La opción Manes

La opción Manes: pese a Elisa Carrió, los radicales siguen coqueteando con el peronismo

La UCR mantiene su estrategia de ampliación mientras apuesta por confrontar a Mauricio Macri en una interna. Los cálculos electorales que explican su jugada

Más allá de las fuertes críticas por parte de Elisa Carrió, el radicalismo mantiene firme sus coqueteos con el peronismo no kirchnerista y apuesta a que su rival en las PASO sea Mauricio Macri. La lectura que hacen en el partido centenario es que en 2023 se elige entre "lo nuevo y lo viejo". ¿Quién representa lo nuevo? Facundo Manes. ¿Y lo viejo? Macri o, quizás, Patricia Bullrich. La combinación de ambos factores, para la UCR, amplía el electorado. Pero si dejan la coalición intacta, tal como está ahora, pierden. De allí la necesidad del giro pejotista.

La percepción que tienen los radicales es que, en medio de la crisis política y económica que atraviesa la Argentina, el votante se inclinará por un candidato que represente algo totalmente diferente al Frente de Todos. "La sensación de que hace falta un cambio es muy grande", resumen. Y a este panorama le agregan la idea de que "la sociedad decidió vivir en la grieta".

Un sector de Juntos por el Cambio quiere sumar al peronismo no kirchnerista

Casta o outsiders: Juntos por el Cambio debate si acaso engrosa la coalición con peronistas

Por eso, prevén que las chances de que los votantes se inclinen por un candidato disruptivo como el neurocientífico, o bien, que se ubique en las antípodas del hoy oficialismo, como Macri, son grandes. 

Con este diagnóstico bajo el brazo, la primera conclusión que sacan los radicales que apuestan a Manes es que el otro candidato del PRO Horacio Rodríguez Larreta está en problemas.

El porteño resultaría una figura demasiado moderada si el electorado se polariza. Al mismo tiempo, representa al status quoPero además, interpretan que la vuelta de Macri a escena le complicó los planes al alcalde porteño. El exPresidente es el jefe indiscutido del partido que él mismo fundó. Hasta María Eugenia Vidal reconoció, tiempo atrás, en un reportaje a La Nación, que "Mauricio Macri nunca perdió el liderazgo en Juntos por el Cambio".

Las encuestas, dicen, también le juegan a favor al fundador del PRO. Los radicales reconocen que las dos figuras que registraron crecimiento en los últimos meses son Manes y Macri. El exPresidente se ilusiona con un segundo tiempo

Pese a su elevada imagen negativa, equiparable con la de Cristina Kirchner en 2019, con la ingeniería electoral correcta, los radicales no descartan que Macri podría ilusionarse con desembarcar en Balcarce 50

Una vez más, ponen como ejemplo a CFK y su jugada en aquel entonces. Se ubicó segunda en la fórmula, cediéndole el lugar a Alberto Fernández lo que, a la vez, facilitó el desembarco de Sergio Massa. El peronismo volvió a ordenarse y ganó.

El plus de no ser carismático: por qué Horacio Rodríguez Larreta confia en ganar la interna

Elecciones 2023: ¿Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo podrían compartir fórmula?

Pero... ¿por qué los radicales ponen sus fichas en Macri? La respuesta es sencilla. Mientras que Manes podría atraer el voto más progresista, el exPresidente retendría a aquellos votantes que, en su ausencia, se volcarían a Javier Milei. Con Larreta, el espectro se achica. De allí el anhelo radical.

De más está decir que los radicales confían en que el neurocientífico logrará imponerse en la interna. Pero que, con Macri jugando, Juntos por el Cambio saldrá fortalecido. 

La pata pejotista

Un ala de Juntos por el Cambio, Manes incluido, trabaja para incorporar al peronismo no kirchnerista, con Juan Schiaretti a la cabeza. Ven en el gobernador cordobés un posible tercer candidato que ordene y aglutine a los peronistas díscolos. 

Sus coqueteos con el gobernador le valieron fuertes críticas por parte de una de las socias fundadoras de Juntos por el Cambio, Elisa Carrió, que viene apuntando contra aquellos que quieren ampliar la coalición. 

Una pata de Juntos por el Cambio busca sumar al peronismo no kirchnerista en las PASO.

Las conversaciones para generar "una gran oposición, un Juntos ampliado" con el peronismo disidente están. "Hay que encontrarle el formato y madurarlo internamente", le dijo a El Cronista un diputado cambiemita que ve con buenos ojos trabajar en tándem con el gobernador que no tiene posibilidades de un nuevo mandato en su provincia.

Falta para las PASO, pero prevén que, en una interna en la que compitan Manes, Macri y Schiaretti, esa "gran oposición" podría acaparar el 50% de los votos"Con ese resultado, ganamos en primera vuelta", se ilusionan. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios