FTX: solo y en la bancarrota, Sam Bankman Fried dijo por qué cayó su imperio cripto

El exmillonario escribe a sus ex empleados y lamenta profundamente su "fracaso en la supervisión".

Sam Bankman-Fried reconoció ante los exempleados de FTX que el excesivo endeudamiento de su propia empresa, Alameda Research, fue el responsable del colapso de FTX. También insistió en que desconocía las posiciones adoptadas por los operadores.

En una carta dirigida a exempleados, el fundador de FTX aseguró que "no se dio cuenta de la magnitud del riesgo que suponía una caída correlacionada".

FTX solía permitir a los clientes pedir dinero prestado para aumentar sus tenencias en criptomonedas. Sin embargo, esa práctica permitió a Alameda tomar posiciones demasiado ambiciosas, que según Bankman-Fried no supervisó.

CZ, el maquiavélico rey de las criptomonedas que empujó a FTX al colapso

Según se explica en la carta, a la que ha tenido acceso Financial Times, Alameda se hundió en una crisis después de haber pedido prestados u$s 2000 millones a FTX, que supuestamente contaba con el respaldo de u$s 60.000 millones en garantías. Sin embargo, cuando el imperio cripto de Bankman-Fried se derrumbó, ese préstamo había aumentado a u$s 8000 millones y estaba respaldado por activos valorados en sólo u$s 9000 millones.

"Lamento profundamente no haber tenido las cosas bajo control. Perdí registro de las cosas más importantes, centrándome en el crecimiento de la empresa", escribió Bankman-Fried.

La carta enviada a los empleados de sus empresas ofrece el relato más detallado hasta ahora de Bankman-Fried sobre cómo FTX pasó de ser uno de los nombres más conocidos de los activos digitales a la quiebra, en menos de dos semanas.

El martes, los abogados de los nuevos administradores de FTX arremetieron contra la gestión del conglomerado de criptomonedas por parte de Bankman-Fried, asegurando ante un tribunal de Delaware que el exmultimillonario dirigía su empresa como un "feudo personal" y que el grupo gastó "cantidades sustanciales de dinero" en artículos no relacionados con el negocio, como casas en las Bahamas. Los anteriores expedientes de quiebra han apuntado a un "mal uso de los fondos de los clientes".

Bankman-Fried señaló que el desplome de los precios de los tokens y el "agotamiento" del crédito en los mercados de activos digitales tras el colapso de la stablecoin Terra hicieron que el colateral de Alameda pasara de unos u$s 60.000 millones a u$s 25.000 millones.

La posición empeoró bruscamente en noviembre debido a un "desplome correlacionado, en un periodo de tiempo muy corto", una aparente alusión a la caída del precio de FTT, la criptomoneda nativa de FTX, a principios de este mes después de que CoinDesk, un sitio de noticias que cubre la industria cripto, diera a conocer el papel fundamental que desempeñaba en el balance de Alameda. El exchange de criptomonedas rival, Binance, respondió al informe anunciando sus planes de vender su stock de la moneda.

¿Dónde está el dinero de FTX? Miles de millones de dólares están desaparecidos y acusan falta de controles

La magnitud del problema se agravó porque Alameda tenía u$s 8000 millones en fondos de clientes pertenecientes a FTX. Bankman-Fried afirmó que Alameda tenía esos fondos de clientes de FTX porque había recibido dinero en efectivo de ellos antes de que el exchange tuviera su propia cuenta bancaria. Varios clientes de FTX le han dicho al FT que transfirieron dinero a Alameda que luego se iba a utilizar en el exchange.

Los activos de Alameda incluían grandes inversiones en capital riesgo y criptomonedas que no podían convertirse rápidamente en efectivo.

Bankman-Fried reconoció que se arrepiente de haber llevado a todo el grupo de criptomonedas a la quiebra, "incluso a las entidades que eran solventes" y pidió disculpas a los clientes y a su antiguo personal.

"Eran mi familia y la he perdido. Ahora nuestro antiguo hogar es un almacén vacío. Cuando me doy la vuelta, no queda nadie con quien hablar", concluyó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.