Finanzas personales

Paso a paso cómo sacar un plazo fijo UVA y ganarle a la inflación

Existen métodos para cubrirse de la suba de precios e incluso obtener una ganancia extra, a sólo unos clics de distancia. Son procesos muy sencillos y sin riesgos.

En momentos de alta inflación, como en la actualidad, los ahorristas buscan instrumentos para protegerse de la pérdida del poder adquisitivo de la moneda. El más recurrente para los argentinos es el dólar, aunque existen formas de quedarse en pesos, protegerse de la inflación e, incluso, sacar una ganancia.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) viene marcado subas en torno al 4% en los últimos meses y los ahorristas tienen pocas formas de ganarle a un incremento mensual de esa magnitud. 

Una de ellas es el plazo fijo en pesos, pero no el tradicional, que desde hace ocho meses viene perdiendo contra la inflación. Sino otra variante, todavía poco explorada, pero con demanda creciente: plazos fijos UVA, cuyo stock en los últimos meses se ha incrementado debido al mayor atractivo que está generando en los ahorristas. 

Los depósitos a plazo fijo UVA son cada vez más elegidos por los ahorristas

Los plazos fijos UVA se ajustan en base a la inflación informada oficialmente y otorgan una rendimiento extra. Al vencimiento del plazo, que es mínimo de 90 días, los ahorristas recuperan el capital junto a un interés en base al IPC del Indec, más una tasa adicional, la cual varía según el banco, pero suele ser entre 0,1% y 0,2% anual.

Además, hay una opción considerada aún más conveniente: el plazo fijo UVA precancelable. Esta modalidad ofrece la opción de poder cancelarlo a partir de los 30 días (algunos bancos piden avisar unos días antes) y brinda una tasa extra mayor, que suele ser de 1% anual.

A través de esta modalidad, los ahorristas mantienen su poder adquisitivo en pesos, se protegen de la inflación y obtienen un rédito extra. No obstante, en caso de darlo de baja, se recibirá el monto invertido más un plus establecido previamente, que suele ser del 30% anual. Algo similar a realizar un plazo fijo tradicional, pero con un interés menor.

 Al año, la mayoría de las entidades bancarias paga un interés de hasta 37% por un plazo fijo tradicional y cerca de 3% mensual , mientras que para este año el mercado proyecta una inflación de más del 45%, según se desprende del último relevamiento del Banco Central.  

Por lo tanto, los plazos fijos tradicionales ofrecen tasas negativas en términos reales, es decir, su rendimiento se ubica por debajo del aumento promedio de los precios. Esta situación no es nueva y se ha repetido durante los últimos años, por lo que muchos argentinos optan por ahorrar en moneda extranjera.  

En contrapartida, las Unidades de Valor Adquisitivo (UVA), con las que se ajustan los otros plazos fijos, se actualizan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que toma como parámetro el IPC del Indec. La cotización es establecida diariamente por el Banco Central y puede consultarse en su sitio web (www.bcra.gov.ar).    

Cómo sacar un plazo fijo UVA


Todos los ahorristas que quieran acceder al instrumento pueden hacerlo siguiendo sólo unos simples pasos: 

  • En primer lugar, para constituir un plazo fijo UVA, así como el tradicional, es necesario tener una cuenta bancaria. 

  • Luego, a través de los canales electrónicos, ya sea utilizando los cajeros automáticos o el home banking desde una computadora o la aplicación móvil del banco, se deberá ingresar a la sección de inversiones.

  • Allí se debe seleccionar la opción para realizar plazos fijos y luego el tipo de instrumento al que se quiere suscribir, el monto a invertir y el período de tiempo. Por su parte, el banco deberá informar el detalle de los términos antes de que el cliente dé por realizada la inversión.

  • Al constituir el plazo fijo, el monto invertido se convierte automáticamente a UVA, en base a la cotización del momento. Al finalizar el período de la inversión, la cifra en UVA, cuya cotización se actualizó durante ese lapso, se volverá a convertir a pesos y estará disponible en la cuenta bancaria, más el interés correspondiente.

Ventajas y desventajas

La principal ventaja de este instrumento es el hecho de que logra proteger los ahorros frente a la inflación y tener incluso una ganancia extra, manteniéndose en pesos. Además, no tiene ningún riesgo, se puede realizar con montos muy bajos y desde canales electrónicos, sin moverse de casa.

La desventaja es que si bien cubre a los ahorros frente al avance de los precios, no protege frente a posibles devaluaciones. Es decir, si durante el período escogido el dólar registra una suba importante, aquellos que hayan optado por ahorrar en la moneda estadounidense tendrán una ganancia mayor.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios