ACUERDO CON BONISTAS

YPF liberó su caja para invertir u$s 2700 millones y crecer en Vaca Muerta

La petrolera con mayoría estatal desembolsará este año u$s 1100 millones más que en 2020. Acelerará en la formación neuquina para producir más petróleo y gas.

El acuerdo que cerró este fin de semana YPF con sus acreedores más duros para reestructurar una parte de su deuda le permitirá a la petrolera con mayoría estatal liberar sus obligaciones financieras más próximas y volcar los fondos a inversiones, en pos de aumentar la producción de petróleo y gas, con especial foco en la formación neuquina Vaca Muerta.

A lo largo de 2021, YPF invertirá u$s 2700 millones en todas sus actividades, un monto superior en más de u$s 1100 millones a los que desembolsó el año pasado, signado por la pandemia y todos sus efectos (reducción en la circulación de bienes y personas y desplome en el precio internacional del petróleo crudo).

Se trata de un salto de 73% interanual, y se logrará en parte por los más de u$s 200 millones que se ahorrará la petrolera al canjear su Obligación Negociable (ON) más corta, que vence el 23 de marzo

Casi la mitad de las inversiones que la firma anticipó a sus acreedores hace dos semanas se destinarán a la producción no convencional, basada en Vaca Muerta: hacia allí irán u$s 1300 millones, con un incremento anual de 116%, para primero frenar el declino de su producción y después estabilizarla.

En el promedio del año, YPF planea producir unos 208.000 barriles de petróleo crudo por día y aproximadamente 35 millones de metros cúbicos de gas natural por día, un rango similar al del año anterior.

Los efectos del canje trascienden este plan de inversión. El 80% de los ingresos de la compañía se originan mediante las ventas de combustibles, por lo que los nuevos fondos con los que cuente YPF en adelante (ya sea por una mejora en las cantidades, después de un 2020 con una caída cercana al 20% interanual; o por aumentos en los precios, como sucede todos los meses desde agosto del año pasado) ya no se destinarán principalmente a pagar deuda sino a recuperar el protagonismo en la producción petrolera.

Los detalles del canje

YPF reestructura 7 de sus 9 emisiones internacionales de deuda, por un total de u$s 6227,6 millones.

El acuerdo alcanzado este fin de semana con el grupo Ad Hoc, integrado por 13 fondos (entre ellos, Fidelity, BlackRock, Ashmore, Wellington y Amundi) y representado por Clifford Chance y Bomchil, habilita a un canje exitoso en la ON Clase XLVII que vence el mes que viene por u$s 412,6 millones.

La adhesión hasta el viernes pasado era del 14,18% en este bono, según información oficial que brindó la empresa a la Comisión Nacional de Valores (CNV) y a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA). 

Sobre esta ON Clase XLVII, la última propuesta oficial (la cuarta, con una tercera mejora) es pagar en efectivo -cash- a quienes adhieran el 37,5% de capital y 3,3% de intereses, lo que suma u$s 168 millones. Además, entregará un nuevo bono a 2026 por u$s 699 por cada u$s 1000 de valor nominal.

Puntualmente YPF hizo un rebalanceo, ya que la anterior oferta era de u$s 283 en cash (25% de capital y 3,3% de intereses sobre el total de la emisión) y u$s 824 en nuevos bonos.

La propuesta fue acercada por los acreedores y el Directorio de YPF la aprobó el domingo a última hora.

De esta forma, se garantizó la aceptación del 45% que tiene el Grupo Ad Hoc y del 25% que tiene el SteerCo (que cuenta, entre otros, a Oaktree Capital), representado por Dechert LLP y Dla Piper, con lo que la adhesión final, al cierre de la propuesta -este miércoles 10- rondaría el 85%.

El Banco Central (BCRA) solo le puede vender a YPF hasta u$s 165 millones, equivalente al 40% del capital de la Obligación Negociable próxima a vencer, debido a la restricción al acceso a dólares para las empresas privadas que se materializó en septiembre de 2020 con la Comunicación "A" 7106 y que obligó a decenas de compañías a reestructurar sus deudas.

Por esto, la propuesta de YPF necesita un mínimo de adhesión del 96% para cumplir con esta limitación del BCRA. Si tiene un 85% de aceptación, la petrolera necesitará u$s 28 millones extra (new money) para abonar el capital, que deberá conseguir por alguna de estas vías:

  • Nueva deuda en dólares (hard currency) con el mercado financiero, a una tasa que podría ser cercana al 10% anual.
  • Un préstamo sindicado bancario concedido por el Citigroup, el Itaú, el HSBC y el Santander, bancos que actúan como colocadores internacionales de la operación.
  • Un waiver del BCRA, teniendo en cuenta que YPF ya reestructuró esta ON 2021 a mediados del año pasado, y que bajó de u$s 1000 millones a u$s 412,6 millones (con un 58,7% de participación) el compromiso financiero.


El Cronista consultó con dos de estos bancos mencionados, que declinaron de hacer comentarios. Asimismo, una fuente del BCRA señaló que ve "difícil" hacer una excepción para YPF, pero que la reciente Comunicación "A" 7218, emitida el jueves 4, permite "acompañar a YPF en la estrategia que sea más conveniente para el mercado de cambios y para la compañía".

Esa regla habilita que personas jurídicas con dólares en el país puedan suscribir hasta un 25% de la emisión de una ON de empresas exportadoras en el exterior, siempre que ese instrumento se emita a no menos de 5 años y el primer pago de capital se concrete como mínimo a los 3 años.

"Esto es para garantizar la generación de los dólares que se van a usar para pagar deuda. El total de la emisión de la ON debe ingresar al país", explicó esta fuente de la autoridad monetaria.

Participación

La adhesión al canje llegaba al viernes a un 30% en conjunto, según una fuente cercana al proceso. En la etapa temprana (early bird), que había culminado el 21 de enero, había licitado sus tenencias el 13% de los acreedores.

Estas son las cifras parciales hasta el viernes 5 de febrero, que se elevarán al cierre del canje:

  •  Participó el 42% de los tenedores de la ON Clase XXVIII, con vencimiento el 4 de abril de 2024 por u$s 1522,1 millones. Esta ON tiene una primera amortización por u$s 507,3 millones el año próximo.
  • Adhirió el 34,40% de los acreedores de la ON Clase XIII, que vence el 23 de marzo de 2025 por u$s 542,8 millones. Este bono fue el que se usó en julio del año pasado para reestructurar la ON 2021 original por u$s 1000 millones.
  • Aceptó el 23,93% de la ON Clase XXXIX, por u$s 1500 millones a julio de 2025.
  • Entró el 18,61% en la ON Clase LIII, por u$s 1000 millones a julio de 2027.
  • Ingresó el 19,64% en la ON Clase I, por u$s 500 millones a junio de 2029.
  • Licitó el 27,26% en la ON Clase LIV, por u$s 750 millones a diciembre de 2047.


El total informado públicamente arroja u$s 1732,25 millones sobre u$s 6227,6 millones, el equivalente a un 27,8% en conjunto.

YPF requiere el aval de un 50% en cada serie para concluir con sumo éxito la reestructuración de deuda privada más grande de la historia de la Argentina.

No obstante,  una fuente al tanto de las negociaciones concentró su mirada en que si la petrolera obtiene la adhesión de más de la mitad de los bonistas en las tres ON próximas (2021, 2024 y 2025), libera el 50% de su carga financiera, lo cual hablaría de una operación exitosa.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios