El BCE se reúne de urgencia: alerta máxima por lo que pasa con las tasas y la inflación en Europa

El Banco Central Europeo decidió aplicar flexibilidad en la reinversión de los vencimientos de su cartera de deuda correspondiente al programa antipandemia (PEPP), entre otras medidas. El impacto de la suba de inflación en países centrales. El rol de España e Italia.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) convocó a una reunión de emergencia hoy con el fin de "discutir la situación de los mercados", en la que decidió aplicar flexibilidad en la reinversión de los vencimientos de su cartera de deuda correspondiente al programa antipandemia (PEPP).

El Consejo también encomendó acelerar el diseño de "un nuevo instrumento antifragmentación" para su examen por el órgano del banco central.

Crece la presión para que el BCE imite a la Fed: "Debería subir la tasa en julio"

La era del 'dinero fácil' llega a su fin en Europa: el BCE quiere subir la tasa de interés en julio

Cuando el Consejo de Gobierno convocó hoy a esta reunión de urgencia, para discutir la situación de las condiciones de mercado tras el fuerte repunte de las rentabilidades exigidas a los bonos de la eurozona, se habían desatado especulaciones sobre una crisis.

La preocupación para los encargados de política monetaria es que la rápida revalorización de los activos financieros de la eurozona desde la reunión programada de la semana pasada, que prometió un alza de tasas en julio, está provocando un aumento injustificado de los costos de endeudamiento. La reunión fue para abordar ese llamado riesgo de fragmentación.

Christine Lagarde y el primer ministro italiano, Mario Draghi - BLOOMBERG

El encuentro se concretó hoy luego de que las rentabilidades exigidas a los bonos de Italia o España hayan alcanzado esta semana niveles de 2014, por encima del 4% en el caso de la deuda transalpina a diez años y del 3% en el de la española.

La representante alemana en el directorio del BCE, Isabel Schnabel, subrayó ayer que el organismo no va a "tolerar" que se produzca un incremento desordenado de las primas de riesgo que suponga un riesgo para la transmisión de la política monetaria.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez - EUROPAPRESS

"No vamos a tolerar cambios en las condiciones de financiación que vayan más allá de los factores fundamentales y que amenacen a la transmisión de la política monetaria", afirmó Schnabel.

En esta línea la presidenta del BCE, Christine Lagarde, recordó la semana pasada que el BCE dispone de instrumentos para combatir la fragmentación, como la capacidad de reinversión de la deuda adquirida bajo el programa antipandemia (PEPP), que será implementada con total flexibilidad de tiempo y jurisdicciones.

"Como ya hemos demostrado, desplegaremos otros instrumentos existentes o aquellos necesarios para evitar que la fragmentación impida la adecuada transmisión de la política monetaria", añadió la francesa, apuntando que no hay un nivel específico de las primas de riesgo o de los rendimientos de la deuda que pudiera desencadenar la intervención del banco central.

"No toleraremos una fragmentación que impida la transmisión de la política monetaria", concluyó.

El BCE decidió en su reunión de la semana pasada dar por terminado su programa de compra de activos y adelantó que subirá los tipos de interés en 25 puntos básicos en julio, además de anticipar otra subida de la tasa en septiembre cuya intensidad dependerá de la evolución de las perspectivas de inflación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.