7 gráficos bajistas

Qué es y cómo ganar en un bear market, el cambio de época de Wall Street

Las acciones están transitando un año con elevada volatilidad y abultadas pérdidas. El S&P500 amenazó la semana pasada con ingresar en bear market. ¿Oportunidad de compra?

Está estandarizado en Wall Street que cuando los índices caen más de 20%, el mercado ingresa en un bear market, o mercado bajista. 

El índice S&P coquetea con un bear market. Es clave saber cuánto puede durar y cuánto caer Wall Street. Los analistas creen que puede haber una oportunidades aunque habrá que sentir la volatilidad en las carteras.

Visto bueno de la FED: revelan que la tasa de interés podría aumentar en los próximos meses, cuándo sería

"Es como ver un avión caer": la vuelta al crash del 2008 que predicen estos lobos de Wall Street

Bear markets

Típicamente, si el Dow Jones, el S&P500 o el Nasdaq caen más de un 10% desde sus picos previos, el mercado ingresa en terreno correctivo.

Si la baja se acentúa al 20%, entonces se configura el bear market.

La semana pasada, el S&P500 llegó a caer en forma intra-diaria un 20% desde sus máximos por primera vez desde la pandemia. Por lo tanto, y dada la corrección, se podría decir que el índice ingresó en bear market, aunque gracias al último rebote, el mismo no se mantuvo.

Con una baja del 18% desde sus máximos, se mantiene en terreno correctivo y coquetea con el bear market.

En el actual ajuste, el Nasdaq es el que más cae, con una pérdida de 28% desde sus máximos previos, por lo que el índice tecnológico sí se encuentra en bear market.

detrás de los bear market

Según datos de CFRA Research, desde 1946 a la fecha, se dieron 13 oportunidades en el que el S&P500 ingresó en bear market.

Desde entonces, en promedio el mercado supo caer 32,7% en cada uno de los bear market. El último de ellos fue el mercado bajista de la pandemia en 2020, y el cual fue uno de los más rápidos de la historia.

Por otro lado, el mercado bajista de 2008 fue el más sangriento ya que fue el que más pérdidas acumuladas, dejando un retroceso del 55% desde su pico.

El último mercado bajista fue a principios de 2020, cuando en aquel momento, EEUU y los gobiernos del mundo debieron aplicar cuarentenas y bloqueos a la circulación para frenar el brote de Covid-19. El Dow Jones inició un mercado bajista en solo 11 días de negociación.

Sin embargo, fue uno de los mercados bajistas más cortos de la historia. El S&P 500 tardó solo 126 días hábiles en pasar de un récord a un mercado bajista y de regreso a un nuevo máximo.

Los mercados bajistas rara vez son breves.

Según datos de la consultora internacional, LPL Research, desde la segunda guerra mundial hasta la fecha, en promedio, los mercados bajistas del S&P500 duran 11,4 meses, es decir, cerca de un año.

El bear market de 2020 fue en esa serie, el más corto de la historia, seguido por el del 1998 que duró 1,5 meses.

El más largo, en cambio, fue el del año 2000, con 30.5 meses, seguido por los mercados bajistas de 1973 y de 1980 que duraron 20,7 y 20,4 meses respectivamente.

El bear market de 2007-2008, el cual fue el más sangriento en la historia, duró 17 meses.

En promedio, según cálculos de LPL Research, el mercado supo caer 30% en cada mercado bajista

Bear market y recesiones

A menudo, un mercado bajista precede a una recesión.

Ha habido varios mercados bajistas que no coincidieron con las recesiones.

Desde la Gran Depresión hasta finales de 2020, ha habido 17 mercados bajistas, nueve de los cuales estuvieron acompañados de una recesión, según la firma de gestión de inversiones Invesco.

Eso respalda al difunto economista ganador del premio Nobel Paul Samuelson, quien una vez escribió que los índices de Wall Street habían predicho nueve de las últimas cinco recesiones.

Como dato adicional, cuando la economía americana ingresa en recesión a partir de un mercado bajista, el retroceso en las acciones tiende a ser aún mayor.

Según datos de LPL Research, desde 1945 a la fecha, el S&P500 ingresó en bear market anticipando una recesión en nueve oportunidades.

En ese contexto, en promedio el bear market duró más tiempo (15.2 meses) y generó una caída mayor (34,8%) respecto de caídas en el mercado en un escenario de no recesión (sin recesión, el bear market dura menos de un año y el S&P500 cae 30% en promedio).

Tiempo en recuperarse

Desde que el S&P500 ingresa en bear market, en general tarda 19 meses en recuperarse a los techos previos al inicio del mercado bajista.

En el último mercado bajista, Wall Street tardó cinco meses en volver a los máximos pre pandemia. En 1980, sólo tres meses en regresar.

En 1990, 2011 y 2018, el mercado también entró en bear market pero solo a los cuatro meses siguientes ya el mercado estaba operando en los mismos niveles previos al techo.

Sin embargo, otros casos lucen más traumáticos. En los mercados bajistas de 2000 y 2008, Wall Street demoró 49 y 56 meses en regresar a los máximos previos al inicio del mercado bajista.

En el mercado bajista que más se demoró volver a los máximos previos fue en 1973 y en el que Wall Street tardó 69 meses en volver a los máximos previos al inicio del bear market.

¿Oportunidad?

Si se toma desde 1950 a la fecha, si el inversor decidiese comprar acciones desde el momento en el que el S&P500 ingresa en bear market, generalmente tiende a ser un buen punto de entrada.

Si se compra acciones en ese momento, y mirando a 3, 6 y 12 meses vista, en general el retorno de la inversión en positivo en un 80%, 60% y 70% de las veces, con ganancias promedio de 3,8%, 3,6% y 14,8% respectivamente.

Debido a la fuerte caída en las acciones a causa de una Fed más hawkish, las valuaciones de las acciones regresaron a sus promedios de largo plazo.

Tomando distintas métricas de valuaciones, las mismas pasaron de niveles de alta valuación a sus promedios de largo plazo en cuestión de 5 meses.

Juan Cruz Lekovic, Fund Manager de Schroders sostiene que las valuaciones se han contraído.

"Hoy vemos al S&P 500 cotizando a 17 veces las ganancias esperadas próximos 12 meses, habiendo tocado niveles superiores a 23 veces post pandemia. Una suba de tasa real podría llevar a las valuaciones a niveles aún más deprimidos", dijo.

Paulino Seoane, head of investment ideas de Balanz, cree que si se toma una perspectiva de inversión de mediano plazo, estos precios de mercado pueden ser un muy buen momento para establecer posiciones.

"Creemos que es buen momento para invertir soportando la volatilidad que puede sobrevenir, distinguiendo muy bien en que tipos de empresas hacerlo. Por el momento, recomendamos evitar todas aquellas empresas del grupo Growth que todavía no generan ganancias, que son las que más sufrirán en este contexto de restricción de liquidez. Son muchas de las empresas del Nasdaq, por eso es el índice que mas sufrió", dijo.

Sin embargo, el contexto de suba de tasas y de una política monetaria contractiva puede generar mayor volatilidad en las acciones.

Martín Mansur, encargado de productos de Banca Privada de Santander Argentina, aclara que, más allá de las fuertes correcciones del mercado de renta variable en lo que va de 2022, luce aún prematuro anticipar un piso de las valuaciones, y creemos que la volatilidad y la tendencia a menores precios puede continuar algún tiempo más.

"En esto contexto no hay muchos activos de refugio. El mercado ya viene privilegiando la liquidez. Los bonos soberanos norteamericanos de corto plazo parecerían estar a valores razonables luego de la fuerte suba de las tasas cortas.", dijo. Las acciones de grandes empresas sólidas pueden ser una buena alternativa para navegar este contexto de volatilidad, aunque hay que ser cuidadosos porque pueden darse algunas sorpresas", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios