Relevamiento

España apuesta más a la región pero pasa por alto a la Argentina

Según un informe privado, las empresas españolas tienen previsto aumentar su inversión en América latina. Sin embargo, el país no está en la lista de sus preferidos. Cuáles son las causas

La inversión de empresas españolas en América latina goza de buena salud. De hecho, tres de cada cuatro compañías tienen previsto aumentar sus desembolsos en la región. Pero hay que aclarar un tema central: para este relevamiento, la Argentina no cuenta. La presencia de las firmas de capital ibérico en el país no está en discusión, pero a la hora de planificar la expansión de sus negocios, la mayoría apunta a otras latitudes. El destino favorito sigue siendo México. Y las naciones que presentan mejores perspectivas económicas para este año son Panamá, Costa Rica, República Dominicana y Uruguay.

Las conclusiones surgen del informe sobre "Inversiones españolas en Iberoamérica" que todos los años elabora IE Unversity con el apoyo de Llorente y Cuenca (LLYC) y la aerolínea Iberia, en base a las respuestas de 106 CEOs de empresas con intereses en la región. Su decimocuarta edición volvió a ser presentada de manera presencial en Casa de América, en Madrid.

Con la sensación de que la pandemia va quedando atrás, la guerra en Ucrania reemplazó al Covid como principal factor de incertidumbre. No obstante, 77% avisó que van a aumentar su apuesta regional. De ese total, 52% esperan hacerlo de forma orgánica y a través de adquisiciones.

Exclusivo: Japón identifica 4 factores clave para ayudar al crecimiento de la Argentina

El horizonte traduce una mejora respecto a 2020, el año del relevamiento previo, ya que para entonces solo 65% tenía planes de inversión. Perú es el segundo país en materia de preferencias, por delante de Brasil y Chile, pese a que su perspectiva no es la mejor por la fuerte inestabilidad política que atraviesa su gobierno. Colombia, que era favorita dos años atrás a la hora de evaluar su desempeño, quedó quinta, rodeada de incertidumbres por el resultado de su cercano recambio presidencial. Algo similar a lo que pasa con Brasil, que en octubre elige presidente.

México sigue siendo el destino preferido de las empresas españolas

En el caso de la Argentina, los datos duros del informe son desalentadores. A la hora de evaluar su perspectiva económica para este año, el país es el anteúltimo de la lista, que cierra Cuba. Consultados sobre los riesgos o amenazas que pueden padecer las inversiones, los factores señalados por los empresarios son inestabilidad política, inseguridad jurídica y tipo de cambio, una mención genérica que abarca las dificultades para acceder a divisas, ya sea para girar capitales o para solventar el intercambio comercial.

Juan Carlos Martínez Lazaro, director del informe, remarcó que muchas de las inversiones previstas son la reanudación de planes que estaban en curso y que fueron pausados por la pandemia. Ángel Alonso, vicedecano de la Escuela de Asuntos Públicos y Globales de IE University, reconoció que la incertidumbre que abren los cambios políticos es inevitable, pero destacó que a futuro predominan las oportunidades. 

Para José Antonio Llorente, fundador de LLYC, consultora con operaciones en varios países de la región, lo esencial es ver a América latina desde su madurez y entender sus ciclos, y apostar a que la tecnología sea un catalizador. María Jimena Durán, directiva de la CAF, destacó en la presentación del informe que hay otro elemento que favorece a la región: tener la matriz energética más limpia del mundo, con reservas probadas de gas y petróleo que pueden ayudar a sostener la transición energética.

Las posibilidades están a la vista. No por nada 43% de las empresas españolas esperan que su facturación en la región supere a la de España en un plazo de tres años. El 86% de las mismas espera aumentar sus negocios más de lo que proyectan en EE.UU. y Canadá (77%) e incluso la Unión Europea (67%).

A la hora de enumerar las ventajas de América latina, la lista todavía la encabeza la importancia de su mercado interno, pero en una proporción menor que en el pasado, dato que traduce una menor expectativa sobre su desempeño económico. Competitividad y ubicación geográfica mantienen su peso, y los factores que mejoran de manera significativa son el acceso a materias primas y la posibilidad de contar con mano de obra calificada.

España es el segundo país inversor en Iberoamérica, destino que concentra un tercio de los euros que sus empresas desembolsan en el exterior. Y ya no hablamos solo de bancos o empresas de servicios. En la lista también hay start ups como Cabify y fondos de inversión que vendrán el 8 y el 9 de mayo a Porto Alegre, a buscar en una nueva edición de South Summit a emprendedores latinoamericanos con ganas de saltar al mundo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.