Criptomonedas: más allá de la especulación y las ganancias rápidas

En los últimos años es cada vez más habitual hablar sobre criptoactivos. ¿Tiene usted criptomonedas? ¿Sabe cómo funcionan? Y, la pregunta principal: ¿conoce la base detrás de ellos?

Personas de todo el mundo compran y venden criptomonedas a diario, a menudo sin informarse previamente, lo cual es muy peligroso.

Las criptomonedas están más en boga que nunca. Escuchamos y leemos sobre ellas en todas partes. Las personas sienten la obligación de poseer unidades de estos activos, a menudo por temor a quedarse fuera (síndrome FOMO), otras por referencias de amigos, o por anuncios vistos en sitios web y redes sociales. Pero, lamentablemente, en muy pocas ocasiones se las obtiene por el propósito fundamental que motivó su creación.

Simplemente basta con mirar los videos de YouTube de influencers o asesores financieros que muestran gráficos alcistas y posibilidades de ganancias y, en los comentarios, personas que preguntan si "vale la pena comprar la moneda X, Y o Z".

Concepto de monedas alternativas

Las monedas alternativas están más presentes en nuestras vidas de lo que pensamos, aunque no seamos conscientes de ello. Las tarjetas de crédito ofrecen millas de aerolíneas y programas de beneficios, las estaciones de servicio ofrecen puntos y varios otros ejemplos de empresas que ofrecen algún tipo de valor virtual para un propósito específico son fáciles de encontrar en nuestra vida diaria.

Las cinco inversiones que recomienda el gurú financiero de 21 años que es furor en las redes

Es importante entender que los miles de criptoactivos existentes, también conocidos como criptomonedas, tienen fines específicos, ya sean financieros, utilitarios, sociales -entre otras funcionalidades-, con la adicional gran ventaja de ser mucho más seguras, transparentes y democráticas. Fundamentalmente, ninguna institución central tiene el poder de controlar o decidir quién puede y quién no puede tenerlos o cobrar impuestos sobre ellos.

Las criptomonedas funcionan en una red descentralizada conocida como blockchain. Eso permite a sus usuarios ser los únicos responsables de la posesión de sus claves privadas, que dan acceso a transacciones en una billetera específica. Todo el proceso se vuelve privado y justo, de hecho, ya que usted es el propietario real y único de sus activos. Esto significa que no depende de ninguna institución centralizada para decidir cuánto y cómo puede usarlos.

Ya es inevitable: está surgiendo una nueva generación web y con grandes noticias. La Web 3.0 será descentralizada, democrática y devolverá el poder a sus usuarios.

Entonces, lo mejor que podemos hacer es comenzar hoy mismo a comprender cómo funciona todo. No está mal aprovechar las oportunidades de compra y venta de activos, pero también es importante informarse, estudiar y comprender que cada token o criptomoneda existe para uno o más propósitos. Probablemente, la próxima generación ya tendrá todos estos conceptos implícitos en sus vidas, y el mundo financiero e Internet funcionarán de una manera totalmente diferente a cómo lo hacen hoy. ¿Está preparado para esto?

Tags relacionados

Comentarios

  • HE

    Hugo Eschudi

    Hace 18 días

    Super interesante el artículo. Las economías descentralizadas llegaron para quedarse y poco a poco todo un mercado comienza a florecer. En Villa Gesell por ejemplo hay un restaurant, que creo es el primero y único por ahora, que acepta como medio de pago cryptomonedas a través de Binance Pay. Se llama Restaurant La Delfina. Y se como bien.

    0
    0
    Responder