas valen menos de un 20% de lo que valían en 2018. 

Según datos de Cocos Capital, todas las acciones del sector financiero argentino alcanzan una capitalización de mercado de u$s 2634 millones.

Esto es un 8% de lo que vale Banco Bradesco de Brasil (u$s 30.345 millones de market cap), o un 7% de lo que vale Itau (u$s 37.603 millones de market cap). El Banco de Chile tiene un market cap de u$s 8283 millones, es decir que solo ese banco vale tres veces más que todos los bancos argentinos.

El Banco Credicorp de Perú o Bancolombia valen u$s 9600 millones u$s 7157 millones, por lo que esos bancos valen tres veces y media y 2,7 veces lo que valen todos los bancos argentinos juntos.

Los analistas de Adcap Grupo Financiero consideran que si bien las valuaciones argentinas siguen en niveles históricamente bajos, recién con un shock de confianza y algunas medidas prudenciales a nivel macroeconómico, la potencial suba de las acciones puede ser muy interesante.

En ese sentido, Gándara pone el ojo en el sector financiero.

"Luego de una semana de bajas y volatilidad en el mercado de acciones argentino, en parte por el escaso volumen operado, pero también a raíz de la suba del dólar MEP y del dólar CCL, en esta semana, en el sector bancario se pueden dar efectos positivos debido al anuncio de un programa con tasas de interés reales, aunque habrá que ver cómo se implementa", comentaron desde la compañía.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios