MARCHA DE LA CGT

Alberto Fernández minimiza las protestas y prepara dos respuestas políticas

El Gobierno evitará confrontar con los gremios que salen a la calle a protestar. Preparan dos medidas concretas como gestos de acercamiento político.

Si bien hasta último momento el Gobierno intentó frenar la marcha con reclamos que realizará hoy la CGT a Plaza de Mayo, lo cierto es que Alberto Fernández no sólo minimizará la movilización gremial y de grupos piqueteros: como efecto respuesta el Gobierno prepara una batería de medidas tendientes a dar una señal a los trabajadores y desocupados.

La CGT emitió ayer un comunicado en el que justificó la marcha ante la "gravedad de la crisis económica y social, de origen multicausal" y exigen que haya un control a los formadores de precios para frenar la inflación. Y desde la izquierda y los movimientos sociales duros aducen que la movilización a Plaza de Mayo será en reclamo de empleo genuino y más planes sociales.

El presidente Alberto Fernández junto con los ministros Zabaleta y Katopodis

Sin embargo, el Presidente ordenó evitar una confrontación directa con estas consignas de la protesta callejera. Por el contrario, Alberto Fernández alineará a su gabinete para que haya incluso opiniones favorables a los reclamos de la CGT por la "protección integral para todos los trabajadores ocupados, desocupados y jubilados" y avalará la búsqueda de un "consenso social".

Desde lo formal, habrá un mensaje de la Casa Rosada que no será confrontativo aunque al Presidente le hubiese gustado que no haya movilización de la CGT. Incluso envió varios de sus funcionarios para tratar de frenar la movida de la central gremial.

BATERIA DE MEDIDAS

Ante los hechos inevitables de la movilización en las calles el Gobierno prepara una respuesta más pragmática. Por un lado, lanzará el decreto del programa ‘Puente al empleo' con el que oficialmente buscarán empezar a convertir planes sociales en puesto de trabajo genuino. Y por otra parte, convocará para el lunes al Consejo del Salario Básico para redefinir el piso de escalas en los sueldos.

A menos de 24 horas de la marcha en Plaza de Mayo el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, expresó ayer que "no hay que ser obtuso cuando se hacen reclamos al gobierno. Cuando se hacen con respeto, está bien que sea así", dijo. También habló de "una matriz política opositora" que promueve la protesta.

No obstante, Zabaleta prepara con la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, los alcances del decreto que llevará a las empresas a contratar beneficiarios de planes sociales para concretar el pasaje del subsidio al empleo formal. 

Los líderes de la CGT emitieron un comunicado para justificar la marcha

"Hay que mostrarle a distintos sectores de la economía de la Argentina, sectores concentrados, que necesitamos que acompañen en esta etapa, que necesitamos estabilizar la economía", dijo Zabaleta como una señal al empresariado que deberá contratar beneficiarios de planes.

En paralelo a esto, desde el Ministerio de Trabajo que lidera Claudio Moroni dijeron a El Cronista que se está organizando para el lunes la convocatoria a gremios y empresarios para el Consejo del Salario Mínimo Vital y Movil.

"Ellos (por los gremios y empresarios) los que deben proponer la actualización, el Ministerio solo actúa si hay empate, después entre ellos deben elevar la propuesta de actualización, ya que es reapertura", dijo un allegado a Moroni sobre esa convocatoria. 

El llamado al Consejo del Salario va en línea con los reclamos de la CGT y la CTA de actualizar los sueldos para enfrentar la inflación. Aunque no está claro cuáles podrían ser los parámetros de actualización.

Por ejemplo, hay sectores gremiales que piden aumentos de hasta el 90%. Incluso el histórico dirigente de la CTA Pablo Micheli exigió un reclamo en dólares ante la aceleración de la inflación y dijo que el salario mínimo, vital y móvil debería "volver a los valores que estaba cuando gobernaba Cristina (Kirchner)", al que ubicó en 500 dólares.

JUSTIFICACION A LA MARCHA

Desde la Casa Rosada hay intenciones claras de que haya un mensaje de alineamiento con algunos sectores que hoy marchas a la Plaza de Mayo. Es decir, revertir el esquema de protesta contra el Presidente por "acompañamiento" a Alberto Fernández y su gobierno en la lucha contra la inflación y los "grupos poderosos".

En este sentido, desde el Movimiento Evita alineado al Gobierno, Gildo Onorato expresó a El Cronista que la marcha de hoy "será una expresión contundente se la clase trabajadora y desde la economía popular es fundamental ser parte de esta convocatoria ya que hay que reconstruir el vínculo del Frente de Todos con los sectores populares, por eso tenemos que estabilizar la economía".

En tanto, el diputado del Frente de Todos y secretario General de la CTA, Hugo Yasky, aseguró  que "la marcha del 17 de agosto será el comienzo de un tiempo de movilización popular para enfrentar a los sectores que quieren desestabilizar el gobierno elegido por el pueblo". 

Planes sociales a trabajo en blanco: cuánto les cuesta el programa al sector privado y al Estado

Fuerzas Armadas: Defensa resiste los recortes y avanza con la compra de nuevo equipamiento militar

En rigor, la estrategia de estos sectores gremiales y piqueteros alineados a la Casa Rosada es reclamar al Gobierno que enfrente a los "sectores poderosos artífices de la desestabilización permanente". Es la cruzada que encontró un sector del oficialismo para sacar rédito de la marcha en Plaza de Mayo.

No obstante, los sectores duros de los movimientos sociales y la izquierda no comulgan con estos mensajes y, por el contrario, marcharán hoy para exigir más empleo y planes sociales a los sectores vulnerables.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios