De Aduana al BCRA

Un año de SIRA para importaciones: los resultados que arrojaron los controles

La herramienta generó cruces entre privados y públicos y se convirtió en uno de los ejes de la política económica de Sergio Massa para "cuidar los dólares"

En esta noticia

Mientras crece la expectativa de que se agilicen autorizaciones en el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA), tras la activación del swap con China por u$s 6.500 millones, a un año de su lanzamiento, especialistas analizaron el funcionamiento de la herramienta y los cambios que introdujo.

La plataforma surgió para administrar las operaciones de importaciones en un contexto de extrema escasez de divisas en el Banco Central y casi al unísono del primer esquema de incremento exportador, el "dólar soja" que impulsó la liquidación récord del sector que comenzaba a sufrir la sequía "histórica".

En ese contexto crítico y con una brecha promediando el 100%, la administración del comercio internacional para evitar maniobras de sub y sobre facturación se volvió un eje en la política económica que encabezó Sergio Massa.

Sin embargo, y pese a que el volumen de importaciones no mostró una abrupta caída en general, el incremento de la demanda de más de 20.000 empresas registradas en SIRA, al día de hoy genera tensiones y "cruces" entre el sector privado que reclama por los distintos "cepos" para acceder a divisa oficial y el público que se esfuerza por "cuidar los dólares".

Volumen vs precio

En ese sentido, en los primeros nueve meses del año, el déficit de la balanza comercial rozó los u$s 7.000 millones, mientras que en el mismo período de 2022, se había alcanzado un superávit de más de u$s 2600 millones.

Entre enero y septiembre, según el Informe Intercambio Comercial Argentino (ICA) las exportaciones argentinas totalizaron u$s 51.196 millones, lo que refleja una retracción de 23,9%, mientras que las importaciones demandaron u$s 58.156 millones, con una caída de 10,1%.

En el caso de las exportaciones el ingreso de divisas se ve afectado tanto por el menor volumen de despachos del sector agroindustrial como por los precios internacionales a la baja; sin embargo, del lado de las importaciones lo que más pesa es la disminución de precios y no la perdida de volumen.

 "Como también había ocurrido en el mes de agosto aún pese a las restricciones aplicadas vía SIRA los volúmenes importados volvieron a mostrar un incremento en la comparación interanual de 2,7%", destacó el último informe de Abeceb.

En septiembre, las mayores caídas se registraron en las importaciones de Combustibles y lubricantes (-42,6% ia) que descendieron "fuertemente" tanto por los menores precios internacionales -fundamentalmente del gas- como por las menores cantidades importadas de gas tras la inauguración del Gasoducto Néstor Kirchner.

Los bienes intermedios, según Abeceb, anotaron una caída en sus valores importados de 12,4% en la comparación anual en septiembre, afectados principalmente por los menores precios internacionales (-17.7% ia) en tanto las cantidades importadas crecieron 6,7% ia.

En tercer lugar, el informe señaló que las importaciones de bienes de consumo registraron un descenso interanual de 8,4% en septiembre mientras que las compras de bienes de capital mostraron la caída más moderada, de 2,5% ia, a partir de una disminución en las cantidades (-3,3% i.a.).

Por último, destacó el "alza fenomenal" del 95,3% i.a en las importaciones de Vehículos Automotores, por un aumento en las cantidades del +90,6% i.a. 

En este punto, la consultora que dirige Mariana Camino apuntó al "proceso de normalización", tras el desplome del 85% que se había registrado en el bimestre julio - agosto, con vehículos que se habían acumulado y demorados en aduana mientras el Gobierno negociaba el ingreso a Precios Justos de las automotrices.

Trabas, restricciones y atrasos

En los últimos días el nivel global de aprobación de SIRAs se ubicó en el 70% y si se quitan las anuladas asciende al 88%, señaló Eduardo Rotbard, titular de IntegraComex, pero aclaró que "hoy los datos no son relevantes porque la problemática está en el pago".

El especialista marcó que en el último mes "levemente" el nivel de autorizaciones mejoró. En las dos primeras semanas de octubre, los lunes (2 y 9) fueron los de mayores aprobaciones explicó y destacó una variación de 3% tanto en las empresas que tienen todo aprobado que subió a 35.4% como las que no lograron ningún permiso que bajaron a 46%.

Sin embargo, según  Rotbard, la situación real la refleja el cambio de fechas en el acceso al MULC que afectó casi al 90% de los 5.300 CUITs que procesa -25 % del mercado- mientras que el 5,1% fueron bloqueados y el 5,5% adelantados.

Por último, el consultor marcó que en la última semana las aprobaciones con giro de divisas (dólares propios) subieron del 9 al 13%; mientras aquellas con dólares de terceros bajaron de 18 a 0% y del 14 al 9% las autorizaciones para cancelar importaciones con giro de divisas del exterior.

A continuación, Yanina Lojo, especialista en comercio internacional, reforzó que la preocupación hoy se concentra en el crecimiento de la deuda por importaciones del sector privado que alcanza los u$s 43.000 millones en bienes y u$s 10.000 millones en servicios, aproximadamente.

"Este nivel de deuda duplica el monto que en años de cepo se ubicó en torno a los u$s 20.000 millones", marcó y reiteró que el problema actual no se encuentra en SIRA sino en lograr pasar la validación de pagos en la Cuenta Corriente Única de Comercio Exterior (CCUCE) que depende de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

"Incluso -agregó- empresas que estuvieron operando en zona franca, en los últimos días, se encontraron con que ya no tienen cupo".

En los últimos diez días, los errores en CCUCE son "innumerables" lo que hace "muy difícil la validación de pagos", dijo y se refirió a los cambios en la normativa a partir de noviembre. Principalmente, un nuevo requisito que afecta a los productos que tienen vinculados reglamentos técnicos.

Por último, respecto a los errores 46/47 afirmó que comenzaron a resolverse casos y dijo que la única vía es presentar una Multinota Electrónica Aduanera (MUELA) en el Sistema Informático de Trámite Aduanero (SITA). 

Último tramo

Con todo, por la situación de las reservas en el BCRA y las fuertes presiones cambiarias que continuarán al menos hasta el próximo balotaje, desde Abeceb estiman que "el cepo importador seguirá endureciéndose".

En este sentido, reflejaron el caso de los insumos químicos que "solían tener sus SIRAs criticas aprobadas el día 10 de cada mes para poder efectuar su planificación mensual de la producción y están teniendo aprobaciones muy parciales". 

El mismo patrón lo observaron en sectores como el alimenticio e incluso en salud, donde "crecen los faltantes".

Temas relacionados
Más noticias de Importaciones

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • GB

    GABRIEL BAEZ

    25/10/23

    Situación insólita y catastrófica, digna del peor país soviético

    0
    0
    Responder