ATAQUE A LA COMITIVA PRESIDENCIAL

La Casa Rosada le suelta la mano a Arcioni con una provincia en ebullición

Mientras desde Chubut apuntaron contra la seguridad del jefe de Estado y detuvieron a cinco personas, el ministro del Interior De Pedro reprochó que el gobernador no había sido invitado al acto.

Mariano Arcioni repitió un clásico provincial: el "delfín" que terminó enfrentado a la jefatura política que lo llevó al poder. En su caso, en Chubut, la sucesión fue traumática por la muerte de Mario Das Neves. Con un peronismo doméstico en ebullición, el ex vicegobernador llegó al principal sillón de Rawson como emergente de esa interna. Y con apoyo nacional: el de un Sergio Massa que ahora debe desconocerlo.

Como parte del ahora oficialismo, se plegó al scrum de gobernadores con el que le gustaba mostrarse a un Alberto Fernández en campaña. Por lo bajo, desconfiaban de él por comandar una provincia en ebullición. La pandemia marcó un impasse en los múltiples conflictos salariales de todas las ramas estatales en un distrito petrolero que, sin fondos, busca ahora una nueva forma de ingresos, con sesiones que se convocan pero se van cayendo: una megaminería que, en una provincia con años de militancia ecológica, ni Das Neves en el cenit de su autoridad logró aprobar.

Este fue el prólogo de un enojo anunciado. Los voraces incendios que sufre la provincia ya no son una mera metáfora. "Siempre supimos lo que era, pero con esto se nos acabó la paciencia". La frase pronunciada en el Ministerio del Interior ayuda a contextualizar los duros tuits de Eduardo "Wado" de Pedro contra Arcioni, aún más que los piedrazos que recibió la comitiva presidencial en Lago Puelo el sábado.

"No estaba prevista la presencia del gobernador (en la visita por los incendios en la comarca andina). Sabíamos que eso iba generar malestar y enojo, debido a la gran cantidad de problemas sin solución que acumula la provincia", le dedicó, sin anestesia, el funcionario que recibió varias veces al mandatario provincial para girarle fondos nacionales. Sin ir más lejos, Arcioni estuvo el último 21 de enero con Fernández, poco antes de lograr que un viaje del ministro de Educación, Nicolás Trotta, destrabara el inicio de clases con un conflicto que ya llevaba tres años.

El malestar oficial fue in situ. Con los vidrios de la camioneta rotos, Fernández ordenó cancelar la conferencia y apartó al gobernador de la burbuja presidencial. "Los violentos tiran piedras, nosotros vacunamos", se jactó el Presidente hoy desde Almirante Brown al referirse por primera vez en público al tema.

Completó De Pedro: "En lugar de reconocer su responsabilidad en los hechos de violencia, el gobernador elige atacar al intendente de Lago Puelo, que está trabajando junto al Presidente para asistir a la comunidad". No sólo la interna local se hace sentir: el asesor presidencial Julián Leunda se mueve ya como candidato para la intendencia de Comodoro Rivadavia, pago chico de Arcioni.

Más allá de que los asambleístas antiminería acusan a "infiltrados" por los piedrazos, después de culpar a la seguridad presidencial por el fallido operativo, el gobierno de Chubut detuvo ayer a cinco personas que, después, fueron liberadas.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • RF

    Roberto Farias

    15/03/21

    Estos tipos son de manual kirnerista, es muy cara Arcioni para mantenerlo y no hay peor cosa en el gobierno que les saques la de ellos para donarla a chubut.

    pero son una manga de hdpts, no solo los fernandez, sino todas las sabandijas que los secundan, no estan dejando a un gobernador que se joda, lo estan haciendo con los habitantes de Chubut

    Comodoro se va prender fuego, pobre gente

    Ver más

    1
    0
    Responder