FINANCIAL TIMES

El medicamento contra el Alzheimer de los u$s 56.000

El remedio de Biogen reaviva el debate sobre el costo de la salud. Es el primero que apunta a frenar el avance del Alzheimer pero, ¿es realmente efectivo?

La decisión de Biogen de fijar un precio de u$s 56.000 al año para su nuevo tratamiento contra el Alzheimer ha reavivado el debate sobre el elevado costo de los medicamentos en los Estados Unidos, el mercado sanitario más grande y rentable del mundo.

Poco después de obtener la aprobación en Estados Unidos del primer medicamento contra el Alzheimer en casi dos décadas, el grupo biotecnológico con sede en Massachusetts anunció un precio muy superior incluso a las estimaciones más altas de los analistas. Evercore ISI había calculado un precio de u$s 10.000 al año, mientras que UBS había previsto u$s 24.000.

Los activistas que se manifiestan en contra de los precios de los medicamentos criticaron duramente a Biogen por el precio que asignó al fármaco, llamado aducanumab. Estas protestas se suman a las críticas que durante años se han dirigido a la empresa por el elevado costo de sus medicamentos para enfermedades como la esclerosis múltiple y la atrofia muscular espinal.

En su opinión, el precio del medicamento contra el Alzheimer, que se comercializará como Aduhelm, resulta excesivo, dado que hay división de opiniones entre los médicos y los científicos, muchos de los cuales cuestionan su eficacia.

Jeff Bezos será el primer turista espacial

Michael Carome, director del grupo de investigación Public Citizen, afirmó que "por lo que conocemos de este medicamento, estos costos para los pacientes y sus familias no están justificados".

Carome también arremetió contra la FDA [Administración de Medicamentos y Alimentos] de los Estados Unidos por haber aprobado el aducanumab. La agencia dio luz verde al medicamento -a pesar de la firme oposición de un grupo de sus propios asesores científicos- utilizando una "vía acelerada" que le permite dar el visto bueno a los fármacos antes de contar con datos concluyentes de los ensayos clínicos.

Carome manifestó que la aprobación del medicamento era "una de las peores decisiones que ha tomado la agencia".

Cómo el coronavirus alteró las estadísticas de inflación

La decisión de la FDA de aprobar el fármaco para todos los pacientes de Alzheimer, en lugar de sólo un pequeño grupo de enfermos con síntomas leves en el que se probó, sorprendió a los inversores. Las acciones de Biogen cerraron el lunes con una subida del 38%, a u$s 395,85, lo que supone un máximo de seis años.

El Instituto de Revisión Clínica y Económica (ICER), una organización sin ánimo de lucro que defiende un precio justo para los medicamentos, declaró que según las actuales pruebas, el tratamiento tenía un valor de entre u$s 2500 y u$s 8300 al año.

El ICER también arremetió contra la decisión de la FDA, afirmando que la agencia había "fallado en su responsabilidad de proteger a los pacientes y sus familias de tratamientos no probados con efectos secundarios conocidos", en referencia a la inflamación cerebral experimentada por algunos participantes en los ensayos clínicos.

¿Vuelven los aviones supersónicos a casi 20 años del Concorde?

El aducanumab es el primer fármaco aprobado para frenar el avance del Alzheimer, a diferencia de otros medicamentos que tratan los síntomas en lugar de alterar el curso de la enfermedad.

El ICER señaló que el precio que cobra Biogen sólo estaría justificado para un fármaco que detuviera por completo el deterioro cognitivo, en lugar de ralentizar la velocidad a la que avanza la enfermedad.

Reshma Ramachandra, copresidenta del Comité de Acción en defensa de medicamentos asequibles de Doctors for America, declaró que "al aprobar el aducanumab, la FDA ha hecho realidad la pesadilla de obligar a los pacientes a soportar la carga de pagar un precio exorbitante por un fármaco sin beneficios probados".

El anuncio de los precios coincide con la petición de la Administración Biden a los fabricantes de medicamentos de que rebajen el precio de los mismos. La decisión del presidente de apoyar la suspensión de las patentes de las vacunas Covid-19 ha avivado los temores de que se adopte una postura igualmente firme respecto al costo de los medicamentos.

La decisión de la FDA plantea un dilema para los reguladores de otros países, que tendrán que decidir si siguen su interpretación de las pruebas favorables a la aprobación.

Empresarios de EE.UU. no podrán invertir en empresas chinas de tecnología de defensa y vigilancia

Olivier Wouters, profesora adjunta de política sanitaria en la London School of Economics, se preguntó si los reguladores europeos aprobarían el fármaco "sin pruebas concluyentes" de que aporte un "beneficio significativo" para los pacientes.

Si dan luz verde al aducanumab, los organismos públicos que negocian los precios de los medicamentos, como el Instituto Nacional para la Excelencia Clínica y Sanitaria de Reino Unido, tendrán que determinar si el medicamento tiene una buena relación calidad-precio.

Wouters afirmó que las autoridades europeas probablemente buscarán "una rebaja de precio significativa si van plantearse la posibilidad de recurrir al dinero de los contribuyentes". Añadió que sería mejor que los funcionarios utilizaran sus limitados recursos para "pagar los medicamentos utilizados para tratar otras enfermedades que han demostrado de forma concluyente que funcionan".

Tahir Amin, cofundador del grupo Iniciativa para los Medicamentos, el Acceso y el Conocimiento, reconoció que los pacientes necesitan desesperadamente un tratamiento que pueda ralentizar el curso de una enfermedad que ha confundido a las grandes farmacéuticas durante años, a pesar de los miles de millones de dólares invertidos en medicamentos fallidos. Sin embargo, añadió que la demanda "no debe ser a costa de falsas esperanzas mientras se enriquecen empresas como Biogen".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios