El fantasma de Wall Street

Por un dato que puso en alerta a Wall Street, se desploman los bonos y acciones argentinas con bajas de hasta 9%

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se disparan, esto arrastra a la baja a las acciones americanas también a los bonos a nivel global. La deuda argentina sufre la volatilidad internacional

En esta noticia

Los principales índices accionarios americanos operan a la baja luego de un fuertísimo dato de empleo en EE.UU.

La economía americana sigue creando empleos, muy por encima del deseado por la Reserva Federal, lo cual anticipa mayores subas de tasas.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro norteamericano se disparan, esto arrastra a la baja a las acciones de EE. UU y también a los bonos a nivel global. La deuda argentina sufre la volatilidad internacional.

Posición técnica: qué es y por qué es una variable clave para entender el rally de los bonos en dólaresLa Fed volverá a subir las tasas y ya advierten por el impacto en Argentina

 Viento de frente para los bonos argentinos

El último dato de empleo en EEUU renovó la expectativa de suba de tasas de la Fed.

Esa especulación es priceada por el mercado con un aumento en los rendimientos en los bonos a nivel global.

Esto implica un escenario negativo para la deuda argentina.

Cuando suben las tasas de los bonos del tesoro norteamericano, en realidad lo que está ocurriendo es una caída del precio de los bonos.

Por lo tanto, y dado que la deuda americana funciona como referencia global en los mercados de deuda mundial, una caída de los precios de estos instrumentos termina arrastrando a los demás mercados de renta fija internacional, entre ellos el argentino.

En ese sentido, en la apertura de hoy, los bonos locales no están pudiendo desacoplarse de la dinámica global y operan a la baja.

Todos los tramos de la curva de deuda soberana local operan en rojo. El Global 2029 y el Global 2030 retroceden 4,2% y 4,3% respectivamente.

En el tramo medio, los Globales a 2035 y 2038 caen 4% y 3,6% respectivamente, mientras que los Globales a 2041 y 2046 caen 4,1% y 4,4%.

De esta manera, la volatilidad en el mercado global sirve como excusa para que la deuda ensaye una incipiente pausa después de fuertes subas en las últimas semanas.

En el último mes, los Globales muestran avances de entre 17% y hasta 22%.

En lo que respecta a la deuda de ley local, estos también operan con rojos de entre 3,6% y hasta 6,2%.

Sin embargo, en el acumulado del último mes, los bonos argentinos se dispararon entre 18% y 29%.

En las últimas semanas los bonos argentinos se desacoplaron de la deuda emergente ya que, desde abril a la fecha, los bonos suben hasta 40%, mientras que emergentes avanzan apenas 0,5%.

El trade electoral ha sido clave para que los bonos muestren la fuerte suba que exhibieron recientemente.

Maximiliano Bagilet, team líder de TSA Bursátil considera que el trade electoral fue el principal catalizador de las recientes ganancias.

"La deuda ha dejado atrás las deprimidas paridades que otorgaban buenos retornos, incluso en caso de reestructuraciones agresivas. Los escenarios de reestructuración en 2024 que se planteaban hace unos meses, obteniendo un valor presente neto de u$s 35 son cosa del pasado, con el GD35 ofreciendo una TIREA adicional de +12% desde sus precios actuales", estimó.

Actualmente la deuda argentina está haciendo una pausa después de fuertes ganancias en el último mes.

Los analistas no encuentran una explicación desde el lado fundamental al rally del 40% de los bonos en el último mes y medio. 

Los analistas de Cohen señalaron que a la hora de explicar el rally en los activos locales se puede sustentar en que "el flujo mata al fundamento".

"El flujo mata a fundamento. Esa parece ser la mejor forma de explicar la excelente performance que muestran los activos financieros en un contexto económico cada vez más frágil, caracterizado por la fuerte caída de las reservas internacionales. El optimismo del mercado se sustenta en buenos precios y en la expectativa de un cambio de rumbo económico a partir de diciembre", señalaron.

ADR con fuertes bajas 

Las acciones argentinas en Wall Sreet también operan en rojo el jueves.

Las acciones de Grupo Supervielle lideran las pérdidas con bajas de 9,6%, seguido por BBVA Argentina, Banco Macro, Grupo Supervielle e YPF, con rojos de entre 8% y 9%

Otras acciones como MercadoLibre, Cresud, TGS, Pampa, Central Puerto, IRSA, Vista, Edenor, entre otras, muestran debilidades de entre 4% y hasta 8%

Jornada bajista en Wall Street

Tanto el Dow Jones, el S&P500 como el Nasdaq inician el jueves en terreno negativo.

El Dow Jones baja 1,25%, seguido por el S&P500 que retrocede 1,27%, mientras que el Nasdaq baja 1,49%.

En Europa también se observan retrocesos, aunque más abultados. En el caso del Stoxx50, la baja es de 2,4%. Las bolsas de Francia y Reino Unido son las que más retroceden, con pérdidas de 2% y 2,75%.

Por su parte, el DAC30 de Alemania, el FTSEMIB de Milán y el Ibex35 de España también caen, perdiendo entre 1,8% y 2%.

Las bajas en el día de hoy se dan luego de un sorprendente dato del mercado laboral que refuerza las sospechas de que la Fed va a seguir subiendo la tasa hacia adelante.

El mercado laboral de EE. UU mostró nuevos signos de resiliencia el jueves, ya que la contratación privada aumentó inesperadamente, los despidos se desaceleraron y las solicitudes de beneficios por desempleo se mantuvieron relativamente bajas.

Las empresas estadounidenses crearon casi medio millón de puestos de trabajo el mes pasado, la mayor cantidad en más de un año, según datos del ADP Research Institute.

Concretamente, la economía americana creo 497.000 empleos privados, muy por encima de los 228.000 que esperaba el mercado y también por encima de los 278.000 que se habían creado el mes pasado.

Mientras tanto, las solicitudes semanales de beneficios por desempleo aumentaron en 12 000 a 248 000, según el Departamento de Trabajo.

Si bien eso fue más de lo previsto, la cifra aún está por debajo del pico de junio de 265,000, que fue el más alto desde 2021.

Las solicitudes continuas, un indicador del número de estadounidenses que reciben esos beneficios, cayeron al nivel más bajo desde febrero.

Tras estos datos, la atención se centrará en el día de mañana, en el que se publicarán los datos del mercado laboral de junio.

Los datos de empleo del día de hoy no van en línea con lo que espera ni la Fed ni el mercado, que especulan con un enfriamiento del mercado laboral para que el banco central americano comience a levantar el pie del acelerador en la suba de tasas e inicie un ciclo de relajación monetaria.

De esta manera, queda en evidencia que la fortaleza del mercado laboral sigue siendo un punto incómodo para los miembros de la Fed. 

Por lo tanto, con estos datos, se refuerza la expectativa de mayores subas de tasas de la Fed tanto para la reunión de julio, así como también para las próximas.

Tras la publicación del informe ADP mejor de lo esperado, las expectativas de ver una suba de tasas en julio en 25 puntos básicos saltaron al 95%, desde el 88% previo a la publicación del dato.

En cuanto a la reacción del mercado, los rendimientos del Tesoro se dispararon, es decir, caen los bonos del Tesoro.

Esto genera un efecto contagio sobre las acciones, las cuales operan a la baja.

Ante la expectativa de ver mayores subas de tasas, la curva americana se desplaza hacia arriba y el rendimiento del bono del Tesoro norteamericano a 2 años supera el 5,05%, siendo este el mayor valor desde 2007.



Temas relacionados
Más noticias de acciones

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.