Estados Unidos: el PBI creció más de lo esperado, pero ya hay signos de recesión en la economía

El crecimiento del PBI del 2,6% supera las expectativas, pero el informe señala el debilitamiento de la demanda de los consumidores.

La economía estadounidense repuntó en el tercer trimestre tras contraerse en los seis primeros meses del año, a pesar de los crecientes indicios de que el consumo se está debilitando a medida que los esfuerzos de la Reserva Federal para frenar la demanda empiezan a surtir efecto.

El PBI aumentó un 2,6% en base anualizada entre julio y septiembre, según el informe del Departamento de Comercio publicado este jueves. Esta cifra superó las expectativas de los economistas y supuso una fuerte inversión respecto a la caída del 0,6% del segundo trimestre de 2022 y el descenso del 1,6% registrado en los tres primeros meses del año.

La expansión del tercer trimestre se vio impulsada por la reducción del déficit comercial, ya que la disminución de la demanda de los consumidores frenó las importaciones, mientras que las exportaciones aumentaron, en parte, gracias a las ventas del sector petrolero. La escasez relacionada con la guerra de Ucrania ha provocado una demanda sin precedentes de productos petrolíferos estadounidenses en el extranjero.

Estados Unidos: la inflación se convierte en un difícil problema electoral para Joe Biden

Sin embargo, estas tendencias comerciales ocultaron un debilitamiento de la demanda interna de los consumidores que sugiere que la economía está perdiendo fuerza. El gasto de los consumidores creció sólo un 1,4%, según el informe del Departamento de Comercio sobre el PBI, que fue más alto de lo esperado, pero mucho más lento que en el periodo anterior.

El indicador más importante de la demanda subyacente de la economía -las ventas finales a los compradores domésticos, excluyendo el gasto público- sólo aumentó un 0,1%. Esta cifra es inferior al 0,5% del segundo trimestre y al 2,1% del primero.

"Esta cifra [del PBI] es más débil que la anterior en cuanto a la señal que envía sobre la fortaleza futura de la economía, aunque el titular fuera positivo", dijo Eric Winograd, director de investigación económica de mercados desarrollados en AllianceBernstein.

Las acciones estadounidenses subieron tras el informe, y el S&P 500 creció 0,7% en las operaciones matinales. El rendimiento de los bonos del Tesoro a dos años, que se mueve en función de las expectativas de las tasas de interés, cayó a su nivel más bajo en dos semanas, lo que sugiere que los inversores no consideraron probable que el dato empuje a la Reserva Federal hacia una política aún más estricta de lo que se espera.

La Reserva Federal está preparada para llevar a cabo a principios del próximo mes su cuarta suba consecutiva de las tasas de interés en 0,75 puntos porcentuales, lo que elevará la tasa de referencia a un nuevo rango objetivo de entre el 3,75% y el 4%. Hasta marzo, la tasa de los fondos federales rondaba cero, lo que convierte esta campaña de endurecimiento en una de las más agresivas de la historia del banco central estadounidense.

Los funcionarios están empezando a considerar cuándo ralentizar el ritmo de los aumentos de las tasas de interés, teniendo en cuenta, no sólo la cantidad de ajuste que ya han realizado, sino el hecho de que sus ajustes de política tardan en filtrarse en la economía.

Estados Unidos: el mercado de bonos del Tesoro está acumulando problemas bajo la superficie

Los sectores sensibles a las tasas de interés, como vivienda, ya se han debilitado al dispararse los intereses hipotecarios por encima del 7%, pero otros sectores de la economía siguen mostrando signos de fortaleza, sobre todo el mercado laboral.

En combinación con los incipientes signos de que la demanda de los consumidores se está suavizando en el último informe del PBI, Winograd dijo: "Debería dar a la Fed la confianza de que lo que están haciendo va a tener efecto". "También debería darle motivos para ralentizar el ritmo de lo que están haciendo para poder ver cuál es el efecto y minimizar el riesgo de ir demasiado lejos", añadió.

Hasta el mes pasado, la mayoría de los funcionarios pensaban que la tasa de interés de los fondos federales alcanzaría un máximo del 4,6%, pero ahora los inversores esperan que se acerque al 5% el próximo año.

Para los hedge funds, el dólar seguirá subiendo

Dado el gran impacto que se espera que tengan las acciones de la Fed en el crecimiento económico y el mercado laboral, la mayoría de los economistas esperan ahora que el desempleo aumente significativamente desde su nivel actual del 3,5% y que la economía entre en recesión el próximo año.

Los altos funcionarios del gobierno de Biden sostienen que la economía estadounidense es lo suficientemente fuerte como para evitar ese resultado, citando la resistencia del mercado laboral, pero incluso Jay Powell, el presidente de la Fed, ha reconocido que las probabilidades han aumentado.

"Nadie sabe si este proceso desembocará en una recesión o, de ser así, cuán significativa sería esa recesión", dijo en su última conferencia de prensa en septiembre.

El mundo está empezando a odiar a la Fed

Durante el verano se debatió si la economía estadounidense estaba ya en recesión, dado que desde hace tiempo se ha tomado como criterio común para considerar una 'recesión técnica' dos trimestres consecutivos de reducción del PBI. Sin embargo, en aquel momento, los principales responsables políticos de la administración Biden y de la Reserva Federal se opusieron a esta afirmación, citando abundantes pruebas de que la economía seguía en pie.

Los árbitros oficiales de una recesión, un grupo de economistas de la Oficina Nacional de Investigación Económica, la caracterizan como un "descenso significativo de la actividad económica que se extiende por toda la economía y dura más de unos pocos meses". Para ello, suelen tener en cuenta una serie de parámetros, como el crecimiento mensual del empleo, el gasto de los consumidores en bienes y servicios y la producción industrial.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.