Comercio exterior

Por el "cepo" a las importaciones y la sequía se desplomó el comercio con Brasil

A partir de la caída del intercambio comercial, la Argentina mejoró el déficit en la balanza bilateral sin embargo el acumulado interanual roza los u$s 5000 millones

En noviembre, antes que la Secretaría de Comercio ponga en "piloto automático" las autorizaciones en el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA) el flujo comercial con Brasil, mostró una disminución del 20,8% interanual y alcanzó la baja más grande desde la pandemia.

Según el informe que elabora la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), el intercambio entre ambos países fue de u$s 1930 millones, en noviembre. Asimismo, cayó un 18,1% con respecto a octubre pasado, debido a la baja de las importaciones en un 22,6% y de las exportaciones en un 13%.

"Más que una dinámica virtuosa de recuperación del comercio exterior, especialmente las importaciones, lo que se está viendo es un intento de moderar el déficit comercial mediante un cepo cada vez más severo a las importaciones, afectando la relación comercial bilateral", señaló el informe de Abeceb.  

Antes de cerrar el año, Argentina exhibió un déficit comercial bilateral muy leve de u$s 18 millones, muy por debajo del valor de octubre (u$s 187 millones) o del promedio del tercer trimestre del año que rondó lo que u$s 480 millones.

De este modo, el déficit comercial de noviembre mostró una reversión de u$s 72 millones frente al mismo mes del año pasado (u$s 54 millones).

Con este resultado, la balanza comercial bilateral con Brasil anotó once meses consecutivos en negativo y alcanzó los u$s 4840 millones, un 144,8% más que el acumulado en enero-noviembre de 2022.

"Al impacto negativo de la sequía, que aún se siente en los envíos del sector agroexportador y en las compras de materia prima agropecuaria necesarias para la agroindustria, también se ha sumado un grado cada vez mayor de control de las importaciones mediante el canal SIRAs", reflejó el informe.

Al hacer zoom en los resultados, desde Abeceb destacan que las importaciones desde Brasil fueron de u$s 974 millones en noviembre lo que explica una contracción de 18,3% contra el mismo mes de 2022.

Después de caer 20,3% en septiembre, esta fue la segunda peor caída en el año y una de las más profundas desde el fin de la pandemia, un dato que contraste con la tendencia del primer semestre que mostró un crecimiento importante de las importaciones, con aumentos del 25,2% anual en el acumulado.

En rigor, la reducción de los valores importados desde el país se debe a una disminución del 17,9% en las cantidades importadas versus el año previo, dado que los precios de las compras desde el país vecino aumentaron un 2,1% i.a.

Por su parte las exportaciones argentinas a Brasil cayeron 23,2% anual en el mismo mes, lo que se traduce en la segunda peor caída del año desde el 31,0% de junio, y la más profunda desde agosto de 2020.

"Este ritmo de caída, al mismo tiempo, es muy superior al del tercer trimestre (-12,1%) y más comparable al del período abril-junio, de máximo impacto de lasequía (-14,0%)", destacó Abeceb y apuntó al impacto negativo que aún persiste de la sequía y a la "ausencia de sectores que puedan traccionar las exportaciones en igual medida".

Hacia adelante, a nivel macro se perfila un año recesivo para la Argentina, anticipó la consultora ya que "los ineludibles ajustes fiscales, monetarios, y externos a realizarse tendrán un alto costo sobre la actividad y el salario en buena parte del año".

"En los primeros seis meses del año (2024) esperamos que las importaciones continúen pisadas, con ralentizaciones de las operaciones en el canal de las SIRAs, aunque se espera que los mismos se reduzcan a lo largo del año, llegando a un MULC muy ligeramente monitoreado a fin de año", proyectó Abeceb.

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.