COMERCIO y DIVISAS

Aceite de soja: caen los precios internacionales y hay dudas sobre la demanda de India

Es el motor del principal complejo exportador argentino, pero los buenos precios de 2021 empezaron a caer en el último trimestre del año. La demanda de la India, que hoy se lleva el 47% del total exportado por Argentina, sería menor por elevados stocks y mayor producción local.

En el delicado balance de divisas de la Argentina, el complejo oleaginoso y dentro de él la soja y derivados (harina, pellets, aceite) es una pieza clave para mantener el flujo de divisas que ingresas a las cuentas del Banco Central. 

Cuando estén los datos consolidados de todo el año el complejo sojero terminaría aportando casi u$s 25.000 millones, con una participación del aceite de soja, el producto con mayor valor de mercado en este subgrupo, del 33%. Así, se estima que en 2021 el aporte de divisas del aceite de soja rondaría los u$s 7000 millones.

Con buena demanda global y precios internacionales que crecieron un 33% en 2021, sumando así tres años consecutivos en alza, Argentina se mantiene en el lugar más alto del podio de países exportadores de este commodity. 

Es probable que ese sitial de privilegio se mantenga en 2022, pero no es tan seguro es que continúen las condiciones de precios y demanda.

Con buena demanda global y precios internacionales que crecieron un 33% en 2021, Argentina se mantiene en el lugar más alto del podio de países exportadores de este commodity

Un reciente informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés), sostiene que este año crecerá la producción de aceite de soja a nivel mundial y es probable que rompa la barrera de los 60 millones de toneladas, de las cuales, Argentina representa casi la mitad.

Exportaciones: las proyecciones para el 2022, ¿caerán o mantendrán su alto nivel?

Pero ahí se encienden algunas luces amarillas. "Argentina se mantendría como exportador líder, logrando por segundo año consecutivo una participación de mercado del 49%. No obstante, se proyecta una baja próxima al 2,4% para las exportaciones de la campaña venidera de aceite de soja argentino", asegura un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario, en relación a las perspectivas del complejo oleaginoso.

Un punto crucial en este aspecto, es que entre los cuatro principales productores de aceite de soja -Estados Unidos, China, Brasil y Argentina-

nuestro país es el único en el que caería la producción.

Marcelo Elizondo: "En 2022 los precios internacionales estarán más bajos y las exportaciones no crecerán"

En el plano local, en tanto, la principal duda se relaciona con el vigor de la demanda del mercado indio, que es el principal destino de las exportaciones de este commodity, representando un 47% de las exportaciones totales.

"Con proyecciones de alza de producción y stocks de aceite de soja en la India, cabe esperar que este país reduzca sus importaciones y en la campaña 2021/22 Argentina venda un volumen menor a este destino", pronosticó la Bolsa de Comercio rosarina.

En cuanto a los precios, este año dependerán especialmente del incremento de producción y si la demanda puede absorber ese volumen.

"El 2021 consolida tres años consecutivos de precios al alza para los aceites vegetales. Los precios FOB argentinos del aceite de soja crecen por tercer año seguido por encima del 33% interanual", señala el informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Por su parte, el valor FOB del aceite de girasol en puertos nacionales muestra una suba interanual del 23%, el aceite de palma crece más de 33% en el año y el de colza, lidera las subas con 63% en poco menos de doce meses.

Con valores de u$s 1360 la tonelada de aceite de soja, frente a los casi u$s 495 del grano y los u$s 467 de la harina, el precio es un aspecto clave en este mercado y también para el ingreso de divisas.

Desde Oil World, entidad especializada en proyecciones del mercado oleaginoso global, sostienen que ese nivel de precios "no parece sostenible durante el 2022", recuerda la Bolsa de Rosario.

Para la próxima campaña, se espera un fuerte rebote productivo y de exportaciones para acompañar el crecimiento de la demanda, lo que "da señales bajistas para los precios de los aceites de cara a la campaña 2021/22", explica la BCR.

Y remata: "De hecho, es probable que el sendero hacia abajo ya haya comenzado, considerando que desde finales de octubre hasta diciembre los precios de los aceites de soja, palma y girasol acumulan bajas del 6,7%, 10,4% y 4,5%, respectivamente".

Pero este panorama podría cambia  

A nivel local, se siguen con atención las perspectivas del mercado indio, principal destino de exportación del aceite de soja argentino, que ha comprado más del 47% del total exportado en los últimos cinco años. Con proyecciones de alza de producción y stocks de aceite de soja en la India, cabe esperar que este país reduzca sus importaciones y en la campaña 2021/22 Argentina venda un volumen menor a este destino.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios