Inversiones

Plazos fijos UVA: sube la inflación y vuelven a ser los preferidos de los inversores

Los plazos fijos UVA, que usan como interés el índice CER, aparecen como una posibilidad de inversión tras los reportes publicados por el Indec.

Los datos inflacionarios no sólo generaron una reacción del Gobierno, que dispuso el congelamiento de precios, sino que tuvieron un impacto importante entre los inversores conservadores que suelen apostar por los plazos fijos.

La inflación de 3,5% que se registró durante el mes de septiembre, y la posibilidad de números más altos hacia el final del año, provocó que muchas personas vuelvan a ver a las colocaciones UVA como una buena opción por lo menos a corto plazo.

Los depósitos privados caen u$s 253 millones en dos semanas

Sucede que este tipo de activo ajusta su tasa de retorno en base al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) publicado mes a mes por el Banco Central de la República Argentina. Esto significa que el interés toma de referencia la variación registrada en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

La inflación genera un interés en los plazos fijos UVA.

POR QUÉ CONVIENE INVERTIR EN UVA

Para entender bien si es realmente conveniente apostar por un plazo fijo UVA, es importante ver también las alternativas disponibles a este tipo de inversión. Haciendo un simple ejercicio comparativo se puede ver como este primer activo tendría, por ejemplo, un mejor rendimiento que el de los plazos fijos tradicionales. que otorgan un interés mensual de aproximadamente 3% mensual y 37% anual.

Si a esto se le suma el actual panorama cambiario, con un cepo que dificulta la compra de divisas y un dólar paralelo rompiendo récords de cotización a nivel nominal, entonces tiene sentido realizar este tipo de inversión.

Nuevo Bono Potenciar Trabajo ANSES confirmado: las fechas de cobro de noviembre 2021

EL CONGELAMIENTO DE PRECIOS, LA INFLACIÓN Y LAS ESTADÍSTICAS OFICIALES

Sin embargo, hay un detalle que debe tenerse en cuenta: para un buen rendimiento del plazo fijo UVA, el IPC debería estar por encima del 3% por lo menos durante los próximos dos meses, algo que podría no ocurrir si el actual congelamiento de precios establecido por el Gobierno es eficaz.

Pero la principal razón por la cual no hay, al menos por ahora, una migración masiva de los inversores hacia este tipo de activos está en la duración mínima requerida. Ocurre que para obtener el retorno medido en CER, más un 1% de premio, es necesario que el plazo fijo UVA tenga un mínimo de 90 días, un plazo que parece eterno en un país con la volatilidad de Argentina, sobre todo en tiempo de elecciones.

Por otra parte, a pesar de que las estimaciones apunten a una aceleración de la inflación para los próximos meses, con la designación de Juan Manzur como Jefe de Gabinete y la llegada de Roberto Feletti a la Secretaría de Comercio Interior, existe el riesgo de que las estadísticas oficiales sean retocadas, como ya ocurrió en la época de Guillermo Moreno, lo que impactaría en el rendimiento de estos instrumentos.

Por lo pronto, conviene esperar a la publicación del índice inflacionario de octubre para tener un panorama más claro así como ver si el congelamiento de precios se cumple, y finalmente el avance de las cotizaciones paralelas del dólar.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios