El oro rebota y las mineras se disparan: cómo aprovechar la oportunidad

Con un salto del 7% desde abril, las mineras suben 20%. Ven oportunidad en el metal precioso, en un contexto de mayor inflación en Estados Unidos y de materias primas subiendo.

El oro se encuentra recuperando posiciones tras haber alcanzado un techo en agosto pasado. Desde comienzo de abril sube 7,75% y alentó un rebote importante en las mineras, que acumulan subas de hasta 20%

El contexto inflacionario en Estados Unidos, junto con el ciclo alcista de las materias primas, empuja a los inversores a posicionarse en estos activos pensando en el mediano plazo. Esta oportunidad también puede ser aprovechada por los inversores locales, que pueden tener exposición a oro a través de futuros de oro en Rofex y de mineras mediante los Cedear.

El oro pasó desde u$s 1660 la onza a comienzo de abril hasta los u$s 1820 hoy, evidenciando un avance de 7,7% y toca su mayor nivel desde febrero pasado. Este avance se da tras una corrección que inició el metal en agosto pasado cuando llegó a cotizar en u$s 2070 la onza.

El rebote actual del oro les permitió también a las mineras evidenciar una recuperación aún mas importante. El índice de mineras en Wall Street (GDX) registró un avance desde abril a la fecha del 16%, similar al índice de mineras junior (GDXJ) que tienen un nivel de apalancamiento operativo aún mayor. 

Las acciones de Barrick Gold (GOLD), una de las líderes en el segmento, tuvo una performance mejor, subiendo un 20%, al igual que Yamana Gold (AUY) que sube 18%, por encima del índice. Otras acciones como Harmony Gold (HMY) o Newmont Mining (NEM) operaron en línea con el índice, subiendo 13% cada una.

La pregunta que se dispara inmediatamente tras ver el rally de las mineras y del oro es si vale la pena comprar a estos precios.

Manuel Carptintero, portfolio manager de Nash Inversiones, explicó que en los últimos dos meses "viene siendo una de nuestras posiciones más ponderadas en nuestras carteras administradas en el exterior, lo cual les permitió tener un retorno superior al retorno del mercado". En ese sentido, Carpintero muestra optimismo sobre el futuro del metal.

"Creemos que puede seguir la tendencia alcista del oro ya que ha sufrido una baja importante desde sus máximos. En el exterior estamos posicionados a través del ETF GLD y a nivel local, con futuros de oro en Rofex. Las mineras tienen bastante más riesgos. Nos gusta invertir directamente en el commodity para tener mayores beneficios de diversificación, sumado a que el oro propiamente dicho está menor correlacionado con las acciones y los bonos que las empresas mineras", dijo.

A su vez, Carpintero explicó que si algún inversor quiere posicionarse en mineras, desde Estados Unidos se puede comprar el ETF de mineras de oro (GDX), mientras que "localmente vemos valor en Barrick Gold y Yamana Gold", comentó.

Buscando un mejor punto de entrada, y tras el fuerte rally reciente del metal, hay analistas que prefieren esperar un recorte antes de ingresar en estos niveles, por más que la tendencia de fondo sea positiva.

En ese sentido, Gustavo Domínguez, CIO de AdCap, entiende que no es momento de comprar oro de corto plazo aunque sí para posiciones de mediano plazo.

"No creo que, tras el rally actual del oro, tenga sentido comprar. Es exactamente lo opuesto a nuestra filosofía de inversión, en la que compramos cuando los activos caen y no cuando suben. Más allá de eso, sí nos gustan la tendencia del oro que está teniendo desde principio de abril. Sin embargo a niveles de u$s 1830 la onza luce un poco alto y quizá sería más atractivo comprarlo recién en u$s 1780 para restablecer posiciones en una pequeña corrección", dijo el CIO de Adcap.

Queda espacio por recuperar

Aun con este rebote, el oro permanece un 12,2% debajo de los máximos históricos. El ETF de mineras, en tanto, está un 16% debajo de los máximos de agosto, mientras que en el caso del ETF de mineras junior (GDXJ), la baja es del 19%.

En ese mismo período, es decir, desde agosto, las acciones de Barrick Gold muestran una caída del 19%, mientras que Yamana y Harmony Gold caen 24% y 27%. En ese sentido, las acciones de Newmont Mining son las que más firmes se muestran, con una caída de apenas 1,7% desde el agosto, fecha en el que el oro alcanzó su máximo histórico.

El contexto de dólar débil, de recuperación económica global y de tasas ultra bajas, junto con un escenario inflacionario a mediano plazo, genera la expectativa entre analistas de que las materias primas puedan tener una dinámica alcista sostenida de largo plazo, abriendo las oportunidades para tener exposición a oro y mineras.

Camilo Cisera, portfolio manager de Cohen, sostuvo que las materias primas en general se están beneficiando de un dólar que se debilita, junto con la laxitud monetaria y la persistencia de estímulos fiscales que se combinan con una economía global en fuerte recuperación. 

Para Cisera, el oro no está exento de esta presión alcista y agregó que mientras el mercado no sufra una baja importante, el contexto favorable invita a tomar riesgos, lo cual no favorece al tradicional refugio en tiempos de incertidumbre.

"Nos inclinamos más por commodities cíclicos, que están en máximos históricos, como hierro, acero y cobre. En este sentido vemos con alto potencial a la minera Vale y a Rio Tinto. También a la acerera asiática Posco (PKS). Más allá de ello, la minera Barrick Gold es un componente obligado en las carteras, aunque su finalidad apunta más a cobertura que a búsqueda de un resultado extraordinario", afirmó Cisera.

Con una visión similar, Paulino Seoane, head of investment ideas de Balanz, considera que las materias primas podrían estar entrando en un súper ciclo, los cuales normalmente duran entre 4 y 5 años, por lo que aun estaríamos en la etapa inicial.

"Todo lo que es minería como el cobre, estaño, aluminio y zinc son claves para el desarrollo de la industria de vehículos autónomos. Un auto autónomo tiene 4 veces más cobre que uno a combustión, sumado a eso está el desarrollo de estaciones de carga, así que el aumento de cobre está disparado y la oferta es limitada porque invertir en esas compañías es de mucho capital intensivo y lleva varios años, así que el cobre va a ser un producto que va a estar muy demandando", dijo Seoane.

En ese sentido, el especialista de Balanz ve valor en compañías relacionadas con la minería.

"Un Cedear de minería que recomendamos es Freeport-Mcmoran Copper & Gold (FCX), que es la minera de cobre más grande de mundo, opera en 3 continentes y es la única incluida en el S&P 500. Otra minera que estamos recomendando es VALE, empresa brasilera muy completa, está en la industria siderúrgica con mineral de hierro. En este caso entra la variable de minería y además que es una empresa de un emerging market de un lugar donde consideramos que puede beneficiarse próximamente", dijo Seoane.

El oro como cobertura inflacionaria

El oro suele ser un activo de preferencia para tener cobertura inflacionaria y en ese sentido, el dato reciente de inflación en Estados Unidos, sumado a las mayores expectativas inflacionarias recientes, generan un mayor atractivo en activos vinculados al metal precioso.

La inflación de Estados Unidos sorprendió al alza ya que la misma se ubicó en abril en 0,8% mensual, dando un registro de 4,2% anual. A nivel mensual no se alcanzaba esta cifra desde junio de 2009 mientras que a nivel interanual se trata del registro más elevado desde el 5,6% anual de julio de 2008.

Las cifras marcan cierta presión inflacionaria en Estados Unidos conforme se normaliza la actividad y en ese contexto, el oro suele ser un activo de cobertura inflacionaria en los portafolios internacionales.

Gustavo Domínguez, de Adcap, entiende que en el mediano plazo puede llegar a haber un recalentamiento inflacionario, por lo que cree que tiene sentido agregar exposición a oro.

"Nuestras carteras han tenido una exposición estructural del 10% y tiene sentido agregar un poco más. No compramos oro directamente sino una colección de compañías junior productoras de oro que son las que tienen más apalancamiento operativo y a las que les vemos mejor retorno marginal. A través de Cedear, se puede tener exposición a través de Yamana Gold o Barrick Gold. Dado el contexto de mayor volatilidad en Wall Street, creo que en una corrección tiene más sentido ir hacia acciones cíclicas y estructuralmente de valor", dijo Domínguez.

Finalmente, los analistas de Bull Market Brokers explicaron que el oro ha probado ser un activo con baja volatilidad y ven que el contexto global juega a favor del metal precioso.

"El dato de inflación de Estados Unidos es malo para el oro, porque acerca una suba de tasa. Sin embargo, el mercado sabe que la Fed no puede subir la tasa ya que generaría mayor volatilidad en el mercado. Por lo tanto lo bueno para el oro que esto no se terminará y que la tasa no subirá en años. Poniendo esto en contexto y viendo que la estructura crediticia global es tan endeble, quizás estemos ante la mejor posibilidad de comprar oro en una generación. En ese sentido, las mineras son la mejor alternativa", comentaron desde Bull Market Brokers.

Algunas de las acciones dentro de la industria que pueden ser adquiridas con Cedear son Barrick Gold (GOLD), Harmony Gold (HMY), Yamana Gold (AUY), Newmont Mining (NEM), Rio Tinto (RIO) o Gold Fields (GFI).

Tags relacionados

Compartí tus comentarios