Alerta por recesión

El dato de Argentina que rompió un gráfico del FMI para el G20

El FMI volverá a recortar las proyecciones de crecimiento para este año y el próximo y advierte que la inflación alcanzó máximos de varias décadas en muchos países y sigue en alza. Las 3 recomendaciones de Georgieva al G20 y un gráfico que se modificó por el dato de Argentina

En esta noticia

Cuando el FMI recortó el pronóstico para la economía mundial a 3,6% advirtió que podría empeorar, recuerda Kristalina Georgieva en el análisis realizado para la reunión del G20 de esta semana en Bali, Indonesia, donde la Argentina participará de forma remota.

La titular del Fondo cita el impacto humanitario de la guerra entre Rusia y Ucrania, el shock de commodities y el aumento de la inflación. "Y está empeorando", advierte por la expansión de los precios más allá de alimentos y energía, la suba de tasas de los bancos centrales -que es necesaria pero limita la recuperación- y los cuellos de botella en el comercio global. 

Fuerte advertencia de Kristalina Georgieva, del FMI: el riesgo de la deuda en dólares y un 2023 más duro

La señal al FMI de Silvina Batakis y el horizonte de la deuda en pesos y dólares

Con ese panorama, anticipa que volverán a recortar la proyección de crecimiento a fin de mes para este año y el próximo. "Será un 2022 duro y el 2023 aun más, con riesgo cada vez más alto de recesión", indicó. En ese plano, propuso 3 ejes para la reunión de ministros de Economía y Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20.

Alta inflación

"Los países deben hacer todo lo que esté a su alcance para reducir la alta inflación porque podría hundir la recuperación y dañar aún más los niveles de vida, en particular para los más vulnerables. La inflación ya ha alcanzado máximos de varias décadas en muchos países, y tanto la inflación general como la subyacente continúan aumentando", advirtió Georgieva en un blog del FMI.

Allí entra en escena el gráfico que rompió Argentina. La proyección de los países del G20 muestra a la mayoría con una escala que no supera el 20%. Y Argentina -junto con Turquía- aparecen en un recuadro: 60,6% y 73,7%, respectivamente, con la aclaración de que es la estimación de mayo.

En el caso local, las estimaciones de los economistas ya elevaron la previsión para este año a 76% en el Relevamiento de Expectativas de Mercado que lleva adelante el Banco Central y la ministra de Economía Silvina Batakis respondió recientemente que no se pueden hacer proyecciones.

El FMI señala que 75 bancos centrales, o alrededor de las tres cuartas partes de los bancos centrales relevados aumentaron las tasas de interés desde julio de 2021. Y, en promedio, lo hicieron 3,8 veces. Para las economías emergentes y en desarrollo, donde las tasas oficiales se elevaron antes, el aumento promedio total de la tasa llega a 3 puntos porcentuales, casi el doble de los 1,7 puntos porcentuales de las economías avanzadas.

"La mayoría de los bancos centrales deberán continuar endureciendo la política monetaria de manera decisiva. Esto es especialmente urgente donde las expectativas de inflación están comenzando a desanclarse. Si no toman medidas, estos países podrían enfrentarse a una espiral destructiva de salarios y precios que requeriría un endurecimiento monetario más contundente, con un daño aún mayor para el crecimiento y el empleo", indicó Georgieva.

deuda y política fiscal

En línea con la advertencia por la deuda de esta semana, el FMI sostiene que "la política fiscal debe ayudar, y no obstaculizar, los esfuerzos del banco central para reducir la inflación". Y advierte que los países que enfrentan niveles elevados de deuda deberán endurecer su política fiscal. "Esto ayudará a reducir la carga de los préstamos cada vez más caros y, al mismo tiempo, complementará los esfuerzos monetarios para controlar la inflación".

En ese marco, considera que donde se consolida la recuperación, los países pueden ir dejando atrás los estímulos fiscales pero reconoce que "algunas personas necesitarán más apoyo, no menos".

coordinación global 

El tercer eje de Georgieva para evitar posibles crisis e impulsar el crecimiento y la productividad, es tener "urgentemente una acción internacional más coordinada. La clave es aprovechar los avances recientes en áreas que van desde la tributación y el comercio hasta la preparación para una pandemia y el cambio climático". Y citó como ejemplo el nuevo fondo de 1100 millones de dólares del G20 para la prevención y preparación ante pandemias.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.