miniturismo

Flamencos, salinas y playas: tres lagunas bonaerenses para escaparse el fin de semana

Villarino, Chascomús y Lobos son una opción ideal para visitar en otoño. Hay excursiones de pesca, trekking y costaneras arboladas donde contemplar el atardecer

El otoño es una época ideal para organizar una escapada a algún lugar cerca de Buenos Aires, aprovechando el clima todavía templado y los paisajes de colores terrosos.

Es el caso de algunas lagunas de la provincia de Buenos Aires, con sus costaneras arboladas, excursiones de pesca, deportes náuticos y caminatas por sus tranquilas y silenciosas calles. 

Los mejores lugares para ver lluvia de estrellas y meteoritos en el país

1 - Villarino: Atardeceres con flamencos

En el municipio de Villarino está Chasicó, una de las lagunas más grandes de la provincia de Buenos Aires. Con una extensión de 12.000 hectáreas, es la favorita para los fanáticos de la pesca de pejerrey, tanto desde la costa como en lancha.

El balneario de Chapalcó, ubicado sobre la laguna, se caracteriza por sus playas de suaves declives.

La puesta del sol es uno de los mayores atractivos para los amantes de la naturaleza. La mejor postal cromática se puede ver y fotografiar camino a la laguna: es un trayecto de 35 kilómetros por fuera de la Ruta Nacional 22, donde se ubican las Salinas Chicas, que forman la depresión más profunda de la provincia por estar 42 metros por debajo del nivel del mar.

Allí, el cielo se espeja sobre la sal y el sol se refracta en ella, lo que es especialmente bonito en los atardeceres de verano, cuando esos tonos violetas y rosados se funden con la figura de los flamencos sobre el nácar de las salinas. 

En 1999 este santuario natural, compartido con Puán, fue declarado Reserva Natural de Objetivos Definidos Mixtos para proteger a más de 140 especies de aves y mamíferos, así como plantas nativas en peligro de extinción como el caldén. Vale la pena recorrerlo en las visitas guiadas.

Los Toldos: la ruta del queso y un monasterio famoso por su hostería "de silencio"

2 - Lobos: kitesurf y astroturismo

Tanto el partido como la laguna homónima deben su nombre a los coipos o lobitos de río que habitan esta región. Fue una zona preciada para los pampas y querandíes por sus aguas dulces, su barro arcilloso para hacer vasijas, más el alimento y el cuero que les proveía ese animal nativo.

Con el tiempo, la Laguna de Lobos se transformó en el principal centro turístico del municipio. Los adictos a la adrenalina pueden disfrutar de practicar windsurf, kitesurf y motonáutica. Además se pueden alquilar botes o kayaks. Los fanáticos de la caña pueden sacar carpas, bagres y pejerreyes desde la costa o en embarcación.

Pasar una tarde completa a la orilla de la laguna es una experiencia inolvidable por la sinfonía de sonidos de los pájaros y el arcoiris del sol y las nubes sobre el espejo de agua. 

Las amables jornadas de otoño se pueden dedicar a actividades variopintas como avistaje de aves, astroturismo, caminatas y visita a la feria de artesanos y emprendedores locales.

Lobos es un área de una gran riqueza natural por tratarse de un humedal de 800 hectáreas en la que conviven diversas especies vegetales y animales.

Una laguna con cisnes de cuello negro y la mejor vista del Paraná, a 2 horas del Obelisco

3 - Chascomús: safaris fotográficos y bicitours

Cae la tarde y la costanera de Chascomús se ilumina con la luna, las estrellas y las luces titilantes de los bares que se ubican en la orilla del espejo de agua que tiene una extensión de 3.044 hectáreas y 2 metros de profundidad promedio. Está en la cuenca del Río Salado y es la más grande del sistema conocido como Las Encadenadas.

Es una de las más elegidas para competencias de natación, regatas y triatlones, por sus vientos y fácil acceso desde Buenos Aires. También es un lugar privilegiado para realizar kitesurf, windsurf, kayak y pesca. 

Los 30 kilómetros del camino de circunvalación en el perímetro de la laguna son un paseo encantador, con puentes y miradores. Muchos eligen hacer el trayecto en bicicleta y otros se suman a los safaris fotográficos para captar aves y animales en su ambiente natural.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios