DESAFIOS 2021

Presupuesto 2022: la última jugada de Martín Guzmán, presión de Cristina Kirchner y el fantasma del DNU

El ministro de Economía avanzó ayer en arduas negociaciones con legisladores del PJ , gobernadores y ministros para modificar el texto; peligra la votación para el oficialismo en Diputados

El proyecto de presupuesto 2022 pende de un hilo. El ministro de Economía Martín Guzmán intentó ayer una jugada de alto riesgo al incrementar 180.000 millones de pesos para modificar 57 artículos de la iniciativa oficial y hasta anoche el Frente de Todos no lograba sumar número suficiente para avanzar hoy con la ley de leyes.

En este complicado contexto político-legislativo en la Casa Rosada no se descartaba anoche avanzar con la prórroga del actual presupuesto 2021 por decreto hasta tanto se vuelva a debatir en el Congreso.

Entre el lunes pasado y ayer a la tarde Guzmán intentó jugar la última ficha para sumar voluntades en el Congreso y mostrar el FMI un presupuesto acorde con las negociaciones por la deuda. El ministro de Economía se reunió con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y al jefe del bloque oficialista Máximo Kirchner. Avaló concesiones al proyecto, aceptó cambios pedidos por la vicepresidenta Cristina Kirchner y ayer cerró con varios gobernadores un proyecto de ley de presupuesto 2022 que se llevará al recinto hoy en la Cámara baja.

Sin embargo, hasta anoche, el oficialismo no lograba sumar votos para aprobar en el recinto el proyecto de presupuesto modificado que rechaza de plano la mayoría de los bloques opositores. En el caso de una tajante negativa opositora el gobierno saldrá a culpar a Juntos por el Cambio de la derrota para avanzar con la idea de prorrogar por decreto el actual presupuesto 2021.

El Gobierno negocia para aprobar el Presupuesto 2022: uno por uno, los cambios que le harán al proyecto de Martín Guzmán

Según pudo reconstruir El Cronista, el gobierno de Alberto Fernández tuvo que ceder en las últimas horas fuertes embates del kirchnerismo duro y el reclamo de los gobernadores del PJ para poder cumplir así con un proyecto de presupuesto para presentar al Congreso. 

El Presidente se encontró con dos frentes en simultáneo: los reclamos internos del peronismo y la postura inflexible de la oposición.

En este contexto, Alberto Fernández encomendó a Guzmán a avanzar en modificaciones de último momento. Se acordó con los ministros de Educación, Ciencia y Tecnología y Obras públicas que no sólo no tocaría los fondos de cada unas de esas carteras sino que inyectaría más partidas. "Hay un compromiso del ministro de Economía de no tocar la obra pública", se le escuchó decir al titular de ese ministerio Gabriel Katopodis para que no quedaran dudas de la jugada de Guzmán.

Al mismo tiempo, para responder a los planteos de Cristina Kirchner en la Plaza de Mayo desde el Ministerio de Economía coinciden en que los paraísos fiscales y la evasión impositiva "son temas estructurales de Argentina que hay que resolver". No está definida aún la fórmula para repatriar esos fondos como lo planteó la vicepresidenta como eje de negociación con el FMI. 

PEDIDOS DE CRISTINA

Hubo una concesión de Guzmán reclamada por la vicepresidenta y el kirchnerismo duro. La decisión de aumentar los subsidios al transporte público. Así, ayer se incorporó al proyecto de presupuesto un Fondo de Compensación al Transporte Público de Pasajeros Automotor en el que estableció un aumento del 70% de los subsidios en este rubro. Se pasó de 27.000 millones de pesos a 46.000.

"Se discutió cómo se mide el éxito de un programa político económico: para el Gobierno esto es con trabajo y producción. Pero para Juntos por el Cambio ello se mide por el éxito de la economía financiera", dijo un allegado a Guzmán.

Así, el ministro de Economía justificó la incorporación a última hora de un artículo que extiende los beneficios anteriores a las naftas grado 2 y grado 3 y se autoriza a importar por este régimen hasta 650 mil m3. También se incorporan beneficios en el IVA para sujetos que presten servicios sanitarios, médico y paramédicos.

Entre los reclamos de las provincias y planteos de algunos gobernadores del PJ Guzmán avaló la idea de federalizar la contratación de aquellas personas de empresas radicadas en dichas jurisdicciones y se otorgaron fondos específicos a algunas provincias. La Rioja fue una de las más beneficiadas con una partida especial de $24.000 millones. Y se aceptó extender las zonas francas habilitadas en regiones donde se verifique el comercio bilateral con países limítrofes.

En las negociaciones contrareloj por el proyecto de presupuesto Guzmán también  habló de "lograr un ordenamiento fiscal". Así, se estableció la eximición de pago de derechos de importación y otras restricciones a la importación de bien al igual que un régimen especial de regularización de obligaciones respecto de las originadas en penalidades aplicadas por ese ente respecto del pago de tasas nacional de fiscalización del transporte. 

Al finalizar la reunión de Comisión de Presupuesto anoche el oficialismo en pleno había avanzado con el dictamen del proyecto de presupuesto ampliado en 151 artículos. 

Sin embargo, los números no le cerraban a Massa y Máximo Kirchner. En el mejor de los casos cuenta el oficialismo con 125 diputados a favor y la posibilidad de un fracaso de la sesión está latente.

Como vía alternativa anoche en el Congreso y en la Casa Rosada no descartaban la posibilidad de postergar el debate a febrero. Mientras tanto, Alberto Fernández podría emitir un decreto de prorroga del actual Presupuesto 2021, como hizo en 2020, par no dar señales negativas el FMI.

Desde la oposición ayer ya empezaban a retrucar esta eventual jugada por decreto del gobierno. Es que en Juntos por el Cambio creen que el Presidente no puede legislar en muchas materias impositivas por DNU y aseguran que tarde o temprano necesitará del aval del Congreso.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios