DIPUTADOS

Moratoria previsional: La Cámpora retoma el debate, pero Economía no muestra apuro

La moratoria impulsada por los camporistas Anabel Fernández Sagasti y Mariano Recalde beneficiaría a unas 800.000 personas. Si bien en comisión de Diputados se retomó el debate, desde el Ministerio de Economía no muestran apuro.

Diputados retomó ayer el debate en comisión de la moratoria previsional impulsada por el cristinismo. Pero hay una pregunta clave que el oficialismo siguen sin responder: ¿Cómo se financiará la iniciativa que busca beneficiar a cerca de 800.000 personas que no hicieron los años de aporte que exige la ley para acceder a una jubilación? 

Tras la prórroga de la última moratoria que dura hasta diciembre, en el Frente de Todos no tienen apuro en sacar la ley. Aseguran que en el Palacio de Hacienda que ahora encabeza Sergio Massa siguen sin tener una postura definida sobre la medida que impulsaron desde La Cámpora.

Los diputados de Juntos por el Cambio no quieren que ocurra lo mismo que en el Senado. En la Cámara que lidera Cristina Kirchner, el proyecto que impulsaron sus laderos tendría un impacto fiscal del 0,02% del PBI para este año, y del 0,3% para el año que viene.

La moratoria previsional impulsada por el cristinismo, a punto de naufragar en Diputados

Jubilaciones: el kirchnerismo presentó un proyecto que desafía al Gobierno y al FMI

Aun así, el proyecto no pasó por la comisión de Presupuesto y Hacienda. Tampoco fue ningún funcionario del Ministerio de Economía, en aquel momento encabezado por Martín Guzmán, para explicar cómo se financiaría la moratoria en cuestión. 

Es más, los autores del proyecto, los camporistas Anabel Fernández Sagasti y Mariano Recalde ni siquiera consultaron al Palacio de Hacienda sobre el proyecto que va a contramano de reducir el déficit fiscal que tanto aqueja al Ejecutivo.

"No dicen cómo se financia", insistió el diputado por la UCR Lisando Nieri, miembro de Presupuesto y Hacienda, comisión que, junto con Previsión y Seguridad Social están abocadas al tema. Para Juntos por el Cambio, la respuesta a esa pregunta es crucial. 

"Seguir sumando gente es seguir deteriorando las jubilaciones actuales, que lejos de subir un 20% como prometió Alberto Fernández en campaña, han perdido contra la inflación", aseguró el radical.

"No fue gente de Silvina Batakis cuando lo pedimos, no fue aun gente de Sergio Massa", reprocharon desde la coalición opositora luego de que ayer expusieran, en un plenario, una serie de expertos en temas previsionales. 

Desde el oficialismo, en diálogo con este medio, dijeron que todavía no definieron si convocarán a los equipos del Ministerio de Economía para que detalle cómo se financiará la medida.

La diputada Uceda aseguró que se harán todas las reuniones que sean necesarias para que el proyecto sea ley.

Ante la pregunta sobre cómo se financiará la moratoria, en caso de sancionarse, respondieron: "Como se financiaron todas las moratorias".

Si bien desde la oposición no descartan impulsar su propio dictamen, proponen que se debata el sistema previsional de manera "integral". Y subrayaron que falta poco para la presentación del Presupuesto 2023 (la fecha límite es el 15 de septiembre). En esa instancia, se podría debatir su financiamiento.

Más allá de las diferencias, lo cierto es que en el Frente de Todos no hay apuro en sacar la ley luego de que el Presidente prorrogara a diciembre la última moratoria. Es más, la titular de Previsión y Seguridad Social, la camporista Marisa Uceda, dijo en diálogo con la prensa que "se van a dar todas las reuniones informativas que sean necesarias" para que el proyecto sea ley.

"En Economía no tienen claro que quieren hacer después de diciembre, entonces van haciendo todo este show", dijo un diputado que integra una de las comisiones involucradas en el debate. Es que la iniciativa va a contramando de lo acordado con el FMI en torno a achicar el déficit fiscal. Y las opciones para su financiamiento son más que acotadas. 

El proyecto

El proyecto busca regularizar períodos faltantes hasta el mes de diciembre del año 2008, inclusive, con una modalidad de pago en cuotas que serán descontadas de manera directa del haber jubilatorio que se obtenga a través del programa.

Según apuntaron los impulsores del proyecto, apenas una de cada diez mujeres y tres de cada diez varones estarán llegando a la edad de jubilarse con los 30 años de aportes. El resto se ve obligado a optar la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que otorga apenas un 80% de la jubilación mínima.

Con Juntos por el Cambio dividido, se aprobó la moratoria previsional

La crisis del Frente de Todos complica la dinámica del Congreso

De sancionarse la ley, los solicitantes próximos a cumplir los 60 (mujeres) o 65 años (varones) podrán pagar la deuda previsional en "Unidades de Cancelación de Aportes", equivalentes a un mes de servicios, y que tendrán un valor fijo del 29% de la base mínima imponible de remuneración, actualizable cada tres meses.

Para acceder al beneficio, deberán acercarse a la Anses, acordar un plan de pago y, desde entonces, recibirán una jubilación con el descuento del plan de pago acordado.

En tanto, quienes estén a menos de 10 años de llegar a la edad jubilatoria también podrán comenzar a cancelar anticipadamente sus deudas previsionales, lo que permitirá llegar a la edad de retiro sin pasivos por atender y, en el entretanto, favorecer el fortalecimiento del sistema previsional. Se estima que 552.000 mujeres y 327.000 varones están en condiciones de regularizar pasivos. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios