Tensiones

La crisis del Frente de Todos complica la dinámica del Congreso

El oficialismo tiene cada vez más complicaciones para poner en marcha la actividad legislativa. En los últimos días, el Senado vio caer la sesión por la ampliación de la Corte y en Diputados debió negociar para tener quórum.

La crisis que atraviesa el Poder Ejecutivo se traslada al Congreso, donde el Frente de Todos tiene cada vez más complicaciones para poner en marcha la actividad legislativa. En el Senado, uno de los propios hizo caer una sesión y en Diputados, el oficialismo tuvo que ceder para poner en marcha un debate.

En el Senado, las limitaciones del oficialismo ya no solo responden a la pérdida de la mayoría propia que le facilitó a la presidenta de ese cuerpo, Cristina Kirchner, avanzar con su propia agenda en los primeros dos años del Frente de Todos. 

Se cayó la sesión en el Senado para votar la ampliación de la Corte Suprema

De CFK a Silvia Lospennato: ellas pisan fuerte, tienen poder y mandan en el Congreso

Con algunas concesiones, el Frente de Todos venía logrando sumar a los aliados y lograr la aprobación de iniciativas conflictivas, como la reforma del Consejo de la Magistratura.

Pero lo cierto es que, en los últimos días, por no contar con los votos para la ampliación de la Corte Suprema de Justicia, una iniciativa impulsada nada menos que por 16 gobernadores cercanos a Casa Rosada, se cayó la sesión que estaba planeada para el jueves último.

Las alarmas del oficialismo se encendieron cuando trascendió que el puntano Adolfo Rodríguez Saá, fiel oficialista, no cedería

Por no contar con los votos para la ampliación de la Corte, se cayó la sesión que estaba planeada para el jueves último.

Su postura se mantuvo firme: si el jueves se hubiera concretado la sesión en la que se votaba la iniciativa que lleva de 5 a 25 los integrantes del Máximo Tribulal, que lleva las firmas de los jefes de la bancada oficialista José Mayans y Anabel Fernández Sagasti. 

Su postura se mantuvo firme: si el jueves se hubiera concretado la sesión en la que se votaba la iniciativa que lleva de 5 a 25 los integrantes del Máximo Tribulal, el exgobernador de San Luis hubiera dado quórum pero no habría acompañado el proyecto que lleva las firmas de los jefes de la bancada oficialista José Mayans y Anabel Fernández Sagasti.

Desde su banca, habría defendido su proyecto que tiene larga data, que amplía a nueve la composición del cuerpo. La crisis política que atraviesa el Frente de Todos tras la salida intempestiva de Martín Guzmán tampoco facilitó que el puntano no cediera. "No es momento" reconocieron desde el interbloque del oficialismo: el país estaba en vilo por la tensión que vive la coalición gobernante.

  

Si Juntos por el Cambio no daba quórum, en la Cámara que lidera Sergio Massa se desplomaba la sesión en la que se aprobó una iniciativa que busca generar divisas y puestos de trabajo.

"Algunos senadores están con problemas de salud y otros para conseguir transporte", fueron la explicación oficial que dieron desde el interbloque que preside el formoseño José Mayans. Pero lo cierto es que, al menos por ahora, el debate no tiene fecha.

El margen de dónde sumar votos es escaso. Por no decir nulo. Un fiel aliado al oficialismo, el rionegrino Alberto Weretilneck  dejó en claro que no negociaría ni una coma con el oficialismo para levantar la mano en el recinto. Al igual que el puntano, "bancaría" su proyecto hasta el final.

"Pura lógica, si tienen número avanzan. Siempre se manejaron así", resumió un senador que convive con el Frente de Todos desde hace años.

A contrarreloj 

En Diputados pasó desapercibido, pero si Juntos por el Cambio no daba quórum, en la Cámara que lidera Sergio Massa se desplomaba la sesión en la que el último martes se aprobó una iniciativa que busca generar divisas y puestos de trabajo.

Tras la renuncia de Guzmán, los halcones de Juntos por el Cambio plantearon no dar quórum a la sesión que consideraron digna de Disneyland. La propuesta estuvo a punto de concretarse. Pero los números reflejaban que, si la totalidad de la bancada que reúne a 116 legisladores no decía "presente" el régimen de promoción de inversiones para la industria automotriz y autopartista peligraba.

Juntos por el Cambio dio quórum a cambio de tener tiempo para reflexionar sobre la crisis.

Los cordobeses Rodrigo de Loredo y Mario Negri, jefes de los bloques Evolución Radical y UCR, respectivamente, ¿estaban dispuestos a volver a sus provincias con las manos vacías y explicarle a un sector clave en su territorio que no habían dado quórum porque el temario no incluía la Ley de Alquileres como se argumentó? Ley que, dicho sea de paso, está trabada por diferencias en la oposición.

Juntos por el Cambio aprovechó las bajas que complicaban la puesta en marcha de la sesión. Negoció cinco minutos por bloque para "reflexionar" a propósito de la crisis del Gobierno a cambio del quórum.

Esta vez, los temas tenían la venia de Juntos por el Cambio y del Interbloque Federal por lo que la salida que le ofrecieron a Massa desde JxC fue elegante y las complicaciones pasaron inadvertidas. Pero las negociaciones son sesión por sesión.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.