Mercados

Se extienden las debilidades en Wall Street en medio de contexto de volatilidad y temores de recesión

El riesgo país se ubica en 2596 puntos. De esta manera sube 140% desde el canje de deuda. La deuda argentina rinde 44% los bonos de ley local y 50% los de ley argentina y son más riesgosos que los bonos de Ucrania y Sri Lanka que están en guerra con Rusia y en default y rinden 37%.

Los bonos argentinos operan nuevamente a la baja el martes. Se extienden las debilidades evidenciadas en los últimos días.

En Wall Street las acciones vuelven a caer y van en camino a alcanzar seis jornadas seguidas de debilidades. 

El mercado teme sobre una posible recesión en los EE.UU. a causa de una Fed decididamente más agresiva en su política monetaria contractiva para bajar la inflación.

El Dow Jones cayó en bear market y así, los tres principales índices americanos ingresaron esta semana en territorio de mercado bajista.

Más reservas, más deuda ¿más devaluación e inflación?: la pregunta del mercado

Experto de la City reveló una ventaja crucial para la Argentina: cómo jugó la inflación global

Deuda debil

Todos los tramos de la curva argentina muestran fuertes bajas el martes.

En el acumulado de los últimos días, se observan fuertes bajas en todos los bonos.

Los distintos tramos de la curva caen entre 2% y 3% el martes. Se extienden las bajas de los últimos días ya que los Globales 2029 y 2030 caen 9,3% y 8,7% respectivamente en la última semana.

Por su parte, en el tramo medio, los Globales a 2035 y 2038 registran pérdidas de 10,2% y 9,7% mientras que la deuda del extremo más largo cae más del 10% cada uno.

En el último mes, todos los tramos de la curva argentina caen 11% en promedio.

A su vez, tomando desde el pico reciente, los globales del tramo corto caen 13% en promedio, en el tramo medio se registran bajas de entre 12% y 15%, mientras que los Globales más largos pierden 14%.

Esta dinámica bajista es de más de casi el doble de lo que caen los bonos de mercados emergentes que en el mismo período han retrocedido cerca de un 7%.

Las debilidades en los bonos se dan incluso a pesar de que el BCRA ha logrado acumular reservas gracias a la implementación del dólar soja, lo cual reduce en el margen las chances de ver un evento crediticio.

Debido a la actual caída, el riesgo país vuelve a acercarse a los 2600 puntos, a la vez que los rendimientos de la deuda argentina se vuelvan a acercar a niveles de 50% en el tramo corto.

De esta manera, los Globales argentinos rinden más que Ucrania (rinde 37% y está en guerra con Rusia) y Sri Lanka, que rinde 38% y está en default.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones advierten que los bonos soberanos en dólares no logran dar vuelta la tendencia.

"La coyuntura internacional que no cede genera un efecto dominó en los mercados a nivel global, al que Argentina no puede escapar. Ni la aprobación del FMI de la revisión del programa argentino ni las recientes medidas que se tomaron desde la vuelta del ministro de economía de EEUU alcanzaron para sostener a la deuda, que cedió a las presiones globales", dijeron desde PPI.

Según advierten desde la compañía, no se puede dejar de lado los efectos del universo emergente en la trayectoria de los globales, debido a que estos explican el 70% del desempeño de los bonos soberanos argentinos desde su debut post reestructuración en septiembre 2020.

"Desde el discurso de Jerome Powell en Jackson Hole, donde se pudo advertir que la Fed no iba a ceder en su enfoque hawkish de la política monetaria en el corto plazo, los mercados del mundo no fueron los mismos. Los temores de un hard landing volvieron a la escena y cobraron aún más impulso luego de la confirmación de un incremento de 75 puntos básicos de tasas de la Fed", sostuvieron.

 Además, agregaron que, "a medida que los mercados se disponen a enfrentar esta crisis, todo el universo emergente está expectante para sufrir las consecuencias. Y Argentina no es la excepción".

cae  Wall Street

Las acciones en Wall Street vuelven a caer el martes luego del mal inicio de semana ya que el lunes los principales índices operaron a la baja. Así, las acciones extienden la racha bajista, con 6 días seguidos de debilidades

El Dow Jones cae 0,65%, el S&P500 pierde 0,49% y el Nasdaq retrocede 0,2%. De esta manera, el mercado revierte las subas de comienzo de la rueda y extiende las pérdidas evidenciadas en las últimas jornadas

En el acumulado del año, el Dow Jones cae 20%, el S&P500 pierde 23% y el Nasdaq retrocede 31%.

Temores y volatilidad

Pese a la suba actual en el día de hoy, Wall Street estuvo operando a la baja recientemente ante temores de una eventual recesión en EEUU.

La Fed sube la tasa para buscar enfriar la economía y por lo tanto, las probabilidades de ver una recesión crecen.

Esto también se percibe en el mercado con una inversión en la curva americana, es decir, que los tramos cortos se ubican en niveles superiores respecto de los tramos más largos. 

Cada vez que esto ocurre, las chances de ver una recesión crecen.

Si se toma el diferencial de tasas entre los rendimientos a 2 y 10 años en la curva americana, se puede observar que la misma opera con su mayor grado de inversión desde los años '80, cuando Paul Volcker era el presidente de la Reserva Federal y en el que la entidad monetaria también estaba luchando contra la inflación.

Incluso, cuanto más invertida está la curva, mayores son los riesgos de ver una recesión.

Concretamente, en la actualidad más del 65% de los tramos de la curva soberana americana se encuentra invertida, lo cual da cuenta de que el mercado percibe de que la Fed no va a poder lograr un aterrizaje suave de la economía y crecen los riesgos de un hard lading.

Tina Fong, estratega de Schroders advirtió que de los seis indicadores monetarios que rastrea, cinco están señalando riesgos recesivos.

"La Fed ha respondido a una inflación más alta con tasas de interés más altas. La velocidad de la respuesta esta vez lo que ha provocado que casi todos (más del 80%) de los indicadores monetarios se pongan rojos en muy poco tiempo. Salvo la Gran Recesión de 2008 a 2009, esta es la lectura más alta en tres décadas. Los indicadores monetarios tienden a apuntar hacia una recesión de cinco a 13 meses más adelante", advirtió.

Según los analistas de Schroders, existe un 60% de probabilidad de que la economía americana se dirija hacia una recesión, siendo la más alta desde 2006.


Martín Polo, estratega de Cohen advierte que la fortaleza del mercado laboral y la resistencia de la inflación presionan para que la Fed continúe endureciendo la política monetaria con más subas de tasas de interés, lo cual podría llevar a una desaceleración económica.

"El trabajo aún no está hecho. Con la inflación tardando en bajar, la Fed debe continuar con el endurecimiento de la política monetaria. Así lo dejó en claro Jerome Powell en la reunión de Jackson Hole, donde remarcó que la economía norteamericana necesita mantener una política monetaria agresiva por más tiempo para así lograr controlar la inflación, pese a que esto implicaría una desaceleración en el crecimiento y un mercado laboral más débil", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.