EFECTOS DEL COVID-19

Mala praxis, errores y contradicciones: duro informe sobre la gestión del gobierno en la pandemia

La Fundación Alem presentó un documento en el que revela detalles del plan de vacunación, la compra de insumos y ofrece duros números de los efectos que generó la cuarentena impuesta por el Presidente.

A lo largo de un extenso documento que denuncia "mala praxis", una "suma de errores" y revela con datos duros contradicciones del gobierno la Fundación Alem presentó hoy un informe sobre los resultados de la gestión de Alberto Fernández durante la pandemia de Covid-19.

En el texto de 51 páginas del documento titulado "Pandemia en Argentina, memorias de un desgobierno" al que tuvo acceso El Cronista, la Fundación Alem de extracción radical alertó que el abordaje sanitario del Gobierno ante la pandemia fue "una suma de errores, equivocaciones, contradicciones e incoherencias que derivaron en diferentes escenarios atravesados por la imprevisión y la improvisación".

La elaboración del informe fue liderada, entre otros, por el actual titular de la Auditoría General de la Nación, Jesús Rodríguez; el ex ministro de Salud durante la gestión de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein; los diputados nacionales Gustavo Menna y Mónica Marquina y la dirigente radical Lilia Puig.

Si bien el informe destaca que la Argentina hoy tiene un nivel de vacunación relativamente alto destaca que "el proceso de contratación de proveedores y de aplicación de vacunas no estuvo exento de prejuicios, imprevisiones, contratiempos y errores". Así, destaca entre estos fenómenos el caso del Vacunatorio VIP que tiene bajo investigación judicial a la actual ministra de Salud, Carla Vizzotti.

COMPRA Y ENTREGA DE VACUNAS

El documento de la Fundación Alem denunció que las compra de vacunas estuvo sellada por la concentración inicial de las compras en sólo dos o tres proveedores y se combinó con "una excesiva demora en las entregas, ralentizando la distribución y aplicación de las dosis"

Estas dificultades se morigeraron cuando, finalmente, el Gobierno se decidió a ampliar los oferentes y, más recientemente, también a empresas de Estados Unidos. Aunque se habla en el informe de cierta inclinación geopolítica por Rusia y China.

El documento presentado lanza una advertencia hacia el Presidente: "queda pendiente que las autoridades expliquen las razones reales de la severa demora para adquirir las vacunas del laboratorio Pfizer en 2020, lo que hubiera permitido contar con mayores dosis en la primera parte del año 2021 y, por ende, limitar la cantidad de casos y muertes".

Otro ejemplo de los problemas del dispositivo de vacunación que reveló el informe de la Fundación Alem es su aplicación a nivel provincial. Por ejemplo, en La Pampa, el 80,6% de la población está vacunada con dos dosis, mientras que en Misiones sólo el 45,4%. Este dato demuestra una implementación "muy heterogénea que termina incidiendo sobre la ejecución efectiva de la estrategia nacional, sin que se observe una estrategia de remediación por parte del Gobierno Nacional".

Desde este punto de vista, el documento de la Fundación Alem sostiene que el plan de vacunación "no sólo estuvo impregnado de improvisación e imprevisión en la contratación, compra, logística, criterios de distribución a las jurisdicciones y aplicación, sino que los anuncios exitistas, la opacidad, las mentiras recurrentes, la partidización en muchos distritos gobernados por el oficialismo, las contradicciones y ambigüedades, los escándalos éticos y la falta de empatía, hicieron de esta campaña un ejemplo mayúsculo de ineficiencia e ineptitud".

Así, se destaca que hoy la Argentina se encuentra en el momento más difícil de la curva de vacunación. 

A pesar que más de 80% de la población recibió al menos una dosis, 65% el esquema completo, ya se están vacunando niños y adolescentes y se están aplicando dosis de refuerzo en los grupos de riesgo, la campaña se ha ralentizado de forma preocupante.

El documento señala que Argentina hoy se encuentra en el puesto 54 y 19 de un total de 188 países de acuerdo al porcentaje de personas vacunas con el esquema completo y con la primera dosis. Hasta la fecha, se han recibido alrededor de 93 millones de dosis, 35,3% de Sinopharm, 27,0% de AstraZeneca, 20,7% de Sputnik V y 17,1% del resto (Pfizer, Moderna y Cansino).

 "Evidentemente, la ausencia de una provisión confiable de los proveedores iniciales más importantes y las restricciones sobre las combinaciones de vacunas, entre otros aspectos, se reflejaron en otras dificultades e ineficacias del proceso, como por ejemplo, el cumplimiento en tiempo y forma del esquema completo de vacunación", dice el documento. En este sentido, señala que a nivel nacional aún hay 7 millones personas que se encuentran esperando la segunda dosis.

Los mayores faltantes de segunda dosis se encuentran en Buenos Aires (2,4 millones), Córdoba (0,5 millones), Santa Fe (0,5 millones) y Mendoza (0,4 millones), jurisdicciones que en conjunto concentran más de la mitad de los 7 millones esquemas de vacunación incompletos.

Al evaluar el Monitor Público de Vacunación que resume la información diaria del proceso de vacunación como una base de "datos abiertos" el documento de la Fundación Alem alerta que el formato de acceso es muy poco amigable para el usuario no especializado o sin conocimiento en el manejo de datos masivos, lo que limita la disponibilidad efectiva de información relevante. 

Además, sostiene, la información sobre las dosis aplicadas se corrige diariamente, modificaciones que abarcan un plazo de revisión de los meses previos. Por otro lado, no hay un registro oficial con el detalle actualizado de los arribos y las entregas de vacunas por parte de cada proveedor; tampoco, del stock de vacunas sin aplicar. 

"En realidad, la información de la llegada de las vacunas se difunde de manera parcial y dispersa. También se observan casos de inconsistencias, ya que diferentes fuentes oficiales reportan registros distintos para un mismo indicador", detalla.

CUARENTENA Y POBREZA

Con 232 días corridos de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), la Argentina registró un nivel de confinamiento 40% superior al promedio mundial, según el Índice de Confinamiento construido por la Universidad de Oxford, sostiene el informe hoy presentado.

Así, el PIB cayó en promedio 9,9% en 2020, triplicando la retracción de la actividad económica mundial. Además, Argentina fue el país donde la tasa de pobreza registró el mayor aumento con respecto a la situación pre pandemia. 

Puntualmente, el documento de la Fundación Alem sostiene que en nuestro país se registró un aumento de 9,8% de la pobreza y creció de 27,2% a 37,0% entre 2019 y 2020. Este incremento triplica el aumento promedio de 3,2% de los 17 países de la región analizados.

En relación a la cuarentena y sus efectos, el documento sostiene que la Argentina se encuentra entre los primeros países de la región con mayor cantidad de días sin clases presenciales, superando el promedio de América Latina de 300 días, de acuerdo con los índices de la OCDE.

En este sentido, se alerta que con una realidad de suspensión de la presencialidad educativa extendida en el tiempo, a mediados del 2020 no existió una evaluación anticipada de los efectos del cierre de escuelas en un sistema desigual, y por tanto, se subestimó el impacto de la pérdida educativa, así como también de la economía bajo el argumento de la salud como única prioridad, cuando ya en el mundo había convencimiento de que la educación debía ser una de las primeras actividades que comenzaran a funcionar, ya que el cierre prolongado deja efectos graves muy difíciles de remontar.

"Esos efectos en el ánimo de los chicos argentinos empezaron a hacerse más evidentes después del receso escolar de invierno de julio 2020", sostiene el documento. Y advierte que la brecha digital también involucra la disponibilidad de dispositivos. En 2020 el 63% de los hogares con niños tenía computadora, aunque sólo el 40% de los hogares más pobres, y en los hogares de mayores ingresos, la cifra ascendía al 94%. 

Para más de la mitad de los estudiantes del país (56%) el celular era la única herramienta con la que se contaba para mantener la conexión educativa. Y tres de cada cuatro alumnos estudiaban con dispositivos tecnológicos de uso común en el núcleo familiar. 

Mientras que en el sector privado aproximadamente el 90% de las escuelas mantenía contacto con sus estudiantes más de una vez por semana, en las escuelas estatales ese vínculo alcanzaba un 70%.

Así, Argentina se ubicó entre los países con mayor cantidad de días con escuelas cerradas, restricciones menores a las de Costa Rica y México, pero más prolongadas que en Chile, Colombia y Brasil.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios
  • RT

    Roberto Tamer

    13/12/21

    La cuarentena inútil le provocó un daño irreparable a la República. Con el artilugio de la salud destrozaron la economía. La enorme desocupación es consecuencia de ese capricho. Por eso perdieron las elecciones.

    0
    0
    Responder