MARCHAS

Salario Básico Universal: el Gobierno se prepara para otro día caliente en las calles

Movimientos piqueteros y agrupaciones sociales afines al kirchnerismo vuelven a marchar este miércoles para reclamar por el Salario Básico Universal. Desde el oficialismo reconocen que, en el contexto actual es "esperable" y hasta lo ven como una oportunidad para plantarse ante el FMI. Cuál sería el costo fiscal del SBU

El gobierno de Alberto Fernández se prepara para otra semana caliente en las calles. Este miércoles, movimientos piqueteros y agrupaciones sociales afines al kirchnerismo, además de las dos CTA, volverán a movilizarse para reclamar por la implementación de un Salario Básico Universal y por un aumento de emergencia para los trabajadores. Prometen cortes en todo el país. En Casa Rosada le bajan el tono a las movilizaciones y confiesan que, en el contexto actual, "es esperable". 

Agrupaciones de izquierda y otras afines al kirchnerismo se aliaron la semana pasada. Silvina Batakis lo hizo. Tras su mensaje a los pocos días de asumir como ministra de Economía, que fue leído como un claro guiño a los mercados, sin anuncios para los sectores más postergados, logró que en el hall de la estación Constitución, asamblea mediante, un popurrí de referentes sociales votaran salir a las calles este miércoles, Día del Amigo.

Con la primera marcha de la CGT, crece el reclamo en las calles y hasta los 'aliados' muestran los dientes

Cristina Kirchner define cómo dejar sin planes a los movimientos sociales

Algunos de los que participaron fueron: Hugo "Cachorro" Godoy, de la CTA Autónoma; Esteban "Gringo" Castro, referente del Movimiento Evita y secretario general de la UTEP; Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, y Juan Grabois, referente de la CTEP y Frente Patria Grande. ¿Fuego amigo?

En Casa Rosada destramatizan la marcha que promete "cortes en todo el país". Admiten que en este contexto es lógico y razonable. No perciben un clima de zozobra ni un estallido social a la vuelta de la esquina. Apenas avizoran que será una jornada con complicaciones en el tránsito. 

"Era esperable", dijeron desde Casa Rosada a este medio. Hay hasta quienes ven en los reclamos sociales "la" oportunidad para rediscutir las metas acordadas con el FMI. Con la crisis social a la vista, las chances de flexibilizar el acuerdo con el organismo multilateral crecen.

También interpretan la marcha como una respuesta a los sectores "más concentrados" de la economía, con el campo a la cabeza, a la que acusan de  presionar para que haya una devaluación. 

Meta fiscal en peligro: la cifra que dejó Guzmán y complica el acuerdo con el 

Metas con el FMI, dólares y soja: la actitud de los productores que desespera al Gobierno

Fuentes del Ejecutivo también le restan importancia al acercamiento, hasta hace poco impensado, entre los piqueteros de izquierda y los movimientos sociales afines al kirchnerismo, con Grabois a la cabeza.

Entienden que la decisión del referente de la CTEP de movilizarse responde a una estrategia de su sector. Y subrayaron que el amigo del Papa no plantea romper con el Frente de Todos, ni amenaza con pasarse a las filas de la Izquierda. Sin embargo, días atrás, el propio Grabois deslizó: "No sé qué hago en el Frente de Todos". 

En concreto, interpretan que está ejerciendo presión para que desde el Ejecutivo haya una respuesta para los trabajadores de la economía popular. De sancionarse la ley, le daría cobertura a unos 7,5 millones de personas de entre 18 y 64 años en situación vulnerable. El costo fiscal anual bruto de la medida sería del 2,1% del PIB

Ahora bien, el costo neto de la iniciativa, de acuerdo a los cálculos elaborados por el autor del único proyecto que existe en el Congreso, Itai Hagman, sería de 0,9% del PIB, al descontarle los gastos actuales además del retorno fiscal por impacto en la actividad.  

Desde el entorno de Grabois presionan para que se implemente un Salario Básico Universal. 

"El Presidente mantiene el diálogo con las organizaciones", subrayaron desde Casa Rosada al tiempo de que resaltaron que el principal objetivo del Gobierno sigue siendo mejorar el poder adquisitivo de los asalariados. Con la inflación a la suba, la línea de llegada parece cada vez más lejos. 

De hecho, la CGT, fiel aliada al gobierno de Alberto Fernández, anunció días atrás que el 17 de agosto hará una marchala primera en la era del Frente de Todos. Será "contra la inflación", sin nombres propios, para no herir susceptibilidades. 

"Entendemos que se quieran manifestar, pero hay que darle tiempo a Batakis, recién llega", dijo una fuente de Casa Rosada. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.