Dieta

Controlá el hambre: el método de los 90 minutos para dejar de comer en exceso y descubrir la saciedad

Con esta estrategia sencilla vas a poder reconocer la saciedad y aprender a comer.

En esta noticia

El método de 90 minutos para dejar de comer en exceso se presenta como una estrategia innovadora para controlar el hambre y alcanzar la saciedad de manera efectiva. 

Descubrí los detalles de la estrategia alimentaria de 90 minutos planteada por Megan Ramos, educadora clínica, investigadora y cofundadora del programa Fasting Method

La receta de galletitas de avena que son muy sanas, muy fáciles de preparar y que ayudan a la digestión

La técnica griega que usa Bill Gates para mantener su memoria en buen estado: cómo es y cómo se pone en práctica

Cómo es el método de 90 minutos para no comer en exceso 

Según un artículo de Cuerpo Mente, Megan Ramos propone esta estrategia que puede contribuir a la transformación de la relación con la comida. Para ello, se trata de pensar en las comidas como acontecimientos que se dividen en tres fases de treinta minutos cada una.

  • Primeros 30 minutos: comé tu comida. Hacelo sin apuro, masticando bien cada bocado y, si puede ser, sin distracciones. Es fundamental haber dedicado tiempo previamente a la selección y preparación de alimentos adecuados.

  • Segundos 30 minutos: quédate sentado y hacé la digestión. El cuerpo necesita tiempo para digerir y para que las hormonas envíen el mensaje de saciedad. No comas ni tomes nada más durante estos treinta minutos.

    Esta pausa ayuda a evitar comer en exceso. Podés sentarte a la mesa y socializar o volver a trabajar, pero evitá esfuerzos físicos para prestar atención a tu cuerpo.

La pausa de 30 minutos para la digestión es crucial, ya que la hormona leptina necesita tiempo para enviar señales de saciedad al cerebro. (Foto: Unplash) 
  • Terceros 30 minutos: valorá y evalúa si seguís teniendo hambre. Si te sentís satisfecho y sin molestias digestivas, es señal de que tomaste una comida apropiada, con suficiente grasa y carbohidratos.

    Si seguís teniendo hambre, preguntate si necesitás más grasa o carbohidratos. Comé un poco más de lo que te apetece, siempre eligiendo alimentos saludables.

  • Esta estrategia ayuda a descubrir cuándo se está realmente saciado y se puede repetir según sea necesario. Tus necesidades pueden cambiar con tu estilo de vida, como al incrementar la actividad física, por ejemplo.

El objetivo es aprender qué comer en los primeros 30 minutos para que te sientas saciado y tu cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita de esa ingesta. Es necesario realizar este proceso en cada una de las dos o tres comidas principales del día.

Dividir las comidas en intervalos de 90 minutos ayuda a cambiar la relación con la comida y evita el consumo excesivo. (Foto: Pexels) 

Harina de avena: sus beneficios, cómo usarla correctamente y 4 recetas fáciles de preparar

Así debe ser tu entrenamiento si querés ganar músculos a los 50 años: los 4 ejercicios que hay que hacer sí o sí

Beneficios del método de 90 minutos

  • Controla el hambre: ayuda a regular el apetito al comer en intervalos regulares y evitar el exceso de comida.

  • Mejora la relación con la comida: fomenta una conexión más consciente y positiva con la alimentación.

  • Favorece una dieta equilibrada: al elegir alimentos saludables y escuchar las señales del cuerpo, promueve una alimentación balanceada.

  • Ayuda en la pérdida de peso: al controlar el hambre y promover la saciedad, puede ser útil para perder peso de forma saludable.

  • Mejora la digestión: al permitir tiempo para digerir adecuadamente los alimentos, favorece una mejor digestión.

Antes de realizar o modificar tu rutina diaria, se recomienda consultar con un especialista.


Temas relacionados
Más noticias de bajar de peso

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.