INGRESO DE DÓLARES

Metas con el FMI, dólares y soja: la actitud de los productores que desespera al Gobierno

La incertidumbre que hay en torno de la cotización del dólar generó un cambio de estrategia del campo, que ocasionará que este año el ingreso de divisas sea menor al esperado.

La disparada del dólar generó un sinfín de problemas en varios sectores, pero en el campo en particular plantea un escenario que puede generar más complicaciones al Gobierno, sobre todo de la mano del complejo sojero. Se espera una caída en la liquidación de exportaciones, que llegarían a los u$s 33.000 millones.

 Las lácteas pusieron dos condiciones polémicas para aportar más litros: cuáles son

El blue cerró la semana pasada en $ 293 y la cotización oficial en $ 135, y nada asegura que la estampida haya llegado a su fin. Estas incertidumbres y oscilaciones terminaron por generar que los productores tomaran la determinación de cortar la venta de granos, previendo que lo que vendan hoy a un precio, posiblemente será más caro a la hora de reponer.

Esto ya genera una reducción importante en las estimaciones de ingresos de dólares a las arcas del Estado para este año. Según las previsiones anteriores a este escenario, la liquidación de exportaciones por parte del campo le permitirían reunir a fines de 2022 cerca de u$s 41.000 millones.

Ese objetivo ya quedó grande y hoy los cálculos muestras que la cifra más realista sería de unos u$s 33.000 millones.

Como muestra de los efectos que generan estos movimientos del dólar llevaron, por ejemplo, a que en las últimas semanas la venta de poroto de soja cayera más del 30%. Incluso, algunos analistas del sector dicen que hoy no se llegó a vender ni el 30% de la cosecha, cuando para esta altura ya se debería haber llegado al 50%. Según estimaciones oficiales, los productores están reteniendo de este modo granos de soja por cerca de u$s 3000 millones.

la preocupación del gobierno

El Gobierno está al tanto de esta situación y la preocupación crece. Desde ya por el menor ingreso anual que recibirá en concepto de retenciones, pero también por algo más cercano, y que tiene que ver que hasta fines de septiembre la Argentina tiene vencimientos por más de u$s 4900 millones con el organismo multilateral.

Retenciones: el proyecto de Oscar Parrilli para modificar el pago y "transparentar" el comercio de granos 

Y sin los dólares provenientes de la liquidación del agro, sabe que todo esto se hará cuesta arriba.

La última semana la ministra de Economía, Silvina Batakis, encabezó reuniones con algunos referentes de la comercialización de granos. Les reclamó la liquidación de granos, y para motorizar esto se analiza la posibilidad de implementar por 90 días un bono fiscal por una cifra a determinar, pero que sería del 15% sobre las ventas.

La ministra Batakis mantuvo durante la última semana encuentros con referentes del mercado de granos, y mostró su preocupación por la pasividad de los productores respecto de las ventas

Dentro del Gobierno, incluso, circula un informe que reconoce que la situación actual es realmente preocupante, con especial foco en el complejo sojero.

"Los productores han vendido un volumen récord de trigo y de maíz durante esta cosecha 2021/22 en el primer cuatrimestre del año. Pero están teniendo un ritmo muy bajo de ventas de soja dejando en stock aproximadamente 33 millones de toneladas de soja. Este volumen no incluye importaciones temporarias ni el carry over 2021 (siete millones de toneladas)", afirma el análisis oficial.

Allí se destaca que en esta cosecha la molienda acumulada entre enero y junio pasados se alcanzaron las 19,86 millones de toneladas, y se redujo en 2,22 millones de toneladas con respecto a la molienda del mismo periodo de 2021 (22,08 millones de toneladas).

Y de cara al futuro, el informe apunta que las perspectivas para el período julio-agosto-setiembre muestran una reducción de aproximadamente 7,12 millones de toneladas adicionales, por lo que entre enero y septiembre la molienda caería 9,35 millones de toneladas.

Paro del campo: el Gobierno dice que es "político" y que la falta de gasoil se solucionó

El Gobierno da por hecho que, si no se interviene en esta situación, y sin los incentivos fiscales que se analizan, sobre la base de cuatro millones toneladas de molienda de soja entre julio y septiembre el ingreso de divisas al país alcanzaría los u$s 2.434 millones y lo que capturaría en concepto de retenciones rondaría los u$s 803 millones.

Previo a a la salida de Guzmán, se estimaba una molienda de soja de 7,5 millones toneladas para el mismo período, que sumarían u$s 4.564 millones en exportaciones, en tanto que las retenciones tocarían los u$s 1.506 millones.

"Los cambios en el patrón de ventas de soja por parte de los productores, se ve reflejada en el menor volumen de oferta para la industria, debiendo ajustar los volúmenes de molienda a la baja", sostiene el trabajo. Además, destaca que a partir del 2 de julio, con el recambio en Economía, se incrementó la incertidumbre económica y comercial, lo que retrasó la decisión de venta de los granos acopiados.

Las cuentas cambian si se aplica un doble incentivo fiscal, de 15% sobre las ventas de granos de soja en el mercado interno, y del 10% sobre la molienda incremental respecto del período julio septiembre de 2021.

En ese caso se espera una molienda de soja de 12,2 millones de toneladas entre julio y septiembre, por u$s 7.425 millones y retenciones por u$s 2.450 millones.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.