Nueva vida

Emigró a España antes de la pandemia y hoy triunfa en el programa deportivo más famoso del mundo

Matías Palacios se fue del país en 2018 y se instaló en Madrid. Es periodista deportivo y relator de fútbol y se hizo un lugar en el taquillero Chiringuito de Jugones.

A diferencia de muchos compatriotas que, luego de la pandemia y con la profundización de la crisis económica en la Argentina, decidieron emigrar, el camino de Matías Palacios, tuvo, aunque mismo destino, otro recorrido.

El periodista deportivo de 43 años se mudó a España junto a su familia cuando el mundo era otro. Al abordar el avión en febrero de 2018 no podía imaginarse todo lo que pasaría en un lapso de poco más de 4 años. Hoy forma parte de El Chiringuito de Jugones, el programa deportivo más exitoso de la TV española y de los más famosos del mundo.

Emigró a Australia, se quedó sin trabajo por la pandemia, pero se reinventó y creó su propia marca de alfajores en Sydney

Trabajar en Brasil: buscan jóvenes argentinos graduados y pagan todos los gastos de residencia

Palacios trabajaba en radio y televisión en la Argentina. (Foto: gentileza Matías Palacios).

Admite que, aunque extraña la pizza de la calle Corrientes, nunca pensó en volver. Además, desmitifica la idea de que solo mudarse a Europa, es garantía de éxito. "Instalarse en los medios es complicado. Hay que rendir examen todos los días", dice a El Cronista.

"sabía que en Barajas no me esperaba nadie"

El también relator de fútbol atravesaba hace 4 años un presente que más de uno querría. Luego de mucho trabajo y de "hacer carrera", contaba con tres empleos estables y su camino profesional recorrido. Durante dos décadas se desempeñó en TyC Sports, relataba partidos para Torneos y fue parte del equipo de Radio La Red (emisora de la que aún forma parte como corresponsal en España).

Vivía junto a su esposa y su hijo en Caballito, el barrio porteño que lo vio crecer, cuando comenzaron a gestar la idea de empezar de cero en otro país. El objetivo era lograr una estabilidad económica a largo plazo, que suele complicarse en la Argentina. "Había tenido solo algunas presentaciones, previas, como para contar quién era y qué hacía", relata Palacios.

Palacios emigró a España en 2018 junto a su familia.

"Vine casi estratégicamente antes del Mundial de Rusia, porque tal vez podría abrir puertas para colaboraciones acá, y fue lo que pasó. Pero llegué y no tenía laburo estable", detalla.  

Presentarse como argentino y entrar a trabajar a los medios no es tarea sencilla. En eso, es realista. "Vine porque me sentía capacitado, me tenia fe. Siento que llegué en un momento de mi carrera periodística indicado. Por eso me animé. Pero instalarse periodísticamente es muy complicado. Hay que rendir examen todos los días", admite.

Con un doblete de Messi, la Argentina se despidió de EE.UU. con un triunfo contundente ante Jamaica

Oktoberfest 2022 en la Argentina: cuándo es, precios y artistas confirmados

Elcamino al programa deportivo más exitoso de la TV española

Pese a la inesperada aparición de la pandemia, el plan no se modificó. "Yo sabía que era un proyecto, mínimo a 5 años. Nadie podía haber pensado lo que ocurrió después, pero sabia que no era un plan de 'ante cualquier cosa me vuelvo', y más con una familia", explica.

De a poco, el empleo y las cuestiones cotidianas se acomodaban, hasta que en 2020, la pandemia "descontó" y admite que generó incertidumbre en un país que no era el propio. "Fue complicado en todo el mundo. Siento que recién ahora, en 2022 estamos volviendo a lo que era todo antes de la pandemia", dice.

De nuevo en el ruedo, el llamado del conductor y periodista Josep Pedrerol, al frente de El Chiringuito de Jugones, el conocido programa deportivo de la TV española, abrió la puerta grande. Si bien había realizado participaciones, la propuesta era sumarse al equipo permanente del show.

"Es un programa de la televisión abierta, con mucha repercusión, un rebote impresionante en redes sociales, es abrumador el nivel", describe Palacios. "Para mí es el programa numero 1 del periodismo deportivo de habla hispana, no solo de España", considera.

Es que, El Chiringuito, lleva 10 temporadas en el aire. Además de transmitirse de domingos a jueves a las 00 (por Mega) y repetirse por las mañanas, cuenta con un aparato de comunicación que incluye la realización de contenidos exclusivos vía streaming, por Twitch y YouTube. El show, atractivo por los intercambios entre columnistas, arduos debates y coberturas especiales, se consume en Latinoamérica y también en Estados Unidos, además de que los "memes" que genera son furor en redes.

 Palacios junto a Jorge D'Alessandro, exarquero de San Lorenzo, también uno de los "tertulianos" de El Chiringuito. (Foto: gentileza Matías Palacios).

"No es un programa de 3 horas, sino un aparato informativo de 24", resume el relator.  "Mi gran desafío fue generar que mi voz se escuche en España, con mi estilo, que no lo cambié. Claramente soy un argentino que narra, no es que transformé en lenguaje ni en la manera de comunicar", se sincera.  

De la pizza de la calle Corrientes a Diego Maradona

El relator disfruta de su presente y la vida que forjó junto a su familia en el Viejo Continente. Se muestra agradecido con el país que lo recibió e incluso de poder recibir a su madre tan seguido como pueda. "Es mi único familiar de lazo directo y soy hijo único. Por suerte puedo hacer que venga seguido".

Matías Palacios se sumó al equipo de El Chiringuito de manera estable el año pasado. (Foto: Instagram - @palaciosfutbol).

Sin embargo, ante la pregunta, reflexiona y selecciona algunos hitos y situaciones puntuales que despiertan nostalgia. "Extraño ir a la cancha allá, como hincha o a laburar, ver a Ferro, aunque no le esté yendo bien", se ríe. "Juntarnos con amigos a jugar a la pelota, comer una pizza típica de la calle Corrientes", puntualiza.

Tiene 37 años, hace más de 20 que colecciona envoltorios de alfajores y su figurita difícil es el "Dieguito Maradona"

  Cuánto cuestan los hoteles en Qatar y cuáles son las opciones más baratas para ir al Mundial 2022

Además de la comida, reconoce que hubo un hito que lo interpeló en todos los sentidos: la muerte de Diego Maradona. "Fue de esos muy pocos momentos en los que sentía que tenía que estar en Argentina. Me agarró en medio de una transmisión del ascenso, lloré en vivo porque no me pude contener. Fue personalmente muy doloroso", recuerda.

"Los que crecimos mirando sus partidos en México, o del Nápoles, pensábamos que era como un superhéroe, inmortal. Nunca nos preparamos para su muerte".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios