Un puente al empleo

Planes sociales en trabajo: cómo es la iniciativa oficial que busca crear 200.000 puestos en pymes

La iniciativa, basada en un proyecto de ley elaborado por el propio ministro de Economía cuando era presidente de la Cámara de Diputaddos, saldrá por decreto, una vez que el titular de Hacienda se haya reunido con los distintos sectores involucrados en la propuesta.

Los planes sociales están, desde hace tiempo, en el centro de la escena. Defendidos por quienes los consideran una necesidad apremiante ante la falta de trabajo y la pobreza, son criticados por quienes, sin dejar de reconocer ese rol asistencial, consideran que son una traba para la creación de empleo genuino y por su impacto en el gasto público, al que le atribuyen buena parte del problema del déficit fiscal, la emisión para financiarlo y su impacto en la inflación y el endeudamiento.

En ese contexto, el ministro de Economía, Sergio Massa, desempolvó una iniciativa por la que venía batallando en el Congreso, pero cuyos principales lineamientos tendrán ahora la forma de un decreto.

De esta manera, el funcionario se encuentra junto a su equipo ultimando los últimos detalles del programa "Un puente al empleo", con el objetivo de convertir planes sociales en trabajo genuino y generar alivio económico a las MIPyMES y capacitación laboral a los empleados.

El decreto no tiene aún determinada una fecha de salida. Según fuentes oficiales, Massa pretende primero reunirse con los distintos sectores que deberán protagonizar la propuesta, en particular empresas, sindicatos y las organizaciones de la economía social, a cuya base se dirige la iniciativa.

El programa "Puente al Empleo" apunta a incorporar 200 mil trabajadores de la economía social.

"Fundamentalmente, se busca que las incorporaciones se den en empleadores de hasta 100 empleados que son el 98% del total de los empleadores según las últimas estadísticas a mayo publicadas por el boletín de seguridad social", confiaron fuentes oficiales.

El beneficio para los empleadores es, entre otros, que por un año el Estado se hace cargo de parte del salario del trabajador, mediante el aporte en dinero dela parte del plan que se mantiene.

Así, los titulares de programas sociales y de empleo nacionales vigentes que sean contratados por un empleador y que cumplan con la capacitación y los cursos de formación que se establezcan (dependiendo del tipo de empleo) podrán seguir percibiendo los beneficios y prestaciones que otorgan dichos programas por 1 año y el empleador completará el resto para llegar al salario de convenio.

El trabajador, por su parte, mantiene de manera temporal por 1 año la estabilidad del plan. Pasado ese plazo, debe decidir si mantiene el plan u opta por el trabajo formal "con obra social, ART, y todos los beneficios de estar en el mercado laboral, incluido su derecho a una indemnización futura.

"Este programa permite avanzar en sectores de la economía donde muchas veces el temor a perder el plan hace que la persona no quiera incorporarse al mercado laboral formal, como ser trabajadores del citrus, arándano, construcción, trabajadores rurales, tabaco y demás economías regionales", explicaron desde el Gobierno.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios